Jugos para la artritis reumatoide

La artritis reumatoide puede desarrollarse en personas de cualquier edad (en su mayoría mujeres) y se caracteriza fundamentalmente por la inflamación de las articulaciones.

No es que se trate de una enfermedad de carácter totalmente hereditario, sin embargo, si hay casos de artritis en tu familia, deberás tener una especial atención.




Un tratamiento adecuado cuando la enfermedad está iniciando puede ayudarte a prevenir deformaciones e incluso limitaciones de movimiento.

Si ya llegó a un grado avanzado, podrá ayudarte a mejorarla, amenizando los dolores que produce. 

jugos para la artritis reumatoidePor supuesto que hay remedios antiinflamatorios que proporcionan un alivio rápido para el dolor y ayudan a combatir la artritis.

Sin embargo, un tratamiento natural hecho con jugos preparados en casa puede representar una solución a largo y/o mediano plazo bastante efectiva.

Las curas naturales con alimentos naturales son muy utilizadas por su eficacia como tratamientos preventivos, pero también pueden ser usadas para tratar las articulaciones que ya fueron afectadas por la enfermedad.

3 jugos para la artritis reumatoide que funcionan

A continuación, compartimos contigo la receta de tres jugos naturales que podrán ayudarte en el tratamiento de la artritis reumatoide.




Recuerda que con esto no estamos diciéndote que estos jugos irán a eliminar tu afección, pero sí podrán ayudarte a aliviar bastante los síntomas de la misma.

No obstante, recuerda que, para que tengas buenos resultados, será necesario que sigas con atención todas las instrucciones de preparación y modo de uso.

Receta Nº 1 – Jugo de piña (ananá)

La piña es una fruta que contiene bromelina, una enzima con poder proteolítico (que ayuda a digerir las proteínas) y antiinflamatorio, entre otros beneficios que puede proporcionar a nuestra salud.

Por ese motivo, es efectiva para reducir la inflamación y el dolor en las articulaciones producidos por la artritis reumatoide.

Además, la piña es riquísima en nutrientes, tales como vitaminas y minerales, algunos de éstos, poderosos antioxidantes que combaten los perjudiciales radicales libres.




Ingredientes:

– 1/2 piña

– 250 ml de agua.

Cómo preparar:

Pela la piña, córtala en trozos y llévala a la licuadora con el agua.

Cómo usar:

Deberás tomar este jugo inmediatamente, no lo guardes para tomarlo más tarde, porque podrá perder varias de sus propiedades.

Toma un vaso del jugo dos o tres veces al día.

Puedes usarlo por el tiempo que desees, recuerda que es un jugo natural.

Receta Nº 2 – Jugo de repollo, manzana y limón

El repollo es un excelente remedio casero, riquísimo en nutrientes, tales como el potasio, calcio, magnesio, hierro y las vitaminas A y C.

Este conjunto de nutrientes aporta beneficios a la salud de las articulaciones y los huesos, evitando el desarrollo de enfermedades como la artritis y la osteoporosis.

Ingredientes:

– 1 hoja de repollo;

– 1 manzana;

– 1 limón;

– 1 cucharadita de miel de abeja;

– 200 ml de agua.

Cómo Preparar:

Lava bien la hoja de repollo y la manzana, y pícalos bien.

Extrae el jugo del limón.

Lleva los 3 ingredientes a la licuadora y bátelos bien.

Cuando esté pronto, sirve el jugo en un vaso y endúlzalo con la miel.

Cómo usar:

Debes tomar este jugo enseguida, no lo guardes para tomarlo después, pues perderá sus propiedades.

Toma un vaso de este jugo una vez al día mientras sea necesario.

Jugos naturales para la artritis reumatoideReceta Nº 3 – Jugo de limón con ajo

El ajo ya es muy conocido por sus numerosas propiedades; entre éstas, se encuentran los beneficios antiinflamatorios que puede proporcionarnos.

El limón, una fruta riquísima en antioxidantes, ayuda a aumentar este efecto.

Ingredientes:

– 2 dientes de ajo;

– 2 limones.

Cómo preparar:

Extrae el jugo de los limones y pela los dientes de ajo.

Lleva los ingredientes a la licuadora y bátelos bien.

Cómo usar:

Toma este jugo inmediatamente, no lo guardes para tomarlo después, pues perderá sus propiedades.

Si lo prefieres, endúlzalo con una cucharadita de miel.

Bebe un vaso de este jugo una o dos veces al día, por el tiempo que sea necesario.

Colaboración: Lucía, de Artritis y su tratamiento.

Bien, eso es todo por hoy, esperamos que te sean de utilidad estos jugos para la artritis reumatoide y que te ayuden a aliviar los síntomas de la enfermedad.

Recuerda que no te ayudarán a eliminar la artritis por completo y que debes usarlos con constancia y perseverancia para que tengas buenos resultados.

Si tienes artritis, te recomendamos que conozcas:

Un método natural para tratar la artritis.

También puede interesarte:

¿La artritis es hereditaria?


¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

2 Comentarios

Deja aquí tu pregunta o comentario:

ATENCIÓN: antes de enviar tu pregunta o comentario, lee atentamente nuestra Política de Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *