Tratamientos para los síntomas de Mal de Alzheimer

Hasta el día de hoy, la medicina alopática (convencional de Occidente) no ha logrado encontrar un tratamiento que cure definitivamente este tipo de demencia senil.

Por otro lado, algunos fármacos que muchos médicos suelen utilizar pueden ocasionar serios efectos secundarios en las personas con esta enfermedad que no compensan sus posibles beneficios.




Sin embargo, en los últimos años, las investigaciones han avanzado bastante.

Se han encontrado algunas soluciones que, además de aliviar algunos de los síntomas de mal de Alzheimer más frecuentes, también pueden retrasar un poco el avance de la enfermedad.

sintomas de mal de alzheimerTratamiento médico para los síntomas de Mal de Alzheimer

Uno de los principales síntomas de este mal es la pérdida de la memoria de corto plazo.

La persona puede recordar fácilmente hechos de su pasado lejano y tener dificultad para acordarse de algo que se le dijo hace sólo 5 minutos.

Tres fármacos han mostrado buenos resultados en la mejoría de la memoria.




Su gran ventaja es que no tienen tantos efectos secundarios como los ocasionados por otros. Es lo que ocurre con la tacrina, por ejemplo, que en algunos casos puede ser tóxica para el hígado.

Son ellos: el donepezilo, la rivastigmina y la galantamina.

Lamentablemente no son muy efectivos para todos y, además, sólo funcionan en las etapas inicial e intermedia de la enfermedad.

Por otro lado, un medicamento llamado memantina puede ayudar en las etapas moderadas y severas de la enfermedad.

Sin embargo, en algunos pacientes puede producir algunos efectos secundarios bastante negativos, tales como alucinaciones, desorientación, dolor de cabeza, mareos y cansancio.

Tratamientos farmacológicos para los síntomas emocionales de esta enfermedad

Afortunadamente la ciencia médica está avanzando de forma constante y ya ofrece soluciones para aliviar varios de los principales síntomas emocionales y de conducta producidos por esta enfermedad.




Por ejemplo:

– Para aliviar la agitación, la ansiedad y algunos comportamientos impredecibles, el profesional puede indicar un tranquilizante.

– Cuando se trata de mejorar el sueño y combatir la depresión, hay otros fármacos específicos como los antidepresivos que pueden ayudar.

– Si el objetivo es mejorar la actividad cerebral, el consumo de la vitamina E, en cantidades moderadas, puede dar resultados positivos sin producir efectos secundarios.

Claro que todo paciente necesita la supervisión de un médico, pues las dosificaciones de los fármacos deben ser cuidadosamente controladas.

Es necesario dejar claro que los ancianos reaccionan a los efectos de los fármacos de modo distinto que los jóvenes. Una dosis excesiva podría ser muy peligrosa para la salud de una persona de cierta edad.

Si por casualidad cuidas a algún paciente que tenga este trastorno, recuerda siempre que debes mantener informado a su médico acerca de los cambios de conducta o nuevos síntomas que se presenten.

Por último, la medicina alternativa también proporciona buenas soluciones para los problemas causados por la enfermedad, pero sin correr el riesgo de sufrir efectos colaterales.

En otra entrada puedes ver informaciones acerca de algunos remedios naturales para tratar este mal. Además, allí encontrarás varios consejos prácticos que pueden colaborar para mejorar los síntomas.

Colaboración: Leila, de Cómo tratar el Alzheimer.

Esperamos que estas informaciones sobre los tratamientos médicos para los síntomas de Mal de Alzheimer te hayan sido de utilidad.

Si tienes algún familiar con esta enfermedad, te recomendamos que conozcas:

Un método natural para tratar el Mal de Alzheimer.

También puede interesarte:

Tratamientos alternativos del Alzheimer.


¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

Deja aquí tu pregunta o comentario:

ATENCIÓN: antes de enviar tu pregunta o comentario, lee atentamente nuestra Política de Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *