¿La psoriasis es contagiosa?

Actualizado: 29/09/2017

En este artículo podrás quitarte tus dudas acerca de si la psoriasis es contagiosa y de qué se trata esta enfermedad de la piel.

Lamentablemente, la falta de información hace que muchos pacientes sufran discriminación y sean socialmente afectados.

La psoriasis puede ser definida como una enfermedad inflamatoria crónica de la piel y afecta a aproximadamente el 1% de la población occidental.

Se encuentra en el grupo de las enfermedades cíclicas, o sea, sus síntomas desaparecen y reaparecen periódicamente.

Cualquier persona puede padecerla, pero ocurre con más frecuencia en los adultos, especialmente antes de los 30 y después de los 50 años. No obstante, en un 15% de los casos puede aparecer en la infancia.

Por otra parte, las estadísticas muestran que tanto hombres y mujeres pueden tener la enfermedad en la misma proporción.

¿Es cierto que la psoriasis es contagiosa?

Definitivamente no. La psoriasis no es una enfermedad infecciosa, por lo que no puede ocurrir el contagio.

Es decir, su transmisión no es posible al tocar las lesiones o placas de las personas afectadas.

Como no hay posibilidad de contagio, la gran mayoría de los pacientes puede llevar una vida normal (desde un punto de vista orgánico).

Pero esto es posible siempre y cuando sea realizado algún tipo de tratamiento para controlar las crisis.

Las posibles causas de la psoriasis

En verdad la ciencia aun no ha descubierto la causa exacta de este trastorno.

Sin embargo, se sabe que su origen puede estar relacionado al sistema inmunitario y a las interacciones con el medio ambiente.

Es decir, las defensas quedan tan activas que producen una respuesta inmune exagerada.

Las células de la piel se desarrollan en las capas más profundas de la misma y poco a poco van subiendo a la superficie.

En las personas saludables, este proceso de renovación de la piel suele durar alrededor de un mes.

No obstante, en los pacientes con psoriasis esto ocurre en pocos días, porque las células suben demasiado rápido. De esta forma, se acumulan en la superficie, formando escamas o placas, como veremos más adelante.

Los factores de riesgo

Los estudios ya han mostrado que las crisis de psoriasis pueden ser provocadas por una serie de factores, que van desde la predisposición genética, hasta el estrés, el tabaco y la obesidad, entre muchos otros.

Las estadísticas muestran que hay un cierto componente hereditario en un 30% de los casos, en los que existe una historia familiar de personas afectadas.

Sin embargo, aun no se comprende totalmente la compleja forma en que esto sucede.

Con respecto a este último punto, puede ser considerada una enfermedad multigénica, pues hay varios genes que podrían estar involucrados en su aparición. 

Un componente emocional y psicológico, como un fuerte episodio de estrés o un evento traumático, puede ser un factor desencadenante que empeore la enfermedad.

Aparte de estas posibles causas, hay otros factores implicados en el desarrollo y progresión de la enfermedad.

Las infecciones, alteraciones del clima que resequen la piel, tales como la exposición al frío, ciertos medicamentos y el consumo de alcohol empeoran el cuadro.

Los síntomas más frecuentes

La manifestación característica son lesiones rojizas con escamas o placas blanquecinas o plateadas.

Dichas lesiones aparecen principalmente en el cuero cabelludo, los codos, las rodillas, la espalda baja, las palmas de las manos y de los pies.

No obstante, a veces también pueden aparecer en otros lugares, tales como las uñas de manos y pies, las piernas, los genitales y en la región de la boca.

Otros síntomas bastante frecuentes son la comezón y el dolor de la zona afectada.

Por otra parte, como existen varios tipos de la enfermedad, también pueden manifestarse algunos otros signos, como puedes ver en este otro artículo.

la psoriasis es contagiosa?

Complicaciones psicológicas derivadas de la enfermedad

Como vimos anteriormente, el estrés puede ser um factor desencadenante de una crisis de psoriasis.

Pero del otro lado de la moneda, las lesiones pueden ocasionar estrés a quien las padece, dando lugar a la formación de un círculo vicioso que empeora la enfermedad cada vez más.

Aunque orgánicamente el paciente pueda llevar una vida completamente normal, psicológicamente puede verse profundamente afectado y tener un gran impacto negativo en su bienestar emocional.

La vergüenza que las lesiones en la piel causan a quien las padece, pueden trastornar sus actividades familiares, sociales y laborales.

El miedo que el paciente de psoriasis suele tener de ser rechazado, hace que forme una tan mala imagen de sí mismo, que puede llegar a tener consecuencias de preocupación psicosexual.

Sus efectos mentales pueden ser tan graves que ya se han comparado a los de otras enfermedades graves como el cáncer y la depresión.

Ya se ha probado que en muchos casos la psoriasis puede mejorar bastante con los baños de mar y la exposición al sol.

Sin embargo, la mayor parte de los pacientes suele sentirse estigmatizada mostrando su piel en lugares públicos, tales como una playa o una piscina, por ejemplo.

Por este motivo, se suelen tapar con ropa las zonas afectadas y evitan ir a estos lugares.

Si tienes un familiar o amigo con psoriasis, no lo discrimines. Al contrario, apóyalo y anímalo a cuidarse y a buscar informaciones que lo ayuden a mejorar su enfermedad.

que es psoriasis

El tratamiento de la psoriasis

No hay cómo prevenir esta afección, pero es posible controlar su recurrencia, es decir, hay tratamientos que pueden garantizar que no vuelva a manifestarse.

Las lesiones leves y moderadas (alrededor del 80%) pueden ser controladas con medicamentos, hidratación de la piel y la exposición al sol.

A propósito, para aquellas personas que no tienen tiempo para la exposición diaria a la luz del sol, son recomendados los baños ultravioleta A y B en clínicas especializadas y bajo la estricta supervisión de un médico.

No obstante, es necesario tener mucho cuidado, pues este procedimiento no se recomienda en absoluto para los niños.

Ciertos ungüentos basados en alquitrán han demostrado su eficacia en el control de la enfermedad.

Sin embargo, tienen el inconveniente de ensuciar la ropa y la cama, además de tener un olor fuerte, bastante parecido al de la creolina.

Los medicamentos orales son introducidos sólo en los casos graves que sean resistentes a otros tratamientos.

Por otro lado, hay tratamientos naturales que pueden dar buenos resultados para mejorar la enfermedad.

A propósito, te recomendamos que te fijes en las recomendaciones y consejos de nuestra sección sobre la psoriasis.

Bien, hemos llegado al final de otro artículo. Esperamos que con esta información hayas podido quitarte tus dudas acerca de si la psoriasis es contagiosa y que hayas entendido mejor de qué se trata esta enfermedad de la piel.

Muchas gracias por tu visita y, si lo deseas, déjanos tus comentarios en el formulario al final de la página.

También puede interesarte:

Un método natural para tratar la psoriasis.

Las distintas clases de psoriasis.

.

¿Quieres recibir las novedades de nuestra web gratis?
Informa aquí tu correo y dale click a Enviar:


Loading...
¿Te gustó este artículo? Ayúdanos a divulgarlo, ¡gracias!

Deja aquí tu comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *