¿Los productos para el mal aliento funcionan?

Como comentamos en entradas anteriores, la halitosis puede tener varias causas, casi todas con origen en la cavidad oral.

Entonces, ¿esto significa que es posible eliminarla con productos para el mal aliento, tales como los enjuagues bucales?




Algo que los investigadores aún no saben con total seguridad es por qué algunas personas tienen más o menos bacterias que otras.

Sin embargo, ya hay estudios que sugieren que ciertos factores influyen en esta característica, los principales son los siguientes:

los productos para acabar con la halitosis bucal– los cambios hormonales,
– la genética,
– ciertos antibióticos que producen un desequilibrio en la flora bacteriana oral.

¿Los productos para el mal aliento son efectivos?

Para la prevención, no hay nada mejor que cepillarse correctamente los dientes y pasarse el hilo dental.

A propósito, los especialistas recomiendan no sólo cepillarse los dientes, sino también la lengua, la parte interna de las mejillas y las encías.




Lógicamente que es necesario que tengamos los debidos cuidados para no lastimarnos las partes más delicadas.

No podemos olvidar que no es en los dientes, sino en la lengua, que se concentra la mayor parte de las bacterias responsables por la halitosis de origen bucal.

El hilo dental ayuda a retirar los restos de alimentos que puedan haber quedado entre las encías y los dientes, partes éstas que el cepillo no puede alcanzar.

Luego, se puede utilizar un producto de enjuague bucal que ayude a prevenir y/o eliminar la placa bacteriana.

Además, este tipo de producto puede ayudar a reducir la cantidad de bacterias que pueda haber quedado en la boca luego del cepillado.

Sin embargo, es fundamental que sea utilizado un enjuague que no contenga alcohol, pues éste normalmente reseca las encías y puede llegar a dañar las papilas gustativas.




Los distintos tipos de enjuagues bucales

Siempre es importante que se lea con atención la etiqueta, pues hay productos orientados para distintas necesidades de los consumidores.

Mientras que hay enjuages que ayudan a refrescar la boca y a reducir las bacterias de la cavidad oral, existen otros mucho más complejos que contienen ingredientes activos indicados para ayudar a combatir enfermedades tales como las caries o la gingivitis, por ejemplo.

Los antisépticos

Muchos de los enjuagues que encontramos en las farmacias son antisépticos bucales, productos con altas concentraciones de alcohol y otras sustancias peligrosas para los dientes.

Eso mismo, los antisépticos pueden ser una amenaza para la salud oral si son usados de forma incorrecta. Por eso deben ser prescritos por un profesional, pese a que en muchos países son comercializados libremente.

Posiblemente pueda sonar como algo contradictorio, pero expresa un concepto ya bastante conocido: ¿los fármacos no son perjudiciales en la dosis equivocada? Pues ocurre lo mismo con los antisépticos.

Son muy buenos para antes o después de las cirugías dentales, pues reducen el riesgo de infecciones.

Uno de los ingredientes más utilizados en este tipo de productos es el gluconato de clorhexidina, un poderoso antiséptico, es decir, un compuesto que mata bacterias.

El problema está en que no todas las bacterias presentes en la boca son malas y precisan ser eliminadas.

Al contrario, muchas forman parte de la flora natural y son importantísimas para el inicio del proceso digestivo. Cabe destacar que algunas bacterias ayudan a controlar la acidez de la boca.

Además, los antisépticos pueden dejar los dientes más porosos, aumentando el riesgo de problemas dentales, y dejarlos con manchas amarillentas.

Las personas que tienen problemas en las encías, como el sangrado, por ejemplo, pueden beneficiarse de los enjuagues antisépticos. Pero su uso debe hacerse con orientación profesional.

El uso excesivo de los antisépticos también puede causar desprendimiento de la mucosa oral y provocar cambios en el sentido del gusto.

Los enjuagues con flúor

Este tipo de enjuagues puede ser utilizado todos los días sin riesgo de manchar o dañar los dientes.

De todos modos, debemos recordar que estos productos no deben ser utilizado por los niños, porque siempre hay riesgo de que puedan ingerirlos.

La ingesta de flúor provoca fluorosis, que deja los dientes con manchas oscuras. Por otra parte, también puede causar irritación del estómago y diarrea.

Otros tipos de enjuagues bucales

También hay combinaciones de enjuagues con flúor y nitrato de potasio o cloruro de estroncio, sustancias que ayudan a controlar la excesiva sensibilidad dental.

Pero estos productos precisan ser usados con la indicación de un especialista, que deberá seleccionar el más adecuado para cada paciente.

En resumen, hay ciertos enjuagues que ayudan a reducir el mal aliento temporalmente y otros que ayudan en la salud dental pero sólo pueden ser usados con indicación médica.

Colaboración: Ricardo, de Cómo quitar el mal aliento.

Esperamos que estas informaciones acerca de los productos para el mal aliento te hayan sido de utilidad.

Si tienes halitosis, te recomendamos que conozcas:

Un método natural para eliminar el mal aliento.

También puede interesarte:

Un eficaz remedio para el mal aliento.


¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

2 Comentarios

Deja aquí tu pregunta o comentario:

ATENCIÓN: antes de enviar tu pregunta o comentario, lee atentamente nuestra Política de Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *