Medicamentos para la presión alta – 2

Hay ciertos medicamentos para la presión alta que actúan previniendo la fabricación de una hormona llamada angiotensina II. Son los llamados “inhibidores de la ECA” (Enzima Convertidora de Angiotensina).

Esta hormona hace que los vasos sanguíneos se estrechen, dificultando la circulación y, consecuentemente, aumentando la presión.




Al bloquearse su producción, las arterias vuelven a abrirse, ayudando a mejorar el flujo de la sangre.

Medicamentos para la presión alta: los inhibidores de la ECA

medicamentos para la presion altaTres de estos medicamentos utilizados con bastante frecuencia por los médicos son el Benazepril, el Enalapril y el Lisinopril.

Suelen tener distintos nombres comerciales, tales como Lotensin (Benazepril), Vasotec (Enalapril) y Prinivil o Zestril (Lisinopril).

Pese a que no son utilizados como primer recurso, son bastante recetados en los casos más graves.

Como sucede con todos los medicamentos, los inhibidores de la ECA también tienen sus efectos secundarios característicos.




En algunos casos parece como si se tuviera un fuerte resfriado, porque algunos de los síntomas posibles son tos, dolor de garganta, llagas en la boca y fiebre.

Otros síntomas bastante frecuentes son: el enrojecimiento de la piel, una erupción cutánea con picazón, sabor salado o metálico en la boca, además de hinchazón del cuello, la cara o la lengua.

No obstante, uno de los efectos secundarios más importantes es la elevación de los niveles de potasio, totalmente lo opuesto de los diuréticos, también muy utilizados para tratar la hipertensión.

Los síntomas de demasiado potasio en la sangre incluyen: nerviosismo, confusión, dificultad para respirar y la sensación de entumecimiento u hormigueo en los pies o en las manos.

Si estás utilizando alguno de estos medicamentos, es importante que tengas los niveles de potasio bajo control

Vigila lo que comes, pues algunos alimentos podrán hacer que el potasio de tu sangre aumente aún más, llegando a niveles peligrosamente altos.




Hay antiinflamatorios como la aspirina que pueden ayudarte a contrarrestar estos efectos negativos.

Para un médico, controlar la presión arterial con medicamentos puede llegar a ser un verdadero desafío:

– Por un lado, intentará administrarte el tipo de medicamento menos agresivo, con la menor cantidad de efectos secundarios y que requiera la menor dosis posible.

Lo peor de esto es que muchas veces el paciente pasa años probando distintos medicamentos antes de encontrar uno que sea el más apropiado.

– En segundo lugar, es muy probable que tu médico tenga que recetarte otros medicamentos para tratar los síntomas provocados por los primeros.

Finalmente, vemos que, como ocurre con cualquier otra enfermedad, siempre es mucho mejor encontrar un método natural que sea igual de efectivo que los medicamentos, pero sin los efectos secundarios que éstos producen.

Un buen profesional de salud podrá ayudarte a determinar una dieta apropiada y saludable.

Además, podrá recomendarte algunos cambios en tu estilo de vida para que logres controlar tu presión arterial definitivamente.

Colaboración: Rosario, de Cómo bajar la hipertensión.

Esperamos que te haya sido de utilidad esta entrada sobre los efectos secundarios de los medicamentos para la presión alta.

Si tienes presión arterial alta, te recomendamos que conozcas:

Un método natural para acabar con la hipertensión.

También puede interesarte:

Cómo controlar la hipertensión bajando de peso.


¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

2 Comentarios

Deja aquí tu pregunta o comentario:

ATENCIÓN: antes de enviar tu pregunta o comentario, lee atentamente nuestra Política de Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *