Los lunares blancos, ¿son peligrosos?

Los lunares blancos en la piel, conocidos en medicina como nevus anémicos, son lesiones maculosas, de diferentes tamaños y formas, más pálidas que la piel que las circunda.

No se trata de una alteración de la melanina, sino de una anomalía congénita.




Es de aparición poco frecuente y se presenta como una o más manchas circunscritas, de contornos irregulares y de textura normal.

lunares blancosSu localización más frecuente es el tronco (tórax y espalda), pero también pueden aparecer en las extremidades.

Por lo general, estas manchas blancas aparecen en el nacimiento o en la primera infancia y no suelen pasar de 10 cm de diámetro.

A menudo son bastante difíciles de distinguir del color normal de la piel del paciente.

Pero si éste sufre manchas solares, los lunares blancos se destacarán de forma prominente.




Características de los lunares blancos

La principal característica que distingue a este tipo de lunares de otras manchas blancas en la piel es que no se vuelven rojos con el frío y el calor.

Por otra parte, tampoco cambian de color cuando son frotados.

Otra particularidad es que la zona afectada es más ligera que la piel normal, porque los vasos sanguíneos se estrechan.

Esto produce un escaldado permanente en la región.

Estudios sugieren que su color pálido se debe a la sensibilidad aumentada a las catecolaminas (compuestos químicos producidos por nuestro cuerpo) en los vasos sanguíneos del nevus.

Este hecho produce una vasoconstricción localizada, lo que dejaría la zona sin la pigmentación normal de la piel a su alrededor.




Sin embargo, en otros estudios recientes, aunque la vasculatura cutánea pueda parecer normal, se inyectaron localmente vasodilatadores pero los vasos sanguíneos no respondieron satisfactoriamente.

También han sido examinados con la luz de Wood y la hipopigmentación no se acentúa, como sucede con el vitíligo, por ejemplo.

Por otro lado, han sido realizadas biopsias de la piel de los nevus anémicos y se han interpretado como células normales.

O sea, se trata de lunares totalmente benignos, que no necesitan de tratamiento médico.

Por lo tanto, si estás completamente seguro(a) que tus manchas blancas son lunares, no debes preocuparte en absoluto, pues son inofensivos.

Colaboración: Víctor, de Cómo eliminar Verrugas y Lunares.

Esperamos que estas informaciones sobre los lunares blancos en la piel te hayan sido de utilidad.

También puede interesarte:

Por qué salen lunares.

Sin verrugas y lunares


¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

59 Comentarios

Deja aquí tu pregunta o comentario:

ATENCIÓN: antes de enviar tu pregunta o comentario, lee atentamente nuestra Política de Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *