¿Es verdad que el herpes tiene cura?

Actualizado: 17/08/2017

La medicina convencional occidental (alopática) aun no ha encontrado una cura definitiva para el herpes.

Los medicamentos químicos hasta ahora descubiertos sólo sirven para atenuar los síntomas de esta afección y también reducir la duración de los brotes, pero no logran curar el herpes y evitar las recurrencias.

Sin embargo, la medicina natural alternativa proporciona algunas soluciones efectivas para tratar esta dolencia que tanta preocupación causa a quien la padece.

¿Es cierto que el herpes tiene cura natural?

Antes de continuar, cabe destacar que, si has sido infectado(a) por el HSV y tienes un sistema inmunitario que funcione de forma apropiada, probablemente nunca desarrollarás la enfermedad.

el herpes tiene curaEn este caso, tus propias defensas se encargarán de combatir e incluso destruir el virus activo.

Significa que, si te han contagiado, ya sea a nivel genital u oral, pero trabajas en el fortalecimiento de tus defensas, es muy probable que nunca tengas un brote en toda tu vida.

Lo antes dicho puede lograrse principalmente por medio de lo siguiente:

– una alimentación equilibrada, con todos los grupos de nutrientes que el organismo necesita;

– el consumo de ciertas hierbas medicinales;

– un estilo de vida sin estrés;

– una actividad física frecuente y moderada.

De hecho, varios estudios ya han mostrado que por lo general es en los episodios más estresantes y de fuerte tensión que los brotes aparecen.

Todo indica que eso sucede porque el estrés aumenta la producción de radicales libres, consumiendo buena parte de nuestras reservas de nutrientes fundamentales para el correcto funcionamiento del sistema inmunitario.

Por supuesto que en algunos casos tal vez el virus permanezca silenciosamente durante un buen tiempo en el organismo, pero las defensas evitarán que se manifieste.

Eso representa otra gran ventaja, porque de esta forma las posibilidades de transmitir el virus disminuyen drásticamente.

A propósito, cabe destacar que es especialmente durante los brotes que la transmisión ocurre con más facilidad, ya sea durante una relación sexual o cualquier otro tipo de contacto directo con las llagas.

El poder de nuestro sistema inmunitario

Uno de los conceptos fundamentales que hay que entender es el siguiente: la mayor parte de nosotros nace con un sistema inmunitario poderoso.

Nuestras defensas naturales son capaces de hacerle frente y derrotar a cualquier microorganismo que ponga en peligro nuestra salud.

El problema es que muchísimas personas llevan una vida completamente desordenada:

– su alimentación es equivocada y desbalanceada,

– no beben agua en cantidad suficiente,

– tienen adicciones como el alcohol y el tabaco,

– viven estresados,

– no practican actividades físicas.

De esta manera, destruyen una de las cosas más valiosas que la naturaleza les proporcionó: sus propias defensas.

Es así como se enferman y entran en un círculo vicioso del que difícilmente logran salir:

Enfermedad -> fármaco -> efectos secundarios -> otro fármaco -> más efectos secundarios y así sucesivamente…

En cambio, la medicina alternativa nos ofrece plantas y combinaciones de las mismas que actúan como remedios naturales, ayudando a tratar varias enfermedades, entre ellas el herpes, sin los efectos secundarios de los fármacos.

Te invitamos a que visites nuestra sección “Herpes”, donde encontrarás varios tips y consejos que podrán ayudarte.

Además, conocerás algunos cuidados básicos que deberás tener para no contagiarte con el virus o, si ya lo tienes, para no transmitírselo a otras personas.

Esperamos que estas informaciones sobre si el herpes tiene cura te sean de ayuda y esperanza.

También puede interesarte:

Un tratamiento natural para el herpes.

Cómo se contagia el herpes.

Loading...
¿Te gustó este artículo? Ayúdanos a divulgarlo, ¡gracias!
68 Comentarios

Deja aquí tu comentario:

Antes de enviar una pregunta, lee nuestras Reglas Para Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *