Cómo reducir la papada y fortalecer la mandíbula

Toda la zona de la mandíbula representa una parte bastante expresiva de nuestra cara.

Cuando esta región pierde firmeza y queda flácida, suma mucho más años que las arrugas que puedas tener en otras partes de tu rostro, pues refleja un aspecto cansado y envejecido.




En esta entrada, veremos cómo reducir la papada y fortalecer la mandíbula practicando sencillos y efectivos ejercicios.

De esta manera, lograrás proporcionarle a tu rostro y cuello un aspecto mucho más joven y relajado.

como reducir la papadaPero antes, es necesario que sepas que en los movimientos de la mandíbula intervienen varios músculos de la zona de la boca, la barbilla y el cuello.

Así como ocurre con otras zonas del cuerpo, cuando los músculos no son ejercitados con la suficiente frecuencia, se vuelven flácidos y tienen la tendencia a sufrir con la fuerza de la gravedad.

Con el paso de los años, es muy común que se deposite tejido adiposo en la parte baja de la mandíbula.

Es lo que conocemos popularmente como doble mentón o papada.




Afortunadamente, es posible evitar o incluso revertir este proceso con la cada vez más difundida “gimnasia facial”.

Aprende cómo reducir la papada y tonificar la mandíbula inferior

Este tipo de gimnasia aplicada en la mandíbula le otorga tonicidad, elimina las grasas y acaba con el aspecto de cansancio, tensión y rigidez.

Practica este ejercicio frente a un espejo, por lo menos hasta que logres aprenderlo y perfeccionarlo.

Hazlo de pie o sentado(a), pero mantén siempre la columna vertebral erguida y los hombros relajados para poder respirar de modo adecuado.

Mueve la cabeza lentamente hacia atrás, relajando todos los músculos del rostro y dejando los labios ligeramente entreabiertos.




Lleva la dentadura inferior hacia adelante y aprétala al labio de arriba, sintiendo cómo se tensiona la mandíbula, el mentón y el cuello.

Mantente así por 15 segundos y luego vuelve a la posición inicial.

Realiza este ejercicio doce veces, cada vez haciéndolo más rápido, descansa unos segundos y repite la serie completa dos veces más.

Recomendaciones finales

Lo ideal es que hagas las tres series de ejercicios dos veces al día, de mañana al levantarte y de noche, antes de irte a dormir.

Al terminar las series, date unos golpecitos con el dorso de la mano debajo del mentón y en el cuello.

Para finalizar, es recomendable que te hagas suaves masajes con las manos en el contorno de la mandíbula y el cuello, recorriendo ambos lados unas diez veces.

La práctica diaria de esta técnica, te ayudará a fortalecer y a relajar toda la zona, mejorando tu expresión y el aspecto de tu cuello.

Colaboración: Sheila, de Cómo Eliminar las Arrugas.

Esperamos que te haya gustado esta entrada sobre cómo reducir la papada y fortalecer la mandíbula.

Practica los ejercicios que te enseñamos con regularidad y obtendrás buenos resultados.

Si tienes líneas finas o arrugas, te recomendamos que conozcas:

Un método natural para eliminar las arrugas.

También puede interesarte:

Cómo tener una piel perfecta y joven.


¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

Deja aquí tu pregunta o comentario:

ATENCIÓN: antes de enviar tu pregunta o comentario, lee atentamente nuestra Política de Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *