Los medicamentos para mejorar la memoria en el Alzheimer

Actualizado el 27/01/2017

Uno de los signos que más caracterizan a esta enfermedad es el fallo de la memoria, ocasionado por la muerte de las células del cerebro y el deterioro de las conexiones que existen entre las mismas.

Actualmente existen varios medicamentos para mejorar la memoria que pueden ser utilizados en el Alzheimer.

Sin embargo, la mayor parte de los mismos ayudan a reducir los síntomas sólo por un tiempo.

Dichos fármacos suelen ser de dos clases, dependiendo de la etapa de la enfermedad en que sean utilizados: los inhibidores de la colinesterasa y los que contienen memantina.

Los medicamentos para mejorar la memoria

1- Los inhibidores de la colinesterasa

medicamentos para mejorar la memoriaSon utilizados durante las etapas tempranas a moderadas de la enfermedad para tratar de forma temporal los signos relacionados con el deterioro de la memoria, el juicio y el lenguaje, entre otros procesos mentales.

En verdad esta clase de remedios evita la degradación de la acetilcolina, un mensajero químico de las funciones del aprendizaje y la memoria.

Las células nerviosas del cerebro se comunican entre sí mediante la liberación de productos químicos denominados neurotransmisores.

La acetilcolina es un neurotransmisor importante en la memoria y los pacientes de esta enfermedad tienen bajos niveles de la misma en el cerebro.

Las enzimas de la colinesterasa destruyen la acetilcolina en el cerebro. Si se inhibe la acción de estas enzimas, más acetilcolina está disponible, proporcionando una mejor comunicación entre las células cerebrales.

El efecto de estos remedios varía bastante de una persona a otra.

Mientras que algunos pacientes no notan ningún efecto, otros pueden sentir que su memoria mejora ligeramente.

A su vez, otros pueden notar que los signos de su enfermedad se estabilizan en la misma situación.

Es decir, no hay manera de predecir cómo un individuo responderá al tratamiento.

Los remedios farmacéuticos más conocidos de este grupo son el donepezil, la galantamina y la rivastigmina.

Efectos secundarios: falta de apetito, nauseas, vómitos y una mayor frecuencia para hacer las necesidades fisiológicas.

2- Los fármacos con memantina

Se utilizan durante las etapas moderadas a severas de la enfermedad para la mejora de la memoria, la atención, la razón, el lenguaje y la capacidad de poder realizar tareas sencillas.

La memantina pertenece a un grupo de remedios farmacéuticos denominados antagonistas de los receptores de N-metil-D-aspartato (NMDA) y tiene como objetivo el control del glutamato, que es otro neurotransmisor.

Los neurotransmisores ayudan a transmitir mensajes de una célula cerebral a la célula siguiente. Cada célula nerviosa tiene un conjunto específico de receptores, que son responsables por recibir el glutamato de la célula vecina.

Cabe destacar que el glutamato está presente en una concentración más alta en las personas que tienen este tipo de demencia senil.

Cuando esto ocurre, este compuesto se une a los receptores que permiten la entrada excesiva de calcio en las células cerebrales, pudiendo ocasionarles serios daños.

La memantina se une a los mismos receptores, bloqueando el glutamato, impidiendo la entrada en exceso de calcio en las células del cerebro.

En resumen, la memantina regula la actividad del glutamato, un mensajero similar a la acetilcolina, que también se relaciona con la memoria y el aprendizaje.

Efectos secundarios: mareos, confusión, fuertes dolores de cabeza y estreñimiento.

Tratamiento alternativo con Vitamina E

Actualmente, algunos médicos suelen prescribir suplementos vitamínicos para ayudar a tratar los signos cognitivos de esta enfermedad.

En particular podemos mencionar aquéllos que contienen vitamina E, un antioxidante que protege del desgaste a las células cerebrales.

Es más, se ha demostrado que el consumo de vitamina E retrasa la pérdida de la capacidad de hacer labores diarias y sencillas.

No obstante, la única precaución está dirigida a los pacientes que tienen enfermedades coronarias, que no deben consumirla en dosis muy elevadas. En estos casos, es mejor consumirla por indicación médica.

Afortunadamente, en los últimos años la medicina alternativa ha avanzado mucho en este campo.

Hoy día ya existen soluciones naturales para la pérdida de memoria que afecta a los pacientes de este tipo de demencia senil.

Además, una de las grandes ventajas que tienen con respecto a los tratamientos convencionales es que no ofrecen ningún tipo de efectos secundarios.

Bien, esto ha sido todo por hoy, esperamos que esta información acerca de los medicamentos para mejorar la memoria en el Alzheimer te haya sido de utilidad.

Si tienes algún familiar con esta enfermedad, te recomendamos que conozcas:

Un método natural para tratar el Mal de Alzheimer.

Además, también puede interesarte:

Cómo proporcionarle independencia a los pacientes.

¿Te gustó este artículo? Ayúdanos a divulgarlo, ¡gracias!

Deja aquí tu pregunta o comentario:

ATENCIÓN: antes de enviar tu pregunta, lee atentamente nuestra Política de Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *