Los grados o tipos de várices

Las várices son dilataciones venosas caracterizadas por no poder hacer que la sangre vuelva con fluidez al corazón. 

Según su tamaño y aspecto, se pueden distinguir cuatro grados o tipos de várices.




Conoce ahora los grados o tipos de várices

– Grado I (Varículas o arañas vasculares)

Las venitas más pequeñas de la piel generalmente son tan diminutas que no se observan a simple vista.

Sin embargo, cuando se dilatan, aparecen como pequeñas telarañas de color violáceo que, la mayor parte de las veces, representan sólo un problema estético.

Tipos de varicesEn ciertos casos, pueden producir una leve sensación de pesadez o cansancio en las piernas.

Como no presentan síntomas serios, la mayor parte de las personas no les da la debida importancia, lo que sin lugar a dudas es un grave error.

– Grado II

Son venas subcutáneas, dilatadas y tortuosas, que han perdido la capacidad de mantener el flujo de la circulación en un solo sentido y que ya presentan los primeros síntomas:




– Pesadez y cansancio en las piernas.
– Dolor.
– Calambres.
– Hormigueos.
– Sensación de calor o escozores.

Este tipo de várices ya representa un problema para la salud: con el tiempo, suelen producir flebitis superficiales dolorosas.

La sangre tiende a estancarse en ellas causando dolor y, si no se trata la insuficiencia venosa que las produce, seguirán creciendo y extendiéndose con la posibilidad de complicarse. 

– Grado III

Son las más visiblemente antiestéticas y aparecen luego de mucho tiempo de tener várices grado II. 

Cuando llegan a este grado, las venas ya están mucho más dilatadas y tortuosas, denotando un fallo extremo en las válvulas principales del sistema venoso superficial o comunicante.

Las venas son sometidas a un reflujo y presiones extremas para llevar la sangre en contra de la gravedad, lo que provoca un estiramiento y aumento de su diámetro.




Los síntomas van aumentando progresivamente y aparecen hinchazón, edemas y cambios visibles de coloración en la piel. 

 – Grado IV

Cuando las várices de grado III no son tratadas adecuadamente, suelen aparecer serias complicaciones. Conoce las principales a continuación:

– Alteraciones tróficas de la piel: cuando la acumulación de glóbulos rojos y de líquidos aumenta, se producen alteraciones en la piel y en los tejidos que están bajo la misma, debido a que los nutrientes no llegan correctamente. La piel se endurece, presenta un aspecto seco y escamoso, con cambios de color generalizados e intensos picores.

– Úlceras varicosas: aparecen generalmente como consecuencia del rascado. Se presentan sobre todo en la parte interna de los tobillos y son muy dolorosas, difíciles de curar y se infectan con facilidad.

– Edemas: pueden aparecer como consecuencia del estancamiento de la sangre en el interior de las venas dilatadas, lo que supone un obstáculo para su circulación. Se manifiestan como hinchazones localizadas alrededor de los tobillos. 

– Varicorragias: son hemorragias producidas por la ruptura de las venas varicosas, cuya pared está muy debilitada, al igual que la piel. Pueden deberse al rascado, por un traumatismo que puede ser mínimo, o incluso producirse de forma espontánea. La sangre suele ser oscura y fluye continuamente pero despacio, por ser sangre venosa. 

Flebitis superficiales: son inflamaciones de las venas varicosas. Pueden observarse como cordones dilatados y endurecidos, con una zona inflamada a su alrededor, caliente, enrojecida y dolorosa.

Tromboflebitis profundas: se producen cuando la sangre estancada dentro de las venas varicosas se coagula. Si el coágulo se encuentra en las venas más profundas y se desprende, puede causar complicaciones graves como la embolia pulmonar. Se manifiesta con dolor, edema y enrojecimiento de la zona.

Colaboración: Silvia, de Cómo eliminar las várices.

Esperamos que te haya gustado esta entrada sobre los diferentes tipos de várices.

También puede interesarte:

Cómo prevenir las várices.

Várices nunca más


¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

6 Comentarios

Deja aquí tu pregunta o comentario:

ATENCIÓN: antes de enviar tu pregunta o comentario, lee atentamente nuestra Política de Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *