Cómo quitar los lunares de sangre

En primer lugar, es importante destacar que los lunares de sangre son benignos, es decir, no representan un riesgo para la salud.

Su forma es circular, de color escarlata y no suelen pasar de 2 milímetros de diámetro, pero su tamaño y cantidad suelen aumentar a lo largo de los años.




También se los conoce como nevus rufus o nevus rubí y lo más común es que salgan en la zona del tórax, cuello y brazos.

Pueden sangrar cuando son traumatizados, pero este sangrado es muy pequeño y no representa ningún riesgo para la persona, siempre y cuando se desinfecte la herida para prevenir infecciones.

Lunares de sangreGeneralmente surgen a edad avanzada por el envejecimiento de la piel, afectando a alrededor del 75% de la población mayor de 60 años.

No obstante, las personas jóvenes también pueden tenerlas, especialmente cuando existe un factor familiar o tienen la piel muy blanca.

Además, en algunos casos pueden ser causados por la exposición exagerada al sol sin protección en los horarios considerados peligrosos.




Por otro lado, estas lesiones son bastante frecuentes en los pacientes diabéticos y pueden aumentar en tamaño y cantidad si el individuo se expone a temperaturas muy altas.

Causas de los lunares de sangre

Este tipo de lunares ocurre por la dilatación de pequeños vasos sanguíneos de la piel.

Adquieren cierta importancia cuando están en gran cantidad diseminados en el tórax y la espalda, por lo que para muchas personas son desagradables y antiestéticos, pero no son peligrosos.

En realidad, la única implicación que tienen para la salud es que actúan como indicadores cutáneos para los especialistas.

Hay correctores y maquillaje que pueden disimularlos bastante bien, sin embargo, existen métodos que pueden eliminarlos por completo.

Entre los más conocidos y eficaces está el tratamiento con láser, pero puede resultar demasiado caro para la gran mayoría de la población.
 
También pueden ser retirados con pequeñas cirugías, un método bastante invasivo, o utilizando químicos, que pueden tener efectos secundarios negativos para muchas personas.




Cómo quitar los lunares de sangre en casa

Afortunadamente, existen remedios caseros efectivos para eliminar los lunares de sangre

A continuación te ofrecemos 2 sencillas recetas caseras que podrán ayudarte a quitar este tipo de lunares:

Receta Nº 1

Extrae el jugo (zumo) de una manzana agria.

Con las manos limpias, aplícate el jugo sobre el lunar tres veces al día, durante al menos tres semanas.

Ten en cuenta que éste es un tratamiento lento y que el lunar comenzará a desaparecer poco a poco.

Receta Nº 2

Corta un trocito de diente de ajo fresco.

Póntelo sobre el lunar, cúbrelo y asegúralo bien con una venda o curita.

Precaución: cerciórate que el trocito de ajo quede sólo sobre el lunar y no entre en contacto con la piel alrededor.

Deja que el ajo permanezca en contacto con el lunar durante toda la noche y retíralo a la mañana siguiente.

Repite este tratamiento por tres noches seguidas.

Este método no debe ser utilizado en los labios o en los párpados.

Colaboración: Víctor, de Cómo eliminar Verrugas y Lunares.

Esperamos que estas informaciones acerca de cómo eliminar los lunares de sangre te sea de bastante utilidad.

También puede interesarte:

Cómo eliminar los lunares de modo natural.

Sin verrugas y lunares


¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

130 Comentarios

Deja aquí tu pregunta o comentario:

ATENCIÓN: antes de enviar tu pregunta o comentario, lee atentamente nuestra Política de Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *