Cómo evitar el Alzheimer

Actualizado: 28/07/2017

De acuerdo a recientes estudios científicos, existen algunas medidas de prevención que pueden ser tomadas para reducir la posibilidad de que esta enfermedad se desarrolle.

El día de hoy compartimos contigo algunas informaciones sencillas y fáciles de colocar en práctica acerca de cómo evitar el Alzheimer.

Si sigues estos consejos con seriedad, no sólo correrás menos riesgos de desarrollar demencias seniles como ésta, sino que también estarás colaborando para la prevención de las enfermedades cardiovasculares.

Es más, en definitiva, podrás ver cómo tu salud general y tu calidad de vida mejorarán como un todo.

Cómo evitar el Alzheimer: 8 consejos prácticos

A continuación verás 8 tips que te ayudarán a prevenir el desarrollo del Alzheimer. 

1- Mantén tu mente activa y desafíala todos los días

Es importante mantener nuestro cerebro activo y alerta.

Otros estudios han mostrado que la actividad intelectual y cognitiva ayuda a reducir el riesgo de deterioro mental.

Por lo tanto, es una buena manera de prevenir y combatir esta enfermedad, así como también la senilidad precoz.

Por cierto, algunos buenos ejemplos son:

– leer libros, diarios y revistas;
– escribir;
– practicar juegos de estrategia, tablero, cartas, palabras cruzadas y puzzles;
– tocar instrumentos musicales;
– aprender algo nuevo todos los días, ya sea una palabra, un número de teléfono, etc.;
– tener clases de educación para adultos;
– aprender un nuevo idioma;
– entrenar la memoria, intentando memorizar la lista de compras, por ejemplo.

2- Practica una actividad física

Ha sido comprobado que el sedentarismo puede ser un factor de riesgo para esta enfermedad.

Un estudio realizado en 1998 indicó que el ejercicio regular reduce los riesgos de desarrollar el Mal de Alzheimer.

Los investigadores analizaron los hábitos relacionados a los ejercicios a largo plazo y observaron que quienes mantenían niveles más altos de actividad física en sus vidas tenían un menor riesgo de padecer la enfermedad.

De hecho, hacer ejercicio físico de forma regular puede reducir en hasta un 50% el riesgo de desarrollar la enfermedad, por eso es fundamental practicar unos 30 minutos de actividades físicas de 3 a 5 veces por semana.

Estos son algunos buenos ejemplos de ejercicio:

  • jugar al tenis o al golf,
  • practicar natación,
  • hacer ciclismo,
  • bailar,
  • practicar actividades de equipo,
  • subir las escaleras en lugar de usar el ascensor,
  • realizar tareas domésticas.

Puedes ver más ideas sobre cómo realizar los ejercicios en este otro artículo.

3- Duerme 8 horas por noche

Dormir por lo menos 8 horas cada noche es uno de los factores que ayuda a mejorar el funcionamiento del cerebro.

Por esta razón, el descanso aumenta la capacidad de pensar, mejorar la memoria y resolver problemas, colaborando en la prevención de las enfermedades mentales.

4- Controla el estrés

El estrés produce una hormona que perjudica el funcionamiento del cerebro.

Es recomendable que practiques yoga, meditación, algún tipo de arte o alguna otra actividad que te ayude a relajar, como la jardinería, por ejemplo.

5- Adopta una dieta mediterránea

La dieta mediterránea se caracteriza por el elevado consumo de alimentos saludables, tales como pescados, verduras, legumbres, frutas, cereales enteros y aceite de oliva, aparte de la baja ingestión de productos lácteos, carnes rojas y grasas saturadas.

Hay investigaciones que sugieren que este tipo de dieta puede colaborar para el fortalecimiento de las células cerebrales, ayudando de este modo a prevenir el desarrollo de enfermedades mentales.

En un estudio llevado a cabo durante cuatro años, se observó que los individuos que habían adoptado una dieta mediterránea eran 40% menos propensas a desarrollar la enfermedad de Alzheimer que aquéllas que ingerían poco o ninguno de dichos alimentos.

Por otro lado, el consumo de estos alimentos también fortalece el corazón y ayuda en la prevención de las enfermedades cardiovasculares.

A continuación te proporcionamos algunas ideas de alimentación saludable:

– Consume vegetales de hojas verdes

Come vegetales tales como los espárragos, espinacas y la col rizada, ya que su contenido en ácido fólico se relaciona con una reducción del 40% en el riesgo de discapacidad cognitiva o mental.

Es aconsejable consumir cuatro porciones al día.

– Consume semillas de girasol, almendras y otros alimentos ricos en vitamina E

Un estudio ha demostrado que un aumento de cinco mg de vitamina E en la dieta, puede reducir los riesgos de la enfermedad de Alzheimer debido a las propiedades antioxidantes de dicha vitamina.

– Evita los alimentos ricos en grasas saturadas y trans

La ingestión de estos alimentos aumenta los riesgos de Alzheimer en casi un 50%.

– Consume frutas tales como ciruelas, arándanos, moras, fresas y frambuesas

Estas frutas son ricas en antioxidantes y el mineral selenio, sustancias que combaten los radicales libres que pueden dañar las células cerebrales.

– Come pescado

Consume al menos una porción por semana de pescados de aguas frías, tales como el salmón, el atún, las sardinas y el arenque, que contienen ácidos grasos omega-3.

Dichos ácidos tienen un poderoso efecto protector contra los daños producidos por los radicales libres.

Quien consume este tipo de pescado tiene un riesgo 40% más bajo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer que aquellas personas que rara vez o nunca los consumen.

Como evitar el Alzheimer

6- Toma una copa de vino tinto diariamente

El vino tinto posee antioxidantes que ayudan a proteger las neuronas de las toxinas, ayudando a prevenir lesiones cerebrales.

A propósito, un reciente estudio publicado en el Journal of Biological Chemistry muestra que el antioxidante EGCG encontrado en el vino tinto es capaz de parar el ataque de la proteína beta-amiloide a las células del cerebro.

7- Mantén tu presión arterial controlada

La hipertensión está relacionada al aparecimiento temprano del Mal de Alzheimer, así como de otros tipos de demencia.

Por ese motivo, los pacientes que tengan este trastorno deben hacer un tratamiento siguiendo las orientaciones de su médico y verificar su presión regularmente.

8- Controla la obesidad, la diabetes y la hipercolesterolemia

Investigaciones recientes sugieren que personas obesas, con diabetes o LDL alto corren hasta seis veces más riesgos de perder sus funciones cerebrales que quienes tienen un peso normal y mantienen una alimentación equilibrada y saludable.

Por lo tanto, si tienes los mencionados problemas, es mejor que adoptes una dieta apropiada con alimentos más saludables, como los que mencionamos más arriba, y que hagas un tratamiento para solucionarlos.

Entre otras cosas, dependiendo de tu situación actual, la adopción de los hábitos saludables que acabamos de recomendarte podrán agregarle varios años más a tu vida.

Bien, para finalizar, esperamos que estas informaciones acerca de cómo evitar el Alzheimer que hemos compartido te sean de bastante utilidad para mejorar tu calidad de vida o la de algún ser querido.

Muchas gracias por tu visita y, si lo deseas, déjanos tus comentarios más abajo.

También puede interesarte:

Un método natural para tratar el Mal de Alzheimer.

De qué forma se puede tratar el Alzheimer naturalmente.

Loading...
¿Te gustó este artículo? Ayúdanos a divulgarlo, ¡gracias!
14 Comentarios

Deja aquí tu comentario:

Antes de enviar una pregunta, lee nuestras Reglas Para Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *