Las hemorroides trombosadas

Las hemorroides trombosadas son aquéllas en las que se ha formado un coágulo de sangre, como resultado de la falta de circulación en el vaso sanguíneo afectado.

El coágulo puede hacer que la sangre que ha entrado en la hemorroide no logre salir totalmente, desarrollando un nódulo bastante duro.




Además de la hinchazón e inflamación, esto suele causar bastante dolor de las partes afectadas.

Sus síntomas son muy parecidos a los de otros tipos de hemorroides: picazón, dolor, escozor y posible sangrado.

hemorroides trombosadasLa gran diferencia está en su aspecto, normalmente muy hinchado y de color azul o morado, además de ser muy doloroso, como mencionamos anteriormente.

Cabe mencionar que el dolor aumenta aún más en las siguientes situaciones:

– en la posición sentado,

andando en bicicleta,

durante las evacuaciones.

Causas de las hemorroides trombosadas




Según estudios, la causa principal de este tipo de hemorroides parece ser la disminución del flujo sanguíneo en la zona afectada.

Esto hace que la sangre fluya de forma bastante más lenta, lo que podría favorecer la formación de coágulos.

Posibles complicaciones

Este tipo de hemorroides, que puede ocurrir tanto de forma interna como externa, es el más difícil de ser tratado y puede ser bastante peligroso.

El coágulo de sangre (trombo) atrapado en la almorrana puede bloquear el flujo sanguíneo total o parcialmente.




Si el bloqueo ocurre de forma total, puede provocar gangrena en la zona irrigada por la arteria o vena afectada.

Si es parcial, aumenta la probabilidad de infecciones.

Además, si el trombo se escapa de la hemorroide y migra hacia otra parte del cuerpo por la corriente sanguínea, puede ser extremadamente peligroso.

En los casos más graves, puede migrar hacia el corazón, provocando un infarto.

Es importante destacar que, por más complicado que pueda parecer, la cura de las hemorroides trombosadas es posible.

No obstante, es altamente recomendable que sean vistas por un  médico especialista.

Por otra parte, no se debe intente quitar la sangre estancada, pues, además de ser ineficaz, el riesgo de infección es muy grande.

Colaboración: Hugo, de Cómo quitar las hemorroides.

Esperamos que te haya sido útil esta entrada sobre las hemorroides trombosadas.

También puede interesarte:

La operación de hemorroides con láser.

hemorroides control


¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

Deja aquí tu pregunta o comentario:

ATENCIÓN: antes de enviar tu pregunta o comentario, lee atentamente nuestra Política de Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *