Las causas de la hipertensión arterial

La hipertensión arterial puede ser considerada como uno de los principales factores de riesgo de las enfermedades del corazón y el sistema cardiovascular como un todo.

Como no suele presentar signos concretos, muchos la conocen como el “asesino silencioso”, ya que esta característica la hace aún más peligrosa.

De hecho, una persona puede llegar a sufrir un ACV, un ataque cardíaco, insuficiencia cardíaca, una enfermedad renal o incluso su muerte prematura, sin ni siquiera tener conciencia que es hipertensa.

Por lo general la presión arterial aumenta a medida que se envejece, ya que los vasos sanguíneos se enrijecen con la edad.

causas de la hipertension arterialSin embargo, hay ciertas circunstancias de riesgo que pueden hacer que la tensión se eleve sobre sus niveles normales también en las personas más jóvenes.

Conoce las principales causas de la hipertensión arterial

La hipertensión puede ser divida en primaria y secundaria según sea su origen.

La hipertensión primaria

En aproximadamente el 90% de los casos, la verdadera causa de la hipertensión no puede ser determinada, por lo que se la denomina hipertensión primaria, esencial o idiopática.

Sin embargo, hay condicionantes que pueden aumentar la probabilidad de desarrollarla.

Entre estos factores, pueden destacarse los siguientes:

– El sobrepeso

La mayoría de las personas que tienen sobrepeso, en especial aquéllas que presentan obesidad abdominal, tienen su presión arterial demasiado elevada.

Cabe destacar que el perímetro del abdomen no debe pasar de los 102 cm en los hombres y de 88 cm en las mujeres.

La reducción del peso corporal por lo general ayuda a reducir la presión arterial.

– Los antecedentes familiares

Cuando uno o ambos progenitores padecen de presión arterial alta, el riesgo del niño desarrollar el trastorno es entre dos y tres veces más alto, debido a los antecedentes genéticos.

Algunos estudios realizados con gemelos confirman que la hipertensión arterial tiene un cierto factor hereditario.

Los investigadores estiman que haya varias mutaciones genéticas que, al ser combinadas con factores externos, desencadenen esta patología.

– El estrés

Las catecolaminas (las hormonas del estrés) tienen la característica de contraer la musculatura de los vasos sanguíneos. Esto aumenta la resistencia vascular, aumentando la presión arterial.

Algunos estudios sugieren que el estrés laboral podría aumentar la presión arterial.

– El exceso de sal

En aproximadamente un 33% de los pacientes con hipertensión, los valores de la presión arterial aumentan cuando los pacientes consumen sal de mesa en exceso, especialmente cuando no ingieren otros minerales, tales como el potasio y el calcio.

Al reducir o eliminar la sal de la dieta, los valores descienden considerablemente.

Por lo general, las personas hipertensas se benefician de la reducción del consumo de sal de mesa.

– El alcohol

Incluso cuando es consumido en cantidades reducidas, el alcohol aumenta la presión arterial y hace que el corazón lata con más rapidez, bombeando más sangre hacia las arterias.

El alcoholismo crónico suele causar hipertensión arterial permanente.

La hipertensión secundaria

En el restante 10% de los casos, la hipertensión puede deberse a alguna enfermedad o a los efectos secundarios de ciertos fármacos.

Como ejemplo de dichos fármacos pueden mencionarse: los anticonceptivos hormonales, los corticosteroides, los antiinflamatorios, las pastillas para adelgazar y ciertas medicinas para el resfriado y las migrañas.

Entre las principales enfermedades que pueden aumentar la presión arterial se encuentran:

– Las enfermedades renales (tal como la arteriosclerosis renal);

– Las angiopatías;

– Los trastornos metabólicos;

– El hipertiroidismo;

– El estrechamiento de la aorta;

– La diabetes;

– Los tumores u otros trastornos de las glándulas suprarrenales (tal como el síndrome de Cushing);

– La hipercolesterolemia (colesterol LDL elevado);

– La apnea del sueño.

Si tienes hipertensión, la primera recomendación es que vayas al médico. De esta manera, podrás iniciar un tratamiento de forma inmediata si fuera necesario.

Además, es recomendable que hagas algunos cambios en tu dieta y que tengas un estilo de vida más activo para de estaforma reducir el riesgo de sufrir alguna enfermedad que afecte negativamente el funcionamiento de tu corazón.

Colaboración: Rosario, de Cómo bajar la hipertensión.

Esperamos que estas informaciones acerca de las causas de la hipertensión arterial te hayan sido de utilidad.

Si tienes la presión arterial elevada, te recomendamos que conozcas:

Un tratamiento natural para acabar con la hipertensión.

También puede interesarte:

Los falsos signos de la hipertensión.


¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

8 Comentarios

Deja aquí tu pregunta o comentario:

ATENCIÓN: antes de enviar tu pregunta o comentario, lee atentamente nuestra Política de Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *