Causas del herpes labial, signos y cómo se transmite

Actualizado el 02/06/2017

En este artículo, te daremos a conocer los principales signos y las más frecuentes causas del herpes labial. Además, verás las formas más comunes de transmisión de la enfermedad.

El herpes labial, también conocido como bucal, oral o febril, se manifiesta desarrollando pequeñas y dolorosas lesiones en la zona de la boca.

Cabe destacar que éste es uno de los tipos más frecuentes y contagiosos de esta terrible enfermedad. En la mayor parte de los casos, es causado por la infección del virus herpes simple tipo 1 (HSV-1).

No obstante, también puede ser ocasionado por el tipo 2 del virus, el denominado HSV-2, que generalmente ocasiona la enfermedad en los genitales. Más adelante te daremos más información acerca de cómo esto es posible.

Según estadísticas, aproximadamente el 80% de los casos de herpes labial se debe al HSV-1 y el 20% restante al HSV-2.

Las principales características del herpes labial

Del mismo modo que ocurre con las otras clases de la enfermedad, su característica principal es la aparición de dolorosas y pequeñas llagas o ampollas.

Sin embargo, cabe destacar que en muchos casos la infección inicial del virus no presenta ningún síntoma visible.

Esto se debe a que el virus puede permanecer latente en los tejidos nerviosos por un cierto tiempo, que puede ser desde algunas semanas hasta varios años, o incluso nunca manifestarse.

Este período de latencia generalmente termina cuando algún factor disparador (como un período de fuerte estrés, por ejemplo) debilita el sistema inmunitario, permitiendo que la enfermedad se manifieste.

Estadísticas muestran que aproximadamente el 80% de las personas infectadas son parte de este grupo.

El 20% restante de los pacientes desarrolla la enfermedad y suele presentar heridas en los labios u otras partes de la boca.

A propósito, las lesiones pueden extenderse de los labios a otras regiones de la cavidad bucal, tales como la lengua, el paladar, las encías y la faringe. Eso sin mencionar la cara y el cuello en algunos casos.

Los signos del herpes oral

Cuando ocurre por la primera vez (infección primaria), el herpes labial se presenta de manera mucho más fuerte que en las recaídas y puede manifestar los siguientes signos, antes de aparecer las lesiones:

– Hormigueo y comezón en la zona afectada;

– Fuerte inflamación de los ganglios linfáticos del cuello;

– Dolor de garganta;

– Fiebre, que puede extenderse por unos 5 días o más.

Luego de pasada esta primera etapa, surge el primer brote con estas características:

– Erupciones y pequeñas ampollas conteniendo un líquido claro y amarillento, que luego se romperán y drenarán;

– Llagas dolorosas en los labios y alrededor de la boca, pudiendo salir también en las encías y otras partes de la cavidad bucal;

– Costras que se forman al cabo de unos días y que luego se desprenderán, hasta que finalmente la piel se cicatrice, volviendo a presentar su aspecto normal.

En una infección primaria, todo el ciclo puede durar de 2 a 3 semanas (depende del sistema inmunitario del paciente), luego de las cuales el virus se alojará en una raíz nerviosa próxima, donde permanecerá inactivo hasta que ocurra el próximo brote, por lo general en el mismo lugar.

Cabe destacar que las recurrencias suelen durar menos tiempo y las lesiones no son tan graves como en la infección primariacausas del herpes labial

¿En cuánto tiempo aparecen las ampollas?

Luego del contagio, el período de incubación del virus suele variar de 2 a 10 días en promedio, al cabo del cual aparece el primer brote. En muchas personas las heridas aparecen en los 2 a 4 días iniciales.

Sin embargo, debemos recordar que esto no es una regla.

Es importante destacar que buena parte de los pacientes infectados desarrolla anticuerpos que los protegen contra el virus.

De esa manera, no desarrollan ninguna clase de síntomas, por lo menos durante algún tiempo.

Como ya mencionamos, el virus puede permanecer sin manifestarse por un cierto tiempo en los tejidos nerviosos. Los anticuerpos son los responsables de que esto suceda.

Conoce las causas del herpes labial

En la mayor parte de los casos, el contagio ocurre por contacto directo con la zona infectada de otra persona, o incluso con la saliva de la misma.

Como veremos a continuación, el herpes labial puede propagarse de varias maneras, pero en los adultos la forma más común es por el beso.

No obstante, el contacto indirecto también es posible

Es decir, la transmisión del virus también puede ocurrir al usar objetos que hayan estado en contacto con los labios u otras zonas infectadas de un paciente, tales como toallas, hojas de afeitar y utensilios de cocina, entre otros.

Pero permítenos recalcar que en esos casos la transmisión sólo será posible si dichos objetos hubieran sido usados muy recientemente por la persona que tiene la infección, pues el HSV sobrevive por poco tiempo fuera del cuerpo humano.

Por otra parte, es necesario mencionar que existen situaciones en que el contacto oral-genital puede ser la causa de la transmisión del HSV-1 a la boca, o viceversa, del HSV-2 a los genitales.

Asimismo, está demostrado que una parte de los contagios ocurre en la infancia, pues el contacto con las secreciones orales es muy frecuente en esta etapa de la vida.

Cabe destacar que, cuando las heridas están visibles, la cantidad de virus en la boca puede aumentar hasta 1000 veces.

Está claro que las probabilidades de transmisión en esos momentos aumentan de forma muy significativa.

causas herpes labial

¿El herpes labial puede transmitirse cuando no hay lesiones visibles?

Este es un asunto bastante polémico que verdaderamente preocupa a muchísimas personas.

No obstante todo lo mencionado anteriormente, es imprescindible tener mucho cuidado, porque este tipo de la enfermedad no se transmite sólo durante las crisis.

En algunos casos, el virus puede permanecer en la saliva del paciente por un cierto tiempo, manteniéndolo como un foco de contagio aunque no presente lesiones visibles.

Según estudios, si eligiéramos de forma aleatoria 100 pacientes portadores del HSV-1 sin ningún síntoma de la enfermedad, podríamos encontrar el virus en las secreciones orales de hasta 15 de ellos.

Los factores disparadores

Existen ciertos factores que normalmente afectan las defensas o el sistema hormonal y que pueden tener un efecto disparador para el aparecimiento de los brotes:

– Estrés y fatiga

Estos dos factores debilitan fuertemente el sistema inmunitario, dejando a la persona prácticamente sin defensas ante un ataque del virus.

– Fiebre

Es un disparador muy frecuente del herpes labial, también relacionado con la baja de las defensas de nuestro cuerpo.

– Ciclo menstrual

La menstruación deja a la mujer con sus defensas muy bajas, lo que favorece la activación del virus del herpes durante este período.

– Cambios hormonales

Un cambio en las hormonas puede ser un factor desencadenante de los brotes, especialmente en las mujeres. Por este motivo, las mujeres embarazadas suelen tener brotes de herpes labial con bastante frecuencia.

– Exposición exagerada al sol o a la luz ultravioleta artificial

Estos dos factores, además de tener un efecto disparador, pueden hacer que un brote activo se agrave mucho más.

– Ciertos medicamentos

Algunos medicamentos que contienen esteroides, como los que son utilizados para el tratamiento del asma, pueden activar el virus.

– Inmunosupresión

Además de los factores anteriormente mencionados, cualquier situación que debilite la inmunidad de la persona, puede permitir que el virus se active, propiciando el aparecimiento de un brote de herpes labial.

El diagnóstico médico

Por lo general, el médico diagnostica la enfermedad sólo con datos clínicos, es decir, mediante el examen visual de las lesiones y la evaluación de los síntomas presentados por el paciente.

En caso de dudas, el profesional puede solicitar un análisis de laboratorio de una muestra de sangre recogida del paciente, para buscar anticuerpos séricos específicos contra el virus del herpes simple.

Debemos resaltar que esta prueba no detecta el virus en sí. Además, no permite determinar si la infección ocurrió recientemente o en cualquier otro momento de la vida del paciente.

Pero lo que sí debemos dejar claro es que, cuando la infección es bastante reciente (normalmente algunas semanas), la prueba puede dar un resultado falso negativo.

Por lo general, los resultados más confiables se obtienen a partir de los 3 meses de haber ocurrido la infección.

Bien, hemos llegado al final de un artículo más. Esperamos que te haya sido de bastante utilidad esta información sobre los signos y causas del herpes labial.

Si lo deseas, déjanos tus preguntas o comentarios al final de esta página.

También puede interesarte:

Un método natural para acabar con los brotes del herpes.

Cómo es el herpes genital.

¿Te gustó este artículo? Ayúdanos a divulgarlo, ¡gracias!

Loading...

Deja aquí tu comentario:

Antes de enviar una pregunta, lee nuestras Reglas Para Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *