Dieta para la rosácea

Es posible adoptar una dieta para la rosácea, pero recuerda que un cambio en este sentido exigirá que tengas determinación, debido a que normalmente estamos habituados a un cierto tipo de vida alimenticia.

En términos generales, debemos seguir una dieta saludable.




Sin embargo, esto no sólo se refiere a elegir alimentos saludables: también precisamos aprender a combinar los alimentos y no abusar de algunos, por más nutritivos que sean, pues todo exceso se convierte en residuos corporales.

Dieta para la rosácea

A continuación, te proporcionamos una lista de alimentos recomendados que deberás incluir en tu dieta:

dieta para la rosaceaLos pescados y alimentos ricos en Omega-3 tienen un efecto calmante en la piel inflamada.

Algunos ejemplos: el salmón, la caballa, las nueces, las almendras, el germen de trigo y los aceites prensados en frío.

El pescado y el tofu son fuentes de proteínas magras mucho más saludables que las carnes rojas, además de que pueden ayudarte a mantener bajo el nivel de calor de tu cuerpo.




Los granos enteros, como el arroz integral y la quinoa, son ricos en fibra, minerales y aceites que ayudan a regenerar la piel.

Las fibras se digieren lentamente y ayudan en la limpieza intestinal. Un intestino con muchas toxinas aumenta la toxicidad de la sangre, lo que termina reflejándose en la piel.

Las bayas, como las cerezas, las moras y los arándanos son vasoconstrictores.

Esto significa que pueden ayudar a reducir temporariamente los vasos sanguíneos de tu rostro, disminuyendo el rubor.

Las verduras frescas contienen nutrientes importantes y proporcionan fibra.

Sólo ten cuidado con los tomates, las espinacas y los aguacates, que en algunos pacientes de rosácea pueden ser perjudiciales.




– Bebe al menos 2 litros de agua pura al día. Además de desintoxicarte, el agua te ayudará a calmar y refrescar tu cuerpo y tu piel.

Ahora, dos consejos importantes sobre la alimentación:

Haz de 5 a 6 comidas ligeras al día. Esto te ayudará a tener una digestión suave y a aprovechar al máximo los nutrientes. Además, evitar las comidas pesadas evita la putrefacción o fermentación rápida de los alimentos, lo que perjudica la piel.

Evita combinar frutas con otro tipo de alimentos. Esta combinación de alimentos puede generar alcohol en el hígado, debido a su fermentación prematura en el estómago.

Nota que una dieta saludable puede ayudarte, pero no lo es todo.

Debe ser combinada con otros enfoques, haciendo parte de una rutina para alcanzar el potencial máximo de cura de tu propio cuerpo y librarte definitivamente de la enfermedad. 

Colaboración: Susana, de Cómo tratar la Rosácea.

Esperamos que te hayan gustado estas informaciones sobre la dieta para la rosácea.

Si tienes rosácea, te recomendamos que conozcas:

> Un método natural para tratar la enfermedad.

También puede interesarte:

Hierbas para la rosácea.


¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

8 Comentarios

Deja aquí tu pregunta o comentario:

ATENCIÓN: antes de enviar tu pregunta o comentario, lee atentamente nuestra Política de Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *