Cómo se quitan las várices con hidroterapia

Actualizado: 29/09/2017

La hidroterapia es una técnica muy eficaz para combatir varios problemas de salud y es posible usarla para tratar las várices con muy buenos resultados. 

En esta terapia alternativa se emplea agua a distintas temperaturas, en estado líquido, vapor o sólido, ejerciendo presiones de diferente intensidad. 

Por lo general se alterna el uso de agua caliente y fría en forma de baño o chorros a presión que se aplican sobre las diversas zonas a ser tratadas.

La hidroterapia es una excelente alternativa para quitar las várices

En primer lugar, el agua caliente ayuda a dilatar los vasos sanguíneos que se encuentran bajo la piel.

De esta manera, se logra estimular la circulación.

Mientras tanto, el empleo de agua a baja temperatura causa el efecto contrario.

Los vasos sanguíneos superficiales se contraen, favoreciendo la circulación de la sangre en el interior de los órganos.

Aprende cómo se quitan las várices con la ayuda de la hidroterapia

A continuación puedes ver las cuatro técnicas de hidroterapia que se utilizan con más frecuencia para esta finalidad.

1 – Chorros de burbujas

Son aplicados chorros de agua sobre las zonas afectadas.

La presión no debe ser demasiado fuerte, sólo lo suficiente para relajar los músculos.

Esta técnica representa uno de los mejores tratamientos para curar todo tipo de problemas circulatorios.

2 – Baños o duchas de agua caliente

Son excelentes para relajar los músculos y ayudan a desintoxicar el cuerpo.

Es altamente recomendable que, antes de tomar la ducha o el baño, se frote el cuerpo con sal marina.

De este modo, se lograr eliminar todo tipo de impurezas retenidas en la piel, lo que mejorará su textura.

3 – Baños o duchas de agua fría

Estos baños reducen el flujo sanguíneo, por ese motivo son ideales para reducir las inflamaciones y los hematomas.

Por otra parte, el agua fría ayuda en la constricción de las venas varicosas.

4 – Baños o duchas alternas

Este tipo de hidroterapia consiste en alternar los baños o duchas de agua caliente con los de agua fría.

Se comienza con los de agua caliente para finalizar con los de agua fría.

De esta manera, se favorece la relajación de los músculos a la vez que se tonifica la circulación de la sangre y la linfa.

Después del último baño con agua caliente, debe realizarse un masaje para eliminar todas las impurezas de los poros que se han dilatado por la acción del calor.

Para terminar, es necesario darse un baño de agua fría para que los poros se cierren nuevamente.

¿Cómo realizar la hidroterapia para las várices en casa?

Para utilizar esta técnica en tu propia casa de una forma sencilla, necesitarás dos cubos (baldes) plásticos que tengan la altura suficiente como para que puedas sumergir tus piernas hasta la altura de las rodillas.

El procedimiento es muy similar al de los baños mencionado en el apartado anterior.

Como de este modo no será posible utilizar la técnica Nº1, puedes usar las explicadas en los puntos 2, 3 y 4.

Ve cómo se quitan las várices con la hidroterapia

Bien, esto ha  sido todo por hoy. Esperamos que estas informaciones sobre cómo se quitan las várices con hidroterapia te sean de bastante utilidad.

Muchas gracias por tu visita y, si lo deseas, déjanos tus comentarios más abajo.

También puede interesarte:

Un método natural para tratar las várices.

Cómo tratar las várices con la alimentación.

.

¿Quieres recibir las novedades de nuestra web gratis?
Informa aquí tu correo y dale click a Enviar:


Loading...
¿Te gustó este artículo? Ayúdanos a divulgarlo, ¡gracias!

Deja aquí tu comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *