La psoriasis invertida

La psoriasis invertida, también conocida como inversa, flexural o intertriginosa, se caracteriza por la aparición de manchas en zonas del cuerpo por lo general no expuestas al aire y a la luz.

Es un tipo poco común de la enfermedad, que afecta sólo entre el 2% y el 6% de los pacientes.




En algunos casos, se presenta con brotes localizados de duración determinada que incluso pueden desaparecer solos.

Las zonas más afectadas son: las axilas, la ingle, la parte inferior de los senos, las membranas entre los dedos, los pliegues alrededor de los genitales, el ano, la parte posterior de las orejas, el interior de los oídos, los párpados y las comisuras de los ojos.

psoriasis invertidaA menudo son zonas intertriginosas, o sea, que están expuestas al roce con otros pliegues de la piel, de ahí su nombre.

Las lesiones de la psoriasis invertida suelen ser lisas, brillantes, rojizas, flexibles, sin escamas y pueden causar grietas en los pliegues de la piel, que en algunos casos llegan a sangrar.

Debido a su ubicación en zonas sensibles, es muy frecuente la irritación provocada por el roce y la sudoración, con bastante picazón y escozor, lo que empeora las erupciones.

Este es un tipo de psoriasis bastante común en personas con sobrepeso.




Esta característica se debe a los pliegues de la piel que se forman por el exceso de grasa en ciertas zonas del cuerpo, tales omo el vientre, la espalda y el interior de los muslos.

En ciertos casos, las lesiones también pueden aparecer en el cuero cabelludo, pero en una manera más leve que en la psoriasis en placa.

Tratamientos para la psoriasis invertida

Como este tipo de psoriasis afecta zonas sensibles del cuerpo, su tratamiento puede ser bastante complicado.

No se aconseja el uso de productos de uso tópico con corticoides potentes, pues pueden afinar la piel.

Cuando esto ocurre en zonas de pliegues o que sometidas a rozamiento, puede ser bastante problemático.




El tratamiento sistémico (por vía oral o inyectable) no se justifica, pues por lo general las zonas afectadas son bastante reducidas en comparación con otros tipos de psoriasis.

La fototerapia, en cambio, se ha demostrado efectiva para tratar la psoriasis inversa.

Pero como las lesiones normalmente se encuentran en zonas de difícil acceso, no expuestas a la luz solar, se hace necesario el uso de aplicadores de precisión.

La fototerapia de rayos UVB de banda estrecha suele ser especialmente efectivo.

Además, el tratamiento con láser de excímeros, que emite una radiación ultravioleta de alta intensidad, ofrece muy buenos resultados luego de 3 semanas de aplicación.

Muchas veces la psoriasis invertida puede ser confundida con un problema de piel diferente, como una infección por hongos o una simple sequedad de la piel, por eso es recomendable que se consulte un especialista.

Colaboración: Jorge, de Remedios naturales para la psoriasis.

Esperamos que te hayan sido útiles estas informaciones sobre la psoriasis invertida.

También puede interesarte:

La psoriasis gutatta.

Basta de psoriasis


¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

Deja aquí tu pregunta o comentario:

ATENCIÓN: antes de enviar tu pregunta o comentario, lee atentamente nuestra Política de Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *