Los medicamentos para la artritis reumatoide

Considerada una enfermedad autoinmune, la artritis reumatoide se produce cuando el sistema inmunológico ataca equivocadamente los tejidos del propio cuerpo.

Además de causar problemas en las articulaciones, en algunos casos puede afectar a otros órganos del cuerpo, tales como la piel, los ojos, los pulmones y los vasos sanguíneos.




Pese a todo el avance que ha tenido la medicina occidental en los últimos tiempos, la verdad es que la ciencia aún no ha encontrado la cura para esta enfermedad.

No obstante, el tratamiento hecho de manera temprana puede permitir que se manejen sus síntomas, además de mejorar la función física y detener el daño progresivo a las articulaciones.

Medicamentos para la artritis reumatoideCiertos medicamentos ayudan a reducir la inflamación en las articulaciones, además de aliviar el dolor y prevenir o retardar el daño articular.

Conoce los medicamentos para la artritis reumatoide más utilizados

Muchos de los medicamentos que se utilizan para tratar la artritis reumatoide producen efectos secundarios potencialmente graves.

Por lo general, los médicos recetan primeramente medicamentos con menos efectos secundarios. No obstante, muchas veces son necesarios medicamentos más fuertes o una combinación de fármacos de acuerdo con el avance de la enfermedad.




Los fármacos utilizados más frecuentemente por los médicos pertenecen a los dos grupos siguientes:

1- Los medicamentos que alivian el dolor y la inflamación a corto plazo

Son los antiinflamatorios y corticoides, útiles para sobrellevar el día a día, pero que no mejoran la enfermedad a largo plazo.

Los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) tienen una respuesta que varía en cada persona, por lo que a veces es necesario probar varios hasta encontrar uno que proporcione los efectos deseados.

Cuando los AINES no funcionan controlando el dolor, el reumatólogo puede recomendar la administración de corticoides por vía oral.

2- Los antirreumáticos modificadores de la enfermedad (FAME)

Estos medicamentos pueden hacer que la actividad de la enfermedad sea menor a largo plazo, retrasando su evolución.

Es bastante difícil encontrar un fármaco de este segundo grupo que sea realmente efectivo, por eso el reumatólogo tendrá que prescribir varios secuencialmente hasta encontrar uno que realmente funcione para tu caso específico.




Estos medicamentos tienen acción lenta y pueden hacer efecto sólo en algunas semanas o incluso meses más tarde.

Como mencionamos anteriormente, los medicamentos utilizados para el tratamiento tienen efectos secundarios importantes.

Por lo tanto, este es otro factor que el médico tendrá que tener en cuenta para considerar si es mayor el beneficio que el riesgo ofrecido por los mismos.

Cabe destacar que la artritis reumatoide es una enfermedad progresiva y que puede empeorar con el tiempo.

En ciertos casos puede dañar permanentemente el cartílago e incluso los huesos dentro de las articulaciones, llevando con frecuencia a la pérdida de las funciones articulares.

Por ese motivo, es importante que hagas un tratamiento adecuado para que, por lo menos, puedas detener el daño a tus articulaciones.

Colaboración: Lucía, de Artritis y su tratamiento.

Esperamos que esta entrada sobre los medicamentos para la artritis reumatoide te haya sido de utilidad.

Recuerda que sólo un médico podrá indicártelos luego de haberte examinado. No los compres sin receta, pues sus efectos secundarios podrían perjudicarte.

Si tienes artritis, te recomendamos que conozcas:

Un método natural para tratar la artritis.

También puede interesarte:

Cómo aliviar la artritis.


¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

Deja aquí tu pregunta o comentario:

ATENCIÓN: antes de enviar tu pregunta o comentario, lee atentamente nuestra Política de Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *