Remedios para el Alzheimer alternativos

Actualizado el 28/07/2017

Pese a que es considerada una enfermedad incurable, hay ciertos remedios para el Alzheimer que pueden atenuar los síntomas y mejorar la calidad de vida de un paciente.

Sin embargo, actualmente algunos medicamentos tradicionalmente usados para tratar los síntomas de esta enfermedad están perdiendo fuerza.

Alternativamente, existen otros que han tomado la delantera, debido a que han presentado buenos resultados.

Entre éstos, se destacan algunos suplementos y compuestos con ingredientes naturales.

Debemos recordar que el Mal de Alzheimer afecta al cerebro de forma lenta y progresiva, perjudicando a la memoria, el lenguaje, el pensamiento y el raciocinio.

En su etapa final, suele cambiar por completo el comportamiento y la personalidad del paciente.

Las personas con mayor riesgo de desarrollarlo son las sedentarias, deprimidas, solitarias, de más de 65 años de edad, con problemas cardíacos o diabetes.

Remedios para el Alzheimer de la medicina alternativa

A continuación, te damos a conocer 6 de estos tratamientos alternativos:

– El tramiprosato

Es una forma químicamente modificada de la taurina, un aminoácido extraído de las algas.

Estudios han demostrado que dicho aminoácido es beneficioso para las personas que se encuentran en la fase leve del Alzheimer.

– El calcio de coral

Este es un tipo de carbonato de calcio encontrado en los corales marinos.

Es mejor que otros otros tipos de calcio pues contiene ciertos componentes que pueden ayudan a regular el metabolismo de dicho mineral y que únicamente son encontrados en estos organismos. 

– El omega 3

Se trata de un ácido graso poliinsaturado, el cual también sirve para reducir el riesgo de padecer enfermedades cardíacas y ACV (accidentes cerebrovasculares).

Ayuda a prevenir la aparición del Mal de Alzheimer, pues las uniones entre las células y las membranas están compuestas justamente por esta clase de ácidos grasos.

Una buena fuente son algunos alimentos funcionales tales como los pescados azules de aguas frías (salmón, caballa, trucha marina, arenque, anchoa, atún y sardina, entre otros).

– La fosfatidilserina

Este es un componente de los fosfolípidos que actualmente se produce como derivado de la soja (soya) y que compone en mayor parte las membranas celulares.

Este suplemento mejora la actividad cognitiva y es un excelente alimento para el cerebro, pues protege a las células cerebrales de su degeneración. 

– La huperzina A

Se trata de un alcaloide natural extraído de un helecho chino que se asemeja a los medicamentos inhibidores de la colinesterasa, eficaces en las fases leve a moderada del Mal de Alzheimer.

Este alcaloide se suministra mediante suplementos alimenticios.

Sin embargo, no se debe tomar sin supervisión médica, pues en dosis elevadas podría aumentar los riesgos secundarios de algunos fármacos que por ventura el paciente pueda estar tomando.

– El ácido caprílico

Se trata de un triglicérido derivado del aceite de coco o del aceite de palma.

Nuestro organismo descompone dichos aceites en sustancias llamadas cuerpos cetónicos, que son una excelente fuente de energía para las células del cerebro.

Como en los pacientes de Alzheimer normalmente dichas células ya han perdido su capacidad de usar la glucosa como fuente de energía principal, quienes consumen dicho compuesto presentan un mejor desempeño de su memoria.

remedios para el Alzheimer

Conoce ahora 6 remedios naturales para el Alzheimer

Por otra parte, hay hierbas y alimentos funcionales que, pese a que aun no tienen comprobación científica, pueden ayudar a mejorar la memoria, proteger el cerebro y retrasar o prevenir el desarrollo de esta enfermedad.

A continuación, compartimos contigo una lista de algunos de estos remedios caseros que pueden ayudarte a estabilizar la enfermedad.

– Grosella negra

Esta es una muy buena medicina alternativa para el Alzheimer.

Vierte dos cucharadas soperas de grosella negra en un vaso de agua hirviendo.

Cúbrelo por algunos minutos, cólalo y déjalo enfriar.

Bebe tres tazas a la semana.

– Té verde

Según estudios, individuos que beben dos tazas de té verde al día tienen 54% menos probabilidades de desarrollar deterioro cognitivo que aquéllas que sólo lo toman tres veces a la semana.

Esto se debe a un poderoso antioxidante que contienen las hojas de esta planta denominado galato de epigalocatequina.

Pon dos cucharadas de té verde en un vaso de agua caliente, cúbrelo y déjalo de reposo por 3 minutos.

Toma un vaso del té dos veces al día.

– Ginkgo Biloba

El ginkgo biloba es una planta conocida por sus propiedades para mejorar la memoria y otras funciones mentales.

Pon a hervir en un recipiente un vaso de agua con dos cucharadas soperas de ginkgo biloba durante 3 minutos.

Luego retíralo del fuego y déjalo que se enfríe.

Debes tomar una taza al día.

Remedios naturales para el Alzheimer

– Zumo de manzana

El zumo de manzana contiene S-Adenosil metionina, una coenzima que ayuda en la neuroprotección, y antioxidantes que pueden colaborar para prevenir la enfermedad de Alzheimer.

Debes tomar dos vasos diarios de este zumo.

– Aceite de hígado de bacalao

Este aceite tiene un alto contenido de ácidos grasos omega 3, fundamentales para el cerebro.

Toma una cucharada al día.

– Vino tinto

Según estudios franceses, el vino tinto disminuye los riesgos de desarrollar demencia y otras enfermedades mentales, por contener polifenoles que pueden proteger el cerebro.

Toma tres vasos pequeños de un buen vino tinto al día.

Recomendaciones finales

Como has podido ver, algunos alimentos funcionales tienen componentes que pueden aportar beneficios para quien tiene Alzheimer.

Pero lamentablemente la mayor parte de las investigaciones científicas se enfocan casi exclusivamente en mejorar los síntomas y no en combatir las causas de esta terrible enfermedad.

Ya se sabe que la principal causa del Alzheimer es la vida moderna.

Nuestra alimentación actual está llena de químicos de difícil digestión y asimilación, creando un caos en nuestro organismo que se manifiesta en las más distintas dolencias y trastornos.

A su vez, no podemos olvidar que nuestro cuerpo es un sistema complejo que dispone de todas las herramientas necesarias para hacerle frente a las enfermedades.

Sin embargo, necesita que nosotros le suministremos la munición que precisa para ganarle la batalla a todas las condiciones dañinas.

En ese sentido, nuestra alimentación actual nos proporciona cada vez menos nutrientes fundamentales para nuestra salud, especialmente vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales.

Bien, ha sido todo por hoy. Esperamos que estas informaciones sobre los remedios para el Alzheimer alternativos te hayan sido de bastante utilidad.

Muchas gracias por tu visita y, si lo deseas, déjanos tus comentarios al final de la página.

También puede interesarte:

Un tratamiento natural para el Mal de Alzheimer.

Técnicas avanzadas de tratamiento para el Alzheimer.

¿Te gustó este artículo? Ayúdanos a divulgarlo, ¡gracias!

Loading...
2 Comentarios

Deja aquí tu comentario:

Antes de enviar una pregunta, lee nuestras Reglas Para Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *