Remedios caseros para las várices que funcionan

Como ya comentamos en otras entradas, las várices se deben al mal funcionamiento del sistema circulatorio y hay muchas cosas que puedes hacer para prevenirlas, evitando los factores que las desencadenan.

Sin embargo, si ya las tienes, hay varios remedios caseros para las várices que te ayudarán a amenizar el problema.




Conoce 4 remedios caseros para las várices

A continuación, compartimos contigo una selección de cuatro de estos remedios que podrán ayudarte si los utilizas de la manera apropiada:

1 – Vinagre de manzana

remedios caseros para las varicesEste es un remedio natural que tiene muy buenas propiedades contra las várices.

Para aplicarlo, moja un paño limpio con un poco de vinagre de manzana y ponlo directamente sobre las várices.

Puedes hacerte masajes con el paño, con suaves movimientos de abajo hacia arriba, o dejártelo aplicado durante algunos minutos para que penetre bien.

Pero atención: no hagas presión sobre las zonas afectadas.

Repite el procedimiento dos veces al día, todos los días, durante un mes.




2 – Aloe vera

La pulpa de aloe vera o sábila es muy efectiva para combater las várices.

Para aprovechar todas sus propiedades, entibia la pulpa previamente y aplícala en compresas sobre las zonas afectadas.

Lo mejor es que lo hagas en la noche al acostarte y que la dejes actuar hasta la mañana siguiente.

3 – Ajo

El bulbo de esta planta tiene grandes beneficios para combatir las várices, pues ayuda a desinflamar las venas y mejora la circulación.

Puedes consumirlo con tu dieta diaria o preparar un ungüento y aplicártelo de forma externa como explicamos a continuación.




– Ungüento de ajo

Ingredientes:

6 dientes de ajo

3 cucharadas de aceite de oliva

2 cucharadas de jugo de limón

Cómo prepararlo:

Corta los dientes de ajo en láminas bien finas.

Paso seguido, pon todos los ingredientes en un envase de vidrio con corcho y agítalo para mezclarlos bien.

Deja la mezcla reposar por 12 horas.

Luego, aplícate el ungüento en la zona afectada masajeando suavemente y de forma circular.

Repite la aplicación cuatro veces a la semana.

4 – Sal marina y vinagre de manzana

Este remedio es muy sencillo y efectivo no sólo para las várices, sino también para los pies, que se sentirán descansados, relajados e incluso deshinchados.

Precisarás:

– un balde o tina con agua;

– un puñado de sal marina (no sirve sal de mesa común);

– una taza de vinagre de manzana.

Agrégale los ingredientes al agua y mézclalos bien.

A continuación, sumerge tus piernas en el agua durante 20 minutos, dándoles suaves masajes ocasionales.

Repite el procedimiento diariamente.

Colaboración: Silvia, de Cómo eliminar las várices.

Esperamos que te hayan gustado estos remedios caseros para las várices.

También puede interesarte:

Los grados o tipos de várices.

Várices nunca más


¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

2 Comentarios

Deja aquí tu pregunta o comentario:

ATENCIÓN: antes de enviar tu pregunta o comentario, lee atentamente nuestra Política de Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *