Los síntomas del tabaquismo

En primer lugar es importante señalar que el tabaquismo es la adicción al tabaco, principalmente a uno de sus componentes más activos, la nicotina.

Una persona es considerada adicta al tabaco cuando presenta algunos de los siguientes signos:




– Fuma 7 o más cigarrillos por día;
– Fuma cigarrillos que contienen niveles de más de 0,9 mg de nicotina;
– Inhala profundamente y con frecuencia;
– Fuma siempre dentro de los primeros 30 minutos luego de despertar por la mañana;
– Tiene muchas dificultades o le resulta imposible eliminar ese primer cigarrillo;
– Fuma bastante durante la mañana;
– Tiene dificultades para no fumar en las zonas restringidas para fumadores;
– Siente necesidad de fumar todos los días, incluso cuando está enfermo y en la cama.

sintomas del tabaquismoLos principales síntomas del tabaquismo

Los químicos que contiene el tabaco (más de 4.000) provocan varios síntomas en los fumadores.

A continuación, puedes ver los síntomas del tabaquismo más frecuentes:

Anorexia. Pérdida de apetito, que se acentúa cuando la persona está fumando.

Disnea. Disminución de la función pulmonar, con mucha dificultad para respirar, que suele acentuarse al mínimo esfuerzo. Es una causa importante de discapacidad y ansiedad.




Disfonía. Una especie de ronquera que suelen tener los fumadores.

Tos bronquial matinal. Los fumadores tienen una tos con flemas al levantarse por la mañana.

Bronquites estacionales. Hay fumadores que padecen de bronquitis anualmente, por lo general en las mismas estaciones.

Impotencia. Los hombres fumadores suelen tener impotencia a edad muy precoz y las mujeres pueden tener un fuerte disminución de la líbido (deseo sexual).

Astenia. Sensación generalizada de cansancio, fatiga, debilidad física y psíquica.

Dolores difusos en el tórax.




Coloración amarillenta de los dientes.

Relajación. Algunos químicos contenidos en el tabaco estimulan el sistema nervioso central, sin embargo, en los adictos produce relajación.

Es muy conocido que a largo plazo el tabaco afecta en particular a los sistemas bronco pulmonar y cardiovascular, siendo la principal causa de cáncer de pulmón, además de estar asociado con los cánceres de boca y de esófago.

Además, estudios indican que los fumadores tienen mayor incidencia de otras enfermedades respiratorias, como los enfisemas pulmonares.

EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica)

La tos frecuente en una persona fumadora (o que fumó previamente durante años) puede indicar la presencia de la EPOC.

Esta enfermedad se debe a un proceso de obstrucción crónica de las vías aéreas, algo que en el 80% al 90% de los casos se produce por el hábito de fumar.

Sus síntomas más frecuentes son: tos constante, expectoración, fatiga y catarros prolongados. 

Popularmente se cree que es normal que una persona fumadora tenga tos, sin embargo, la OMS estima que entre el 25% y el 50% de los pacientes desconocen que tengan la enfermedad.

Además, el 70% de los fumadores tienen los síntomas de EPOC y lo desconocen.

La OMS estima que en 2030, ésta pueda ser la tercera causa de muerte mundial.

El humo del tabaco contiene partículas que inflaman y dañan el tejido pulmonar, envejeciendo precozmente los alveolos, donde es captado el oxígeno.

La enfermedad aparece paulatinamente, por lo que muchas personas terminan adaptándose a vivir con la falta de aire y reducen o eliminan varias de sus actividades cotidianas.

La buena noticia es que es posible mejorar la calidad de vida dejando de fumar, lo que generalmente permite volver a realizar las actividades diarias normalmente.

Como ésta es una enfermedad progresiva, cuanto antes el fumador abandone su adicción y se trate, más posibilidades tendrá de revertir los daños sufridos.

Esperamos que te hayan gustado estas informaciones sobre los síntomas del tabaquismo.

Colaboración: Santiago, de Cómo dejar de fumar.

Si quieres abandonar el cigarrillo, te recomendamos que conozcas:

Un método natural para dejar de fumar rápidamente.

También puede interesarte:

Los beneficios de dejar de fumar para la piel.


¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

Deja aquí tu pregunta o comentario:

ATENCIÓN: antes de enviar tu pregunta o comentario, lee atentamente nuestra Política de Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *