Cómo curar un herpes genital

Si tienes herpes genital es importante que mantengas la calma y que tomes las medidas necesarias para combatir la enfermedad.

Para curar el herpes de forma efectiva, no basta que sólo hagas un tratamiento, pues además deberás preocuparte con algunos detalles importantes.




Cómo curar un herpes genital adecuadamente

A continuación puedes ver los principales cuidados que debes tener para que tus brotes terminen lo antes posible:

Durante la fase activa del virus, es fundamental que mantengas las ampollas o llagas limpias. Lávalas suavemente con agua y jabón, para prevenir otro tipo de infecciones que podrían complicar aún más la enfermedad.

– Lávate muy bien las manos antes y después de tocar las lesiones, como cuando vayas a aplicarte alguna como curar un herpes genitalcrema, por ejemplo. Además, es importantísimo que mantengas tus uñas impecables.

Es importante que mantengas la zona afectada siempre seca, especialmente cuando se trata de los genitales femeninos. Para esto, puedes usar maicena, pero nunca uses talco.

– Para aliviar el dolor, aplícate compresas frías sobre las lesiones.

– Bebe por lo menos 2 litros de agua al día para aumentar la hidratación. También puedes beber agua de coco o té.

– Usa ropa holgada. La ropa justa estará en contacto con las heridas, dificultando la cicatrización.




Si es posible, usa ropa interior de algodón. Los tejidos sintéticos reducen la ventilación de la zona afectada, aumentando el tiempo para cicatrizar las heridas.

Si tienes ardor al orinar, para aliviarlo pásate vaselina o una pomada anestésica, tal como las que contienen xilocaína.

Para aliviar el dolor de las llagas, pásate un ungüento o pomada de melisa (limoncillo) sobre las mismas. Normalmente se consiguen en las farmacias de manipulación.

Si tus lesiones suelen salir en un lugar que queda expuesto al sol, usa un protector solar para evitar las recurrencias.




– No compartas objetos que hayan entrado en contacto con las lesiones.

– Si tienes fiebre, malestar general u otros síntomas propios de una infección primaria, el Ibuprofeno podrá ayudarte a mejorar.

Un remedio casero para el herpes genital

Hoy compartimos contigo una receta casera que te ayudará a mejorar bastante los síntomas del herpes genital: la infusión de hamamelis.

Un baño de asiento realizado con hamamelis es un tratamiento casero bastante efectivo para reducir la hinchazón y mejorar el malestar causado por la infección, pues esta hierba medicinal tiene propiedades antiinflamatorias y analgésicas.

Ingredientes:

– 8 cucharadas de hojas de hamamelis;
– 1 litro de agua.

Preparación:

Hierve el agua, quita el recipiente del fuego y añádele las hojas de hamamelis.

Tapa bien el recipiente y déjalo en reposo por unos 15 minutos.

Para finalizar, cola la infusión.

Cómo usar:

Usa esta infusión de hamamelis para lavarte la zona genital. Lo más recomendable es que pongas toda la infusión en un recipiente apropiado y que hagas un baño de asiento durante algunos minutos.

Repite el tratamiento unas 2 o 3 veces al día según la necesidad y la gravedad de las lesiones.

No guardes la infusión para usarla más tarde, porque perderá buena parte de sus propiedades.

Recuerda que, si sigues un tratamiento adecuado, no sólo lograrás mejorar los síntomas del herpes genital, sino que también podrás combatir el virus.

Colaboración: Milton, de Tratamientos del Herpes.

Espero que te sean de utilidad estas informaciones sobre cómo curar un herpes genital.

Si tienes herpes labial o genital, te recomendamos que conozcas:

Un método natural para tratar el herpes.

También puede interesarte:

Cómo curar el herpes genital con la alimentación.


¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

4 Comentarios

Deja aquí tu pregunta o comentario:

ATENCIÓN: antes de enviar tu pregunta o comentario, lee atentamente nuestra Política de Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *