Las consecuencias de la presión alta

Hoy trataremos sobre los riesgos o consecuencias de la presión alta para nuestra salud.

Muchas personas se llevan un susto cuando el profesional de salud les informa que su presión está por encima de lo normal, fenómeno conocido como hipertensión o tensión arterial alta.




Esto se debe a que es un trastorno que no tiene síntomas o signos visibles, por eso es de fundamental importancia que conozcas sus riesgos y que tomes las medidas necesarias para controlarlo.

Conoce las principales consecuencias de la presión alta

consecuencias de la presion altaLos resultados de una presión alta no tratada sólo se ven después de pasados varios años, por eso es importante que conozcas algunas estadísticas que podrán darte un buen motivo para que mantengas tu presión controlada:

Hecho Nº 1

La hipertensión arterial es el factor de riesgo de ACV más alto que puede ser controlado. 

Hecho Nº 2

La hipertensión puede dar lugar a un ataque al corazón, insuficiencia cardíaca y renal.




Con el tiempo, el corazón puede verse obligado a trabajar más y a agrandarse, poniendo en peligro tu vida.

Hecho Nº 3

Cuanto más alta sea tu presión arterial, más alto será el riesgo de que padezcas alguna de las enfermedades mencionadas.

Hecho Nº 4

La presión alta puede ser fruto de la acumulación de grasa en las arterias, con la consecuente reducción de su diámetro.




Esto disminuye el flujo sanguíneo y los nutrientes que la sangre transporta a todo el cuerpo, perjudicándolo de manera integral.

Sin embargo, no debes desesperarte si te han diagnosticado presión alta, pues ésta es una de las condiciones de salud más controlables, claro que, siempre y cuando sepas cómo hacerlo.

Como una medida de emergencia, los medicamentos para disminuir la presión arterial podrán serte útiles, pero debes saber que tienen riesgosos efectos secundarios.

Entre dichos efectos, pueden destacarse: niveles bajos de potasio (que pueden ocasionar calambres musculares), insomnio y depresión, entre otros.

Por otro lado, cabe destacar que estos medicamentos sólo surten efecto mientras están en el sistema circulatorio, por ese motivo, la mayor parte de las personas que los usa debe tomarlos durante toda su vida.

Afortunadamente, hay otras maneras más saludables de controlar la presión sanguínea. La dieta y el ejercicio físico pueden ser tus principales aliados.

Algunas de las últimas investigaciones científicas indican que el consumo de menos carne roja y sus derivados, así como de productos lácteos altos en grasa saturada, puede hacer una gran diferencia.

Además, la ingesta de más verduras y de otros alimentos vegetales también puede ayudar a combatir la hipertensión.

Colaboración: Rosario, de Cómo bajar la hipertensión.

Esperamos que te haya sido útil esta entrada sobre las principales consecuencias de la presión alta.

Si tienes presión arterial alta, te recomendamos que conozcas:

Un método natural para acabar con la hipertensión.

También puede interesarte:

Una fruta que baja la presión alta.


¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

2 Comentarios

Deja aquí tu pregunta o comentario:

ATENCIÓN: antes de enviar tu pregunta o comentario, lee atentamente nuestra Política de Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *