Las fases del Alzheimer

Actualizado el 28/05/2017

Esta enfermedad pasa por diferentes etapas, todas ellas caracterizadas por su continuo y progresivo empeoramiento físico y cognitivo.

En lo que los médicos discrepan bastante es en relación a la cantidad de fases del Alzheimer, pudiendo variar de 3 a 7 según el país.

En esta entrada, tomaremos como base las 3 etapas básicas de la enfermedad: inicial, intermedia y avanzada.

Conoce ahora las fases del Alzheimer

1. Etapa Inicial o Leve

fases del Alzheimer

Esta primera etapa raramente es notada y puede durar varios años. Como el inicio de la enfermedad es gradual, resulta muy difícil saber con exactitud cuándo comienza.

El paciente tiene algunas pérdidas de su memoria reciente: se olvida de algunas cosas ocasionalmente, puede perderse en lugares conocidos, no recordar sus citas, olvidarse del nombre de algunas personas o tener problemas para saber la hora o el día de la semana, por ejemplo.

Sin embargo, como estas pérdidas de memoria suelen ser bastante leves, pueden pasar inadvertidas y pensarse que son algo normal del proceso de envejecimiento de la persona.

No obstante, con el tiempo pueden empezar a interferir en la rutina del paciente.

En esta fase comienzan a notarse los primeros cambios de humor, con ciertos síntomas de depresión, tales como apatía, pérdida de iniciativa, disminución del interés por actividades y pasatiempos preferidos, etc.

En ciertas ocasiones el enfermo puede enojarse y ser agresivo al darse cuenta de que está perdiendo el control de lo que le rodea.

Sus frases empiezan a ser más cortas, puede mezclar ideas sin relación directa e incluso tener problemas para encontrar palabras, pero en general continúa razonando de forma adecuada.

La dificultad para tomar decisiones y aprender cosas nuevas comienza a aparecer, aunque las habilidades motoras y la percepción continúan bien.

Además, en esta etapa el paciente aun es capaz de mantener una conversación, es sociable y comprende los signos relacionados a la comunicación, tales como los gestos, la entonación, etc.

2. Etapa Intermedia o Moderada

A medida que pasan los años y la enfermedad avanza, las limitaciones van volviéndose más claras y graves, perjudicando mucho la calidad del vida del paciente.

En la segunda fase de este tipo de demencia senil, el deterioro cognitivo se hace mucho más evidente.

Empiezan a producirse cambios de comportamiento serios, con agresividad, irritabilidad e inquietud, además de ser común tener ideas sin sentido, desconfianza, celos, miedo y alucinaciones (oir voces o ver personas que no están presentes, por ejemplo).

La memoria de corto plazo se ve mucho más afectada, perdiéndose la capacidad de recordar el nombre de algunas personas próximas y hechos recientes o importantes.

Es común la repetición de preguntas, perderse dentro y fuera de casa, precisando ayuda para volver, además de tener trastornos del sueño.

Por otra parte, son comunes las dificultades con las actividades cotidianas, perdiéndose la capacidad de la persona vivir sola, cuidar la casa, cocinar o hacer las compras.

Además, en esta etapa, las personas comienzan a ser más dependientes de ayuda para los cuidados con su higiene personal y necesitan de supervisión de todo lo que hacen.

Aunque las conversaciones superficiales pueden conservarse, aparecen dificultades cuando se profundiza en algún tema y hay una mayor dificultad para expresarse con claridad.

Hay cambios en el lenguaje, que se ve bastante afectado: la persona no acaba frases o las repite, le cuesta relacionar y diferenciar conceptos.

Sus movimientos se ven afectados: síntomas como la pérdida del equilibrio y las caídas espontáneas aparecen, y el paciente puede necesitar ayuda para caminar. 

Por último, la incontinencia urinaria también se hace presente.

3. Etapa Avanzada o Severa

En la última fase de la enfermedad, los síntomas ya han empeorado mucho y el paciente queda completamente dependiente de otras personas (familiares o un cuidador) para sus tareas más básicas, como comer y limpiarse, entre otras. 

Tanto su memoria reciente como la remota se deterioran gravemente y aumenta mucho la dificultad para recuperar informaciones antiguas. Puede no reconocer más a sus familiares cercanos y personas amigas, aparte de los lugares más conocidos.

Su comportamiento es parecido al de un niño pequeño: puede llorar, gritar, no comprender explicaciones sencillas, llegando incluso a tener períodos desinhibidos y/o agresivos, con aumento de comportamiento inapropiado. 

Su lenguaje se ve seriamente afectado: algunos pacientes pueden permanecer rígidos y mudos. 

Tiene muchas dificultades para entender lo que está sucediendo a su alrededor y de orientarse dentro de su propia casa.

En esta fase pierde el control sobre sus esfínteres, pudiendo haber incontinencia urinaria y fecal.

Tiene también dificultades para alimentarse, asociadas a problemas en la deglutición, pudiendo atragantarse. 

Hay una tendencia al deterioro motor, que interfiere con la capacidad de moverse, siendo necesaria ayuda para caminar. Posteriormente, el paciente puede necesitar una silla de ruedas o permanecer de reposo en la cama.

Finalmente, aumentan las complicaciones derivadas de infecciones, deshidratación, desnutrición, heridas por estar inmóvil, etc.

Años después de haber comenzado este aterrador tipo de demencia senil, la causa final de la muerte de la persona puede estar relacionada con dichos trastornos.

Esperamos que las informaciones que aquí compartimos sobre las fases del Alzheimer te sean de bastante utilidad.

También puede interesarte:

Un método natural para tratar la enfermedad de Alzheimer.

Técnicas avanzadas de tratamiento de la enfermedad.

¿Te gustó este artículo? Ayúdanos a divulgarlo, ¡gracias!

Loading...
6 Comentarios

Deja aquí tu comentario:

Antes de enviar una pregunta, lee nuestras Reglas Para Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *