Tratamientos para la rosácea

Actualizado el 28/05/2017

Hay tratamientos para la rosácea que, si bien no ofrecen una cura definitiva, ayudan a mejorar bastante el aspecto de la piel y alivian los efectos ocasionados por esta afección.

La rosácea es una enfermedad que afecta a la piel de la cara, causando enrojecimiento en las mejillas, nariz, frente y/o barbilla. Asimismo, también puede afectar a la zona del cuello y el pecho de algunas personas.

En verdad se trata de un proceso crónico progresivo, caracterizado por períodos de exacerbación de los síntomas seguidos de remisión.

Los mecanismos que conducen al desarrollo de la rosácea aún no se entienden completamente. Por lo tanto, la medicina occidental aun no ha logrado encontrar una forma de curar definitivamente la misma.

tratamientos para la rosáceaNo obstante, ya se sabe que se debe a una combinación de varios factores. Entre los mismos se incluyen: anormalidades en el sistema inmune, reacciones inflamatorias de los microorganismos de la piel, lesiones producidas por los rayos ultravioleta del sol y la disfunción de los vasos sanguíneos, entre otros.

La teoría más aceptada en la actualidad es que el sistema inmune innato, que es la primera línea de defensa de nuestro complejo sistema inmunitario, en ciertas personas actúa de manera aberrante cuando se lo expone a ciertos estímulos externos.

Entre dichos estímulos podemos mencionar: los rayos solares, un trauma físico o químico, o incluso los gérmenes presentes en la piel.

Tratamientos para la rosácea de la medicina convencional

A continuación, verás una lista con los tratamientos más recomendados por los especialistas y, al final, encontrarás algunos consejos caseros que te ayudarán a mejorar esta afección.

– Cremas y medicamentos de uso tópico

En las primeras fases de la rosácea, los medicamentos de aplicación tópica pueden ser los más indicados.

Los dermatólogos recomiendan el uso de sustancias antibióticas y antiinflamatorias.

Sin embargo, es necesario que un médico las recete, pues puede haber diferencias en su aplicación dependiendo del caso de cada paciente.

– Antibióticos

En los casos más avanzados de la dolencia, o cuando el tratamiento tópico ya no es suficiente, el médico puede recomendar el uso de antibióticos orales.

En el caso de la rosácea ocular, el tratamiento con medicamentos debe ser hecho por un dermatólogo en conjunto con un oftalmólogo, para asegurar la salud de los ojos.

– Láser

El tratamiento con láser es ideal para combatir el enrojecimiento causado por la dilatación de los vasos sanguíneos y suele ser indicado en conjunto con medicamentos.

Este tratamiento consiste en la aplicación de una luz en determinada frecuencia para disminuir los poros o las pequeñas arterias que ya no logran más volver a su estado normal.

Existen diferentes técnicas, que son utilizadas de acuerdo con la intensidad de la enfermedad, como el láser fraccionado y la luz pulsada intensa.

– Dermoabrasión y cirugía

En las etapas más graves de la rosácea, puede ser necesario hacer una dermoabrasión o una cirugía estética para intentar recuperar la apariencia inicial de la piel.

Cuando los vasos se dilatan exageradamente y nutren demasiado las glándulas de la piel, la rosácea puede evolucionar para cuadros más permanentes y deformar principalmente la nariz, manifestación conocida como rinofima.

La cirugía es realizada para remodelar estas zonas del rostro, mientras que la dermoabrasión consiste en exfoliar la piel, retirando las capas superficiales.

Luego de dicha exfoliación, ocurrirá una cicatrización y regeneración de la piel, que quedará libre de las deformidades causadas por la rosácea.

Ve ahora 8 consejos para combatir la rosácea

Como mencionamos anteriormente, la medicina occidental aun no ha encontrado una cura definitiva para este trastorno.

Sin embargo, es posible controlarlo y aliviar sus síntomas teniendo algunos cuidados básicos.

A continuación compartimos contigo algunos consejos que te ayudarán a controlar la rosácea en tu propia casa.

1- No te frotes la piel

Si tienes rosácea, frotarte la piel de la cara puede empeorarla.

Es fundamental que no uses esponja para lavarte las zonas afectadas.

2- Evita los ambientes húmedos y calurosos, el estrés y el nerviosismo

Estos tres factores suelen aumentar bastante las posibilidades de tener una crisis.

3- Sé suave al limpiarte la piel

Nunca uses agua caliente para lavarte, es mejor que uses agua tibia.

Emplea un limpiador suave sin fragancia y, luego de haberte lavado, sécate la piel cuidadosamente con una toalla de algodón absorvente.

4- Deja descansar la piel antes de usar un producto

Aplicarte un producto sobre la piel inmediatamente después de haberte lavado puede producirte calor e irritación.

Es recomendable que esperes por lo menos de 5 a 10 minutos para hacerlo.

5- Aplícate un protector solar diariamente

La exposición a los rayos ultravioleta del sol generalmente empeora los síntomas de la rosácea.

Aplícate un protector todas las mañanas, pero elige uno que no contenga ingredientes irritantes, tales como el alcohol o fragancias.

Además, fíjate que tenga protección UVA y UVB, con un FPS de al menos 30. 

6- Ten cuidado con los productos para la piel

Como la piel con rosácea es muy sensible, es importante que evites astringentes, tónicos y exfoliantes.

Es recomendable que evites también productos que contengan alcohol, ácidos, fragancias, eucalipto, mentol o alcanfor.

Como regla general, si un producto te causa quemazón o comezón, es mejor que dejes de usarlo.

7- Ten cuidado con los maquillajes

Evita los productos resistentes al agua o que sean muy densos, pues son más difíciles de limpiar, lo que tenderá a irritar tu piel.

Es mejor que elijas un maquillaje con siliconas, protección solar y que sea hipoalergénico.

8- Cuida mucho tu alimentación

El exceso de bebidas alcohólicas, la pimienta, la comida condimentada, el café y otros platos calientes por lo general aumentan el enrojecimiento de la cara, por lo tanto deberías evitarlos.

Las opciones ricas en sodio o muy ácidas también deben quedar fuera de tu dieta, pues pueden empeorar los síntomas de la rosácea.

A propósito, en esta entrada puedes ver más informaciones sobre las comidas que deberías evitar o por lo menos reducir su consumo y, en esta otra, el tipo de dieta que puede hacerte bien.

Esperamos que esta información sobre los tratamientos para la rosácea y los 8 tips que hoy compartimos para combatir la afección te sean de bastante utilidad.

También puede interesarte:

> Un método natural para tratar la enfermedad.

Los alimentos que debes evitar.

¿Te gustó este artículo? Ayúdanos a divulgarlo, ¡gracias!

Loading...
6 Comentarios

Deja aquí tu comentario:

Antes de enviar una pregunta, lee nuestras Reglas Para Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *