Remedios caseros para la psoriasis

Como los fármacos suelen tener efectos secundarios, hoy en día muchísimas personas prefieren usar remedios caseros para la psoriasis.

Pero con tanta información disponible, a veces contradictória, ¿cómo saber de verdad cuáles pueden ayudarte?




Por lo general esta es una enfermedad de tratamiento lento y que, en ocasiones, regresa cuando se consideraba que ya estaba curada.

Por lo tanto, deberás tener paciencia para esperar los resultados y adoptar nuevos hábitos alimenticios y de estilo de vida para que los remedios sean más efectivos.

6 remedios caseros para la psoriasis

Conoce algunos remedios caseros para la psoriasisA continuación te ofrecemos una lista de consejos que te ayudarán a mejorar bastante la psoriasis sin el uso de medicamentos:

1 – Aceite de ajo

El aceite de ajo contiene alicina, un principio activo cuyas propiedades antibacterianas, antiinflamatorias y antioxidantes pueden traer muchos beneficios para la salud y la belleza.

Su ingestión trata el organismo desde adentro hacia afuera y su aplicación externa ayuda a combatir las bacterias que causan infecciones de la piel.

Este aceite es fabricado por dos métodos: por destilación al vapor de dientes de ajo fresco picado o por la inmersión de ajo fresco picado en aceite vegetal.




El aceite extraído por destilación al vapor es más puro y concentrado, pero también es más caro.

Las propiedades antiinflamatorias del aceite de ajo proporcionan alivio para la psoriasis, ya que le dan un efecto calmante a la piel.

Aplícate el aceite de ajo en las zonas afectadas varias veces al día.

2 – Pulpa de aloe vera (sábila)

Esta planta es útil en el tratamiento de esta enfermedad de la piel debido a sus propiedades regeneradoras, antiinflamatorias y antioxidantes.

Haz compresas con la pulpa/gel de la sábila y póntelas sobre las lesiones.




Estas compresas son fáciles de hacer y traen muchos beneficios, ayudando a mejorar la apariencia de la piel, dejándola suave e hidratada.

Corta una hoja de sábila en la dirección de la longitud de la misma y retira el gel de su parte interna con una cuchara.

Aplícate este gel directamente sobre la zona afectada por la psoriasis y envúelvela con una película de plástico (igual a las que son utilizadas para envasar alimentos).

Déjala actuar por unos 15 minutos, luego retira la película y enjuágate.

Repite el procedimiento diariamente.

Los mejores resultados se obtienen cuando se utiliza de 3 a 4 veces al día.

Tambén puedes tomar el jugo de aloe vera que es vendido en algunas botánicas.

3 – Baños de sol

La descamación producida por la enfermedad refleja la luz y empobrece los beneficios de la acción del sol.

La luz solar ayuda a mejorar la psoriasis, ya que los rayos ultravioleta ralentizan la proliferación excesiva de las células cutáneas y reduce la inflamación, que es un efecto secundario.

No obstante, las personas muy blancas, aquéllas que siempre se queman pero rara vez o nunca se broncean, deben someterse a exposiciones leves. Preferiblemente deben hacerlo por la mañana temprano o al final de la tarde, para evitar quemaduras.

Por otra parte, deben pasarse un protector solar con factor 30 en las zonas no afectadas por la psoriasis.

En las zonas con lesiones, pásate un buen emoliente o crema hidratante.

Recuerda que, cuanto más hidratada esté tu piel y más expuesta al sol esté la zona afectada, mayor será el beneficio de los rayos ultravioleta.

El tiempo de exposición debe ser alrededor de 10 a 15 minutos diarios.

Precauciones: un enrojecimiento o picazón más intensa en la zona afectada pueden ser signos de que se está quemando la lesión. En este caso, es mejor reducir el tiempo de exposición diario o hacerlo en días alternos.

4 – Baños de mar

El agua marina tiene una serie de propiedades que pueden ayudar a tratar la enfermedad.

Los sales minerales tales como el yodo y el sodio, que se encuentran en abundancia en el océano, favorecen la curación de la piel. Esto significa que te ayudarán a mantener las lesiones bajo control.

Hay que considerar también el lado terapéutico del baño de mar: la inmersión en el agua ayuda a relajar el cuerpo y reducir el estrés.

Algunos estudios indican que el aspecto emocional es un importante factor de activación de las crisis de psoriasis.

En última instancia conduce a un círculo vicioso: el estrés empeora la enfermedad, lo que a su vez aumenta el estrés y así sucesivamente.

Un viaje relajante a la playa en estos casos puede ser de mucha ayuda.

De todos modos, si vives lejos de las zonas costeras, puedes comprar sal marina y disolverla en agua para pasártela en las zonas afectadas tres veces al día.

5 – Aceite de árnica

Árnica: un remedio casero para la psoriasisEl árnica es una planta con propiedades antiinflamatorias, antimicrobianas, antifúngicas y analgésicas.

Su aplicación externa te ayudará a reducir la comezón, el dolor y la hinchazón producidas por la psoriasis.

Prepara en un cazo una mezcla de aceite de oliva con flor de árnica.

Caliéntala y retírala del fuego apenas hierva.

Deja la mezcla de reposo por unos minutos y luego cólala.

Pásatela directamente en las zonas afectadas y repite la aplicación diariamente.

6 – Champú anti-caspa

Un champú que contenga cinc en su composición, además del evidente beneficio que pueda otorgarte si tienes psoriasis en el cuero cabelludo, también podrá ayudarte con las lesiones de otras partes de tu cuerpo.

Lávate las partes afectadas con champú para la caspa con cinc.

Luego, enjuágate bien con abundante agua.

Para finalizar, aplícate una crema hidratante para cutis seco.

Todos estos tips te ayudarán a mejorar. Pero quizás no te ofrezcan una cura definitiva para la enfermedad, pues es posible que los brotes vuelvan o no sean eliminados por completo.

Colaboración: Jorge, de Remedios naturales para la psoriasis.

Esperamos que esta lista de remedios caseros para la psoriasis te sea de bastante utilidad.

También puede interesarte:

¿Qué es la psoriasis nerviosa?

Basta de psoriasis


¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

6 Comentarios

Deja aquí tu pregunta o comentario:

ATENCIÓN: antes de enviar tu pregunta o comentario, lee atentamente nuestra Política de Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *