Las causas del acné

El acné es una afección de la piel que se manifiesta a través de granos o pústulas y que puede afectar a cualquier persona. Pese a que existe una mayor tendencia a desarrollarse en adolescentes, debido a los cambios hormonales típicos de esta edad, en realidad los adultos también podemos padecerlo. 

Sólo quienes tienen o han tenido acné saben que es un enorme trastorno, no sólo para su autoestima, sino también para su bolsillo, pues, un tratamiento efectivo no suele ser barato.




Consultar a un dermatólogo es esencial, pero paralelamente a eso es importante comprender los mecanismos de la enfermedad y conocer las precauciones necesarias para evitarla.

Según los especialistas, el aumento de la secreción de aceite por las glándulas sebáceas (cuya función es la de lubricar y proteger la superficie de la piel) junto con la acumulación de células muertas en los orificios de los folículos pilosebáceos, son los responsables por la obstrucción de los poros de la piel.

causas del acneCuando esta secreción aceitosa no logra pasar por el orificio de los poros y allí se acumula, ocurre la formación de comedones abiertos (puntos negros), que se oxidan y oscurecen cuando se exponen al aire, o comedones cerrados (espinillas).

Dicha acumulación, a su vez, favorece la infección por bacterias, especialmente por Propionibacterium acnes.

Las causas del acné

En realidad las causas pueden ser muchas y todavía no todas son totalmente entendidas, por lo que no existe un consenso sobre las mismas.

Como la piel de cada persona tiene características especiales, todos tenemos diferentes factores que pueden contribuir para el desarrollo del acné.




Sin embargo, es posible identificar algunos factores más frecuentes, como los mencionados a continuación:

– Las hormonas

Son una de las principales causas del acné. La adolescencia trae muchos cambios hormonales que suelen causar constantes brotes de espinillas, pústulas, etc.

No obstante, la edad adulta también introduce cambios, sobre todo en las mujeres: el embarzo, la etapa premenstrual y todos los problemas sufridos antes de la menopausia causan brotes en un número enorme de mujeres. 

– El estrés

Éste es sin lugar a dudas un factor bastante frecuente para el desarrollo del acné.

La tensión a que el cuerpo es sometido a consecuencia del estrés, hace que éste libere químicos y hormonas que, a la postre, se transforman en toxinas y residuos que deben ser eliminados.




Varios de estos deshechos se eliminan justamente a través de la piel, contribuyendo de esta manera con el acné.

– Las grasas, el azúcar y otros alimentos

Hay muchas controversias con relación a este tema: muchos expertos niegan que la alimentación tenga algo que ver con el acné, sin embargo, algunos estudios sugieren lo contrario.

En definitiva, no podemos afirmar que determinados alimentos no contribuyan para el acné, hasta que haya estudios más conclusivos que lo demuestren.

Algunos cosméticos y productos del cuidado de la piel

Tienes que tener mucho cuidado al elegir estos productos: si los que utilizas no son los recomendados para tu tipo de piel, podrían causarte acné.

Si tu piel es grasa y usas productos con aceite, por ejemplo, sin lugar a dudas estarás contribuyendo para los brotes. 

El estilo de vida y el medio ambiente

Lo mejor que puedes hacer para cuidar tu piel es mantenerla siempre hidratada y eliminar lo máximo posible todos los factores externos que puedan causar acné.

Esperamos que te hayan gustado estas informaciones sobre las causas del acné.

Si tienes acné, te recomendamos que conozcas:

Un método natural para eliminar el acné en casa.

También puede interesarte:

Cómo combatir el acné de manera eficaz.


¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

Deja aquí tu pregunta o comentario:

ATENCIÓN: antes de enviar tu pregunta o comentario, lee atentamente nuestra Política de Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *