Tratamientos para la rosácea severa

Actualizado: 11/10/2017

Hay tratamientos para la rosácea severa que, si bien no ofrecen una cura definitiva, ayudan a mejorar bastante el aspecto de la piel.

La rosácea es una enfermedad que afecta a la piel de la cara, causando enrojecimiento en las mejillas, nariz, frente y/o barbilla. Asimismo, también puede afectar a la zona del cuello y el pecho de algunas personas.

En verdad se trata de un proceso crónico progresivo, caracterizado por períodos de exacerbación de los síntomas seguidos de remisión.

Los mecanismos que conducen al desarrollo de la rosácea aún no se entienden completamente.

Por lo tanto, la medicina occidental aun no ha logrado encontrar una forma de curar definitivamente la misma.

Cuáles son los tratamientos para la rosácea severa más recomendados

En otros artículos, mencionamos el tratamiento con medicamentos (tópicos y orales), y también con la tecnología de rayos láser.

Hoy queremos mostrarte los tratamientos más recomendados por los especialistas en los casos más graves de la enfermedad.

1- La dermoabrasión

Cuando la rosácea se encuentra en su etapa más avanzada, es probable que el especialista recomiende que sea realizada una dermoabrasión.

Este procedimiento tiene la finalidad de recuperar el aspecto normal de la piel.

En algunos pacientes los vasos se dilatan demasiado, nutriendo exageradamente las glándulas cutáneas.

Esto hace que la enfermedad evolucione hacia un cuadro mucho más permanente y de difícil cura, produciendo una manifestación conocida como rinofima, que consiste en la deformación de la nariz.

La dermoabrasión es una técnica que exfolia la piel, retirando sus capas más superficiales, con el objetivo de mejorar su aspecto.

Se realiza en consultorio, bajo anestesia local, utilizándose un dermoabrasor, un equipo con una lija diamantada rotativa, o incluso lijas estériles, para abrasión manual.

Luego de realizado el procedimiento, ocurre una cicatrización y la piel se regenera, dejándola más libre de las imperfecciones y deformidades causadas por la enfermedad.

El postoperatorio puede ser bastante molesto y son necesarios curativos diarios, con orientación del dermatólogo.

La recuperación de la piel es lenta, pero el resultado final suele ser muy satisfactorio.

No obstante, un dermatólogo o cirujano estético debe ser consultado previamente, porque en ciertos casos puede tener efectos negativos.

2- La cirugía estética

La cirugía plástica es realizada principalmente para tratar la rinofima, si el cirujano la considera más conveniente que la dermoabrasión para un determinado caso más avanzado.

Este procedimiento quirúrgico denominado rinoplastia se utiliza para retirar el exceso de tejido presente en la nariz del paciente y remodelar dicha zona del rostro.

Actualmente, aparte de la técnica con bisturí convencional, hay 3 métodos avanzados de cirugía que están siendo bastante utilizados: la radioeletrocirugia, la cirugía láser y la quimiocirugía.

– La radioelectrocirugía

Consiste en el uso de un equipo de alta frecuencia para reducir el tejido excedente.

Se hace bajo anestesia local en sala quirúrgica en el propio consultorio del dermatólogo.

Después de aplicar la anestesia, el procedimiento es totalmente indoloro.

El cirujano procede a retirar las capas más superficiales de la rinofima con la consiguiente lapidación del contorno de la nariz.

El aspecto en el postoperatorio es muy feo, con la formación de una costra gruesa en toda la zona tratada.

Se hacen curativos sencillos con pomadas cicatrizantes y gasas, pero también se pueden utilizar vendajes adhesivos especiales.

Contraindicación: los pacientes con marcapasos cardíacos no pueden realizar este tratamiento para la rosácea severa.

– La cirugía láser

Es bastante similar a la radioelectrocirugía, pero el equipo utilizado es un láser ablativo.

Los más comunes son el láser de dióxido de carbono (CO2) y el Erbium.

La cirugía a láser es uno de los tratamientos para la rosácea severa

Cirugía láser para la rosácea severa en la nariz

– La quimiocirugía

En la quimiocirugía se usan sustancias químicas potentes, bastante concentradas, aplicadas por el especialista directamente sobre la piel de la nariz.

El procedimiento se puede hacer con anestesia local para aliviar la incomodidad que la aplicación del ácido provoca.

La piel se vuelve blanca inmediatamente después de la aplicación, luego se enrojece y en aproximadamente 24 horas se forma una capa de piel oscura que debe desprenderse en los días siguientes.

Es importante que el paciente siga las instrucciones del médico y no retire las costras antes de tiempo.

Se aconseja el uso de pomadas cicatrizantes y la no exposición al sol.

El resultado suele ser bastante bueno, pero pueden ser necesarias sesiones complementarias.

Conclusión sobre los tratamientos de la rosácea

En resumen, la cirugía es realizada para remodelar las zonas del rostro más afectadas, mientras que la dermoabrasión consiste en exfoliar la piel, retirándose las capas superficiales.

Es importante resaltar que no existe la mejor técnica, sino la técnica más apropiada para cada paciente.

Por ese motivo, es el especialista quien debe indicar el mejor tratamiento para cada caso.

Antes de finalizar, permítenos que te avisemos que esta entrada sólo tiene carácter informativo.

Por ese motivo, cualquier información adicional sobre precios o clínicas que realicen los tratamientos mencionados deben ser solicitadas directamente en tu ciudad o región.

Bien, esto ha sido todo por hoy. Esperamos que esta información sobre los tratamientos para la rosácea severa te sean de bastante utilidad.

Muchas gracias por tu visita y, si lo deseas, déjanos tus comentarios o preguntas más abajo.

También puede interesarte:

> Un método natural para tratar esta enfermedad.

Los alimentos que debes evitar.

.

¿Quieres recibir las novedades de nuestra web gratis?
Informa aquí tu correo y dale click a Enviar:


Loading...
¿Te gustó este artículo? Ayúdanos a divulgarlo, ¡gracias!
8 Comentarios

Deja aquí tu comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *