Qué causa el mal aliento

Actualizado el 23/06/2017

Actualmente se conocen más de 60 factores que causan mal aliento. Pero es en la cavidad oral donde hay un predominio de los casos, siendo la saburra lingual el principal factor responsable.

Muchas veces las causas de la halitosis son multifactoriales, por lo que su tratamiento, en algunos casos, debe ser multidisciplinario.

Por ese motivo, es importante primero determinar su origen, para de esa forma poder hacer un tratamiento efectivo.

Según los más recientes estudios, las causas del mal aliento pueden ser: 

  • de fuente oral (del 90 al 95% de los casos);
  • de otras fuentes (del 5 al 10% de los casos), tales como las sistémicas, metabólicas o las relacionadas a las vías aéreas superiores, como veremos más adelante.

Conoce ahora qué causa el mal aliento

Veamos ahora con más detalle algunas de las principales causas del mal aliento:

– Las caries y las inflamaciones de las encías

La mala conservación de los dientes (caries y abscesos) es una de las principales causas de la halitosis oral, así como también las posibles inflamaciones que ocurren en las encías.

Aparte de tener una buena higiene de la cavidad bucal luego de todas las comidas, es necesario visitar al dentista regularmente, por lo menos una vez al año.

– El resecamiento de la boca

La saliva contiene sustancias bactericidas y su flujo continuo se encarga de “lavar” mecánicamente la cavidad oral.

Cualquier evento que ocasione el resecamiento de la boca puede causar mal aliento.

Entre los mismos pueden mencionarse:

– el ayuno prolongado,

– la deshidratación,

– la respiración por la boca,

– hablar sin parar por mucho tiempo,

– el aire acondicionado,

– el estrés (del cual hablaremos a continuación)

– ciertos medicamentos.

– El estrés

La excitación y la ausencia de una rutina equilibrada también contribuyen a la aparición de la halitosis.

Un nivel de estrés muy alto normalmente libera mucha adrenalina, lo que reduce el flujo salival y también puede cambiar la calidad de la saliva.

Además, en la medida en que la persona estresada suele respirar con la boca abierta, comer más rápido y hacer su aseo en menos tiempo, abre espacio para que el mal aliento aparezca.

– El hábito de fumar

Obviamente, el humo del cigarrillo deja residuos en la boca que afectan negativamente su aroma.

Pero además, el cigarrillo puede producir halitosis porque reseca la boca, empeora las condiciones de las encías y aumenta el goteo retronasal.

– La saburra lingual

Se trata de la placa blanquecina que se forma en la superficie de la lengua.

Generalmente se desarrolla por malos cuidados con la higiene oral, que permite la presencia de restos de comida entre los dientes o en las encías.

Las bacterias que se desarollan en este ambiente se alimentan especialmente de proteínas y son las principales responsables por el mal aliento de origen oral.

Hablaremos nuevamente sobre este tema más adelante.

que causa el mal aliento

– La sinusitis

Aproximadamente el 5% de los casos son ocasionados por inflamaciones o infecciones de las fosas nasales.

Entre las principales se encuentra la sinusitis, una enfermedad que tiene base infecciosa o inflamatoria y que afecta a la cavidad nasal.

Por lo general causa fuertes dolores de cabeza, estornudos, secreción nasal y mal olor en la boca.

La afección genera un goteo proveniente de las secreciones de los senos paranasales, que pasa por detrás de la faringe.

Como son ricas en proteínas, dichas secreciones alimentan a las bacterias que viven en las papilas de las partes posteriores de la lengua, generando mal aliento.

– Los problemas gástricos

Raramente el estómago u otras partes del aparato digestivo inferior tiene relación con el origen de la halitosis.

No obstante, un buen funcionamiento del estómago y del intestino es esencial para una correcta digestión de todos los alimentos.

Cuando el estómago no trabaja correctamente, puede causar reflujo gastroesofágico, que es una causa de la halitosis con origen en el estómago.

Además, una infección por la bacteria H. pylori en el estómago también puede causar mal aliento.

– La insuficiencia renal

Este trastorno ocurre cuando los riñones pierden su capacidad de realizar sus funciones básicas.

Puede ser aguda, haciendo que la función renal desaparezca de pronto, o crónica, en que el proceso se produce lenta y gradualmente.

Los gases que se forman en los riñones, que son volátiles, eventualmente pueden ser absorbidos en la corriente sanguínea.

Poco después, son liberados por la respiración, dando origen a mal aliento.

– La insuficiencia hepática

Este problema sucede como consecuencia de perturbaciones sufridas por el hígado, tales como cirrosis o hepatitis viral.

Buena parte de dicho órgano es afectada y la persona puede sufrir cambios a nivel cerebral, cansancio, náuseas y también mal aliento.

Los gases que están en el hígado son absorvidos pero no son metabolizados. Pasan a la corriente sanguínea para ser liberados en parte por la respiración, causando mal aliento.

A qué se debe el mal aliento según la ciencia

La halitosis, un antiguo flagelo de las relaciones sociales, emerge como un asunto de interés científico capaz de atraer la atención de bacteriólogos, fisiólogos, químicos y sicólogos.

Lo que los científicos intentan entender es exactamente a qué se debe el mal aliento.

a que se debe el mal aliento

Las sustancias que producen mal olor

Mel Rosenberg, microbiólogo canadiense que trabaja en la Universidad de Tel-Aviv, publicó una revisión sobre el tema en la revista Scientific American.

La boca es un ecosistema en el cual viven cientos de especies de bacterias con diferentes necesidades nutricionales. 

Cuando dicha flora bacteriana digiere proteínas, pueden ser liberadas sustancias que tienen mal olor, entre las cuales se destacan:

  • el gas sulfhídrico (es resultante del metabolismo anaeróbico y genera olor a huevo podrido);
  • el escatol (sustancia que puede ser encontrada en las heces);
  • la cadaverina (como su nombre lo indica, está asociada a la descomposición de los cuerpos);
  • la putrescina (sustancia asociada a la descomposición de la carne);
  • el ácido isovalérico (presente en el sudor de los pies).

Lo peor es que la mezcla de los malos olores de estas sustancias generalmente no es percibida por los portadores de halitosis. Sin embargo, produce repulsión en quienes se relacionan con ellos.

En qué parte de la boca se genera el mal aliento

Estudios recientes de Walter Loesche, en la Universidad de Michigan, demostraron que los microorganismos presentes en la lengua son diferentes de los encontrados en la placa dental.

Estudiando personas saludables que presentaban halitosis, el grupo de Loesche mostró que la principal región anatómica responsable por la halitosis no es la placa dental como se pensaba anteriormente, sino la parte más posterior de la lengua, al fondo de la cavidad bucal.

La explicación es muy sencilla: esa zona recibe un flujo muy reducido de saliva y contiene un gran número de pequeñas criptas (invaginaciones), en las cuales las bacterias suelen esconderse.

En ese local privilegiado, ellas digieren las proteínas de los restos alimenticios allí retenidos, además de las que contiene el flujo que gotea imperceptiblemente de los senos de la face en dirección a la faringe (goteo retronasal).

Bien, esto ha sido todo por hoy. Esperamos que estas informaciones sobre qué causa el mal aliento te hayan sido de bastante utilidad.

Si lo deseas, déjanos tus comentarios en el formulario al final de la página.

También puede interesarte:

Un método natural para tratar la halitosis.

Qué usar para eliminar el mal aliento.

¿Te gustó este artículo? Ayúdanos a divulgarlo, ¡gracias!

Loading...
6 Comentarios

Deja aquí tu comentario:

Antes de enviar una pregunta, lee nuestras Reglas Para Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *