Tratamientos para el vitíligo

El vitíligo es una enfermedad dermatológica benigna no contagiosa, caracterizada por la pérdida de la pigmentación natural de la piel.

Su signo más claro es la presencia de manchas completamente blancas de diversos tamaños y formas, que pueden salir en cualquier zona del cuerpo, especialmente en el rostro, manos, pies, rodillas, codos e incluso en las membranas mucosas, causando graves problemas relacionados con la vida social y la autoestima.




Cabe destacar que las manchas de vitíligo no duelen, no pican, no causan molestias al paciente y no comprometen cualquier órgano interno.

Hasta la fecha, los médicos aún no saben a ciencia cierta cuáles son sus verdaderas causas, aunque la teoría más aceptada la define como una enfermedad autoinmune: una disfunción en el sistema inmunitario que hace que las defensas del cuerpo ataquen a los melanocitos, las células responsables de la producción de melanina, sustancia que le da el color a la piel.

Tratamientos para el vitiligoPor ese motivo, existe una gran dificultad para saber qué tratamiento médico pueda ser considerado el ideal y que responda de la forma más efectiva.

Tratamientos para el vitíligo

Algo muy importante en relación con el vitíligo es que no debemos pensar en esta alteración de la piel como una enfermedad incurable.

Es decir, si tratamos la enfermedad correctamente, tendremos posibilidades de mejorarla, controlarla e incluso en ciertos casos curarla, haciendo que las manchas desaparezcan por completo.




En general, debe haber un buen entendimiento entre médico y paciente, pues el aspecto psicológico es de suma importancia.

Por cierto, si el paciente tiene un asesoramiento psicológico, le será de gran ayuda para el buen resultado del tratamiento.

Los tratamientos recomendados por los médicos

Ten en cuenta que cualquiera de los tratamientos aquí citados debe ser prescripto y supervisado por un médico.

En primer lugar, el profesional puede tomar algunas medidas tales como la prescripción de vitaminas antioxidantes (la vitamina C, por ejemplo), que al ser combinadas con otros elementos, como el ácido fólico y la vitamina B12, puede ayudar de manera significativa en la producción de melanina.

Otro aspecto que debe mencionarse es la estimulación de las zonas con manchas blancas para que vuelvan a producir pigmentos.

Esto puede lograrse de varias maneras, pero la más frecuente es el uso de un grupo de medicamentos llamados psoralenos más la luz ultravioleta A (rayos UVA).




Este procedimiento estimula los melanocitos, por lo tanto, cuanto menor sea la mancha, más favorable será el resultado.

También hay tratamientos a base del aminoácido fenilalanina que pueden combinarse con la aplicación de la luz ultravioleta.

Por otro lado, existen procedimientos quirúrgicos que básicamente consisten en transportar una célula en buen estado a una zona donde no exista más pigmento.

Por último, debemos mencionar la posibilidad del tratamiento con rayos láser, aparte de otros que aún están en fase de desarrollo, tales como las cremas antioxidantes que pueden pigmentar la piel.

Creemos necesario señalar que los tratamientos médicos para el vitíligo sólo tienen mejoras significativas a mediano y largo plazo, con un período mínimo de un año para que la persona comience a sentir la diferencia y la piel vuelva a presentar pigmentación sin las molestas manchas blancas.

Según los especialistas, los lugares más difíciles a tratar son las extremidades y, cuanto antes se inicia el tratamiento luego de haberse presentado el problema, mejores son los resultados que pueden obtenerse.

Elegir el camino ideal a ser seguido para el paciente es el mayor reto para los médicos, ya que no es posible predecir la respuesta de cada cuerpo a la gran variedad de tratamientos disponibles.

Colaboración: Fernando, de Cómo mejorar el vitíligo.

Esperamos que estas informaciones sobre los tratamientos para el vitíligo recomendados por los médicos te sean de utilidad. 

Si tienes vitíligo, te recomendamos que conozcas:

Un método natural para tratar el vitíligo.

También puede interesarte:

El maquillaje para el vitíligo.


¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

4 Comentarios

Deja aquí tu pregunta o comentario:

ATENCIÓN: antes de enviar tu pregunta o comentario, lee atentamente nuestra Política de Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *