Alimentos malos para el colon irritable

Este problema gastrointestinal puede ser desencadenado por ciertos tipos de alimentos. En esta entrada te revelamos cuáles son los alimentos malos para el colon irritable que deben ser evitados.

Lamentablemente, no existe una dieta única que funcione para todas las personas que sufren del SCI, pero hay algunas pautas sencillas que podrán ayudarte.




Alimentos malos para el colon irritable que deberías evitar

Siguiendo los consejos que te proporcionamos a continuación, podrás aliviar y/o prevenir varios síntomas característicos del síndrome del intestino irritable.

alimentos malos para el colon irritable1 – Los alimentos fritos

Ningún alimento de este tipo es aconsejable, especialmente los que son fritos con aceites que contengan ácidos grasos trans hidrogenados.

En este grupo se encuentran las comidas rápidas o “fast-foods”.

2 – Las carnes rojas

Debes hacer lo posible para evitar especialmente las carnes que contengan grasa, las procedentes de granjas industrializadas y las procesadas.




Si no puedes vivir sin carne, entonces es preferible que optes por la llamada carne orgánica, proveniente de ganado alimentado a base de pasto y libre de químicos, antibióticos y hormonas de crecimiento.

3 – Los productos lácteos

Todos los derivados de la leche de vaca pueden empeorar el SCI. Si puedes, es recomendable que la reemplaces por leche de soja.

4 – Productos con harina blanca refinada y grasas malas

Entre estos productos se incluyen los horneados procesados, tales como los panes envasados, pasteles y galletas, que incluso a veces contienen jarabe de maíz alto en fructosa, lo que también puede hacerte mal para el SII.

Es preferible que consumas horneados frescos con ingredientes enteros. Puedes comprarlos en una panadería de tu confianza o incluso hacerlos tú mismo(a). 

5 – El café

Esta bebida tan común puede crear respuestas ácidas del esfínter inferior del esófago y de la válvula ileocecal, que queda entre los intestinos grueso y delgado, y que debe permanecer cerrada la mayor parte del tiempo para evitar que los fluidos del intestino se mezclen con los del estómago.

La acidez excesiva puede hacer que la válvula ileocecal permanezca abierta demasiado tiempo y ésta es una de las principales causas de varios problemas digestivos graves, incluyendo el SCI.

6 – El alcohol

Así como ocurre con el café, el alcohol también puede aumentar la acidez intestinal, produciendo problemas similares y perjudicando a quien tiene el colon irritable.




7 – Los edulcorantes artificiales

Todos ya sabemos sobre los peligros del aspartame y otros edulcorantes artificiales para nuestro cerebro y otros órganos.

Sin embargo, en particular el sorbitol puede ser extremadamente perjudicial para quien padece del SCI, pues puede aumentar sus síntomas indeseables.

Consejos finales para quien padece del colon irritable

Antes de terminar esta entrada, quisiéramos proporcionarte algunos tips que consideramos importantes.

En primer lugar, evita comer demasiado; controla tu apetito y trata de detenerte cuando llegues a aproximadamente el 80% de tu capacidad.

Mastica más los alimentos y come más lentamente, descansando los cubiertos sobre el plato: esto hará que comas menos y te sientas satisfecho(a) sin exagerar, pues la sensación de saciedad suele demorar hasta 15 minutos o incluso más para llegar al cerebro.

Evita irte a dormir o acostarte inmediatamente después de haber comido.

Si es posible, es mejor que des un paseo antes, lo que te ayudará a hacer la digestión.

Colaboración: Isabel, de Cura del colon irritable.

Esperamos que estos consejos sobre los alimentos malos para el colon irritable te sean de bastante utilidad.

Si tienes el intestino irritable, te recomendamos que conozcas:

Un método natural para eliminar el síndrome del colon irritable.

También puede interesarte:

Alimentos recomendados para el intestino irritable.


¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

2 Comentarios

Deja aquí tu pregunta o comentario:

ATENCIÓN: antes de enviar tu pregunta o comentario, lee atentamente nuestra Política de Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *