Cómo prevenir las hemorroides

Actualizado: 27/09/2017

Si bien esta condición puede agravarse con el paso del tiempo, existe una serie de pasos que pueden ayudarte a prevenir la aparición de las hemorroides y a disminuir la inflamación, molestias y el dolor que producen.

Si nunca has tenido este problema, lo mejor que puedes hacer es intentar prevenirlo, antes que tengas que soportar sus desagradables molestias.

En verdad, después de pasados los 35 años, muchísimas personas se ven afectadas por esta condición, aunque por vergüenza generalmente no lo reconocen y ni siquiera buscan ayuda médica. 

Ve ahora cómo prevenir las hemorroides

Bien, vayamos al grano. Ve a continuación nuestros 7 tips para evitar que tengas hemorroides:

1 – Evita ciertas bebidas

Hay una serie de bebidas que pueden colaborar para la aparición de las hemorroides.

Entre las mismas podemos destacar los refrescos (gaseosas), especialmente los de cola, el alcohol y las bebidas que contengan mucha cafeína.

Evítalas y reemplázalas por bebidas más saludables.

2 – Bebe bastante agua

Este punto está directamente relacionado al anterior.

El agua es un elemento fundamental para la salud del organismo en general, ayudando entre otras cosas a eliminar desechos y toxinas.

De acuerdo con los especialistas, buena parte de los casos de inflamación de las hemorroides está estrechamente relacionada con el estreñimiento.

Es fundamental que bebas un mínimo de 2 litros de agua al día (aproximadamente 8 vasos). Esto ablandará las heces y mantendrá el intestino bien hidratado.  

Recuerda que las frutas y verduras también contienen agua, además de que, junto a los granos enteros, son fuentes importantísimas de fibra alimentaria.

3 – Cuida tu alimentación

Este es uno de los principales factores que inciden en la aparición de las hemorroides.

Como mencionamos en el apartado anterior, el estreñimiento es uno de los principales factores que generan la aparición de las hemorroides.

La constipación intestinal se caracteriza por la dificultad eventual o constante para evacuar, pues deja las heces demasiado duras.

Sin lugar a dudas, ésta es una situación por lo general relacionada con la mala alimentación y la baja ingesta de agua, por lo que es fácil evitarla.

Por este motivo, para prevenirlas es necesario que lleves una alimentación apropiada y equilibrada.

Es recomendable que siempre incluyas una buena cantidad de fibra en tu dieta.

Estos alimentos pasan a través del tracto digestivo sin ser atacados por las enzimas y, a medida que avanzan por el intestino, absorben varias veces su peso en agua.

De este modo, las fibras ayudan a producir heces compactas, pesadas y a la vez suaves, lo que facilita la evacuación sin esfuerzo.

Los cereales integrales, las frutas con cáscara y los vegetales de hojas verdes, son una buena opción, pues poseen un alto contenido de este ingrediente.

De esta manera, las heces aumentan de tamaño y se hacen más blandas, facilitando su paso por el tracto intestinal.

Otro modo de ingerir fibra es por medio de suplementos dietéticos.

Como prevenir las hemorroides

4 – Practica una actividad física

El sedentarismo es uno de los factores de riesgo para la aparición de las hemorroides.

Una rutina diaria de ejercicios aeróbicos (mínimo de 30 minutos), te ayudará a prevenirlas.

Aparte de tonificar y fortalecer tu cuerpo, la actividad física ayudará a que tu sistema digestivo funcione mejor. Además, fortalece el ano y las áreas rectales.

5 – Evita levantar mucho peso

Levantando por tu cuenta objetos pesados, no sólo correrás el riesgo de lesionar tu espalda o algunas otras partes de tu cuerpo, sino que también podrías propiciar la aparición de las hemorroides, en especial las externas.

Cuando el cuerpo realiza presión para levantar un objeto pesado, la misma puede hacer que se hinchen las venas del recto.

6 – Controla tu peso corporal

Además de ser perjudicial para la salud, el exceso de peso puede colaborar con la aparición de las hemorroides.

Mantén el peso corporal adecuado para evitar que los kilos extras ejerzan presión sobre las venas y los tejidos de la zona del recto.

7 – Vé al baño cuando la naturaleza te lo pida

Nunca fuerces tus deposiciones, ya que el exceso de fuerza podría hacer una gran presión sobre los tejidos y las venas de la zona rectal.

Esto suele producir inflamación en la zona, aumentando el riesgo de desarrollar hemorroides. 

Lo aconsejable es que vayas al baño siempre que sientas ganas de evacuar.

Bien, esto ha sido todo por el día de hoy. Esperamos que estas informaciones sobre cómo prevenir las hemorroides te hayan sido de bastante utilidad.

Si lo deseas, déjanos tus comentarios en el formulario al final de la página.

También puede interesarte:

Un método natural para tratar las hemorroides.

Algunos remedios caseros para mejorar las hemorroides.

.

¿Quieres recibir las novedades de nuestra web gratis?
Informa aquí tu correo y dale click a Enviar:


Loading...
¿Te gustó este artículo? Ayúdanos a divulgarlo, ¡gracias!
2 Comentarios

Deja aquí tu comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *