Las cremas contra el acné, ¿son efectivas?

Existen cientos de tópicos, geles y cremas contra el acné de venta libre disponibles en el mercado.

Desde los que contienen sólo sustancias químicas, hasta productos que contienen ingredientes naturales, podemos encontrar una cantidad enorme de opciones y enfoques diferentes para supuestamente solucionar este problema.




Sin embargo, antes de utilizar estos productos, precisamos analizar un grave error de enfoque de este tipo de tratamiento.

En teoría, la mayor parte de estos tópicos o cremas servirían para destapar los poros y eliminar el exceso de aceite, ayudando a prevenir la proliferación de bacterias.

cremas contra el acneSin embargo, este enfoque es extremadamente limitado, pues las bacterias intervienen sólo en la etapa tardía del desarrollo del acné.

¿Las cremas contra el acné pueden ser perjudiciales?

Por otro lado, es necesario aclarar que, cuando usamos un producto para reducir la grasa de la cara, nuestro cuerpo siempre reacciona produciendo más grasa.




Por supuesto que esto no siempre genera la proliferación de bacterias en la piel.

No obstante, por lo general contribuye para la obstrucción de los poros, un factor de riesgo para el desarrollo del acné.

En otras palabras: usando tópicos o cremas anti-acné a menudo se antagoniza los efectos del cuerpo, haciendo que todo el problema se vuelva mucho peor.

O sea, estos productos no sólo están condenados al fracaso en el tratamiento del acné, sino que, si usados a largo plazo, pueden llegar a empeorarlo.

De todas maneras, si así mismo decides usar un tópico o crema para el acné, es mejor que busques un limpiador que tenga una base natural.

De esta manera, por lo menos evitarás los efectos secundarios producidos por los químicos.

Lo mejor sería que buscaras la orientación de un dermatólogo, que luego de estudiar tu caso podría recomendarte el tratamiento más apropiado.




Lamentablemente, por lo general esto no está al alcance de muchas personas, por lo que terminan recurriendo a la orientación de un farmacéutico.

Incluso a veces es peor: le piden opinión a un simple empleado de la farmacia o a una persona que no conoce mucho del tema.

En este caso, lo más sensato sería que usaras una táctica que tenga como principios fundamentales atacar las razones por las cuales tu piel está produciendo tanta grasa.

De esta manera, lograrías eliminar uno de los factores principales del desarrollo del acné y estarías mucho más cerca de solucionar tu problema de raíz.

A propósito, en nuestra sección “Acné” puedes encontrar algunos tips y consejos que te serán de bastante ayuda para esto.

Esperamos que estas informaciones acerca de la poca efectividad y los efectos antagónicos que pueden tener los geles y cremas contra el acné te hayan servido de alerta.

Si tienes acné, te recomendamos que conozcas:

Un método natural para eliminar el acné.

También puede interesarte:

Cómo mejorar el acné.


¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos: