Remedios naturales para el Alzheimer y recomendaciones

Pese a que es considerada una enfermedad incurable, hay tratamientos que pueden atenuar los síntomas y mejorar la calidad de vida del paciente de Alzheimer.

En este sentido, hay algunos remedios caseros que pueden actuar para estabilizar la enfermedad: en el artículo de hoy te presentamos algunos.




El Mal de Alzheimer es una terrible enfermedad que afecta al cerebro de forma lenta y progresiva, perjudicando la memoria, el lenguaje, el pensamiento y el raciocinio.

En su fase final, suele cambiar por completo el comportamiento y la personalidad del paciente.

Las personas con mayor riesgo de desarrollar esta enfermedad son sedentarias, deprimidas, solitarias, de más de 65 años de edad, con problemas cardíacos o diabetes.

Remedios naturales para el AlzheimerRemedios naturales para el Alzheimer

A continuación, compartimos contigo una lista de seis remedios caseros que pueden ayudarte a prevenir o estabilizar la enfermedad.

– Ginkgo Biloba

Hierve durante 3 minutos dos cucharadas soperas de ginkgo biloba en un vaso de agua.

Luego retira el recipiente del fuego y déjalo que se enfríe.

Toma una taza al día.




– Grosella negra

Vierte dos cucharadas soperas de grosella negra en un vaso de agua hirviendo.

Cúbrelo por algunos minutos, cólalo y déjalo enfriar.

Bebe tres tazas a la semana.

– Té verde

Pon dos cucharadas de té verde en un vaso de agua caliente y déjalo de reposo por 3 minutos.




Déjalo que se enfríe y toma un vaso del té dos veces al día.

Según estudios, las personas que beben dos tazas de té verde al día tienen 54% menos probabilidades de desarrollar deterioro cognitivo que aquéllas que sólo lo toman tres veces a la semana.

Esto se debe a un poderoso antioxidante denominado galato de epigalocatequina, que contienen las hojas de esta hierba.

– Zumo de manzana

El zumo de manzana contiene S-adenosilmetionina que ayuda en la neuroprotección y antioxidantes que pueden colaborar para prevenir la enfermedad de Alzheimer.

Bebe dos vasos diarios de este zumo.

– Aceite de hígado de bacalao

Este aceite tiene un alto contenido de ácidos grasos omega 3, fundamentales para el cerebro.

Toma una cucharada por día.

– Vino tinto

Toma tres vasos pequeños de un buen vino tinto al día.

Según estudios franceses, el vino tinto disminuye el riesgo de desarrollar demencia, por contener polifenoles que pueden proteger el cerebro.

Tips y recomendaciones

1- Adopta una dieta mediterránea

Es recomendable el consumo de verduras, pan integral, cereales enteros y aceite de oliva.

En un estudio llevado a cabo durante cuatro años, se observó que las personas que habían adoptado una dieta mediterránea eran 40% menos propensas a desarrollar la enfermedad de Alzheimer que aquéllas que ingerían poco o ninguno de estos alimentos.

2- Consume vegetales de hojas verdes

Come vegetales tales como los espárragos, espinacas y la col rizada, ya que su contenido en ácido fólico se relaciona con una reducción del 40% en el riesgo de discapacidad cognitiva o mental.

Es aconsejable consumir cuatro porciones al día.

3- Consume semillas de girasol, almendras y otros alimentos ricos en vitamina E

Un estudio ha demostrado que un aumento de cinco miligramos de vitamina E en la dieta, puede reducir el riesgo de la enfermedad de Alzheimer debido a las propiedades antioxidantes de la vitamina E.

4- Evita los alimentos ricos en grasas saturadas y trans

El consumo de estos alimentos aumenta el riesgo de Alzheimer en casi un 50%.

5- Consume frutas tales como ciruelas, arándanos, moras, fresas y frambuesas

Estas frutas son ricas en antioxidantes y el mineral selenio, sustancias que combaten los radicales libres que pueden dañar las células cerebrales.

6- Come pescado

Consume al menos una porción por semana de pescados de aguas frías, tales como el salmón, el atún, las sardinas y el arenque, que contienen ácidos grasos omega-3.

Quien consume este tipo de pescado tiene un riesgo 40% menor de desarrollar la enfermedad de Alzheimer que aquéllos que rara vez o nunca los consumen.

7- Haz ejercicios

Un estudio realizado en 1998 indicó que el ejercicio regular reduce el riesgo de desarrollar el Mal de Alzheimer.

Los investigadores analizaron los hábitos relacionados a los ejercicios a largo plazo y observaron que las personas que mantenían niveles más altos de actividad física en sus vidas tenían un menor riesgo de padecer la enfermedad.

8- Mantén tu mente activa

Es importante mantener el cerebro activo y alerta.

Estudios indican que la actividad intelectual (la lectura de libros, aprender a hacer algo nuevo, hacer rompecabezas, tener clases de educación para adultos, etc.) ayuda a reducir el riesgo de deterioro mental.

Colaboración: Leila, de Cómo tratar el Alzheimer.

Esperamos que te sean de utilidad estos remedios naturales para el Alzheimer.

Te recomendamos que conozcas:

Un método natural para tratar el Mal de Alzheimer.

También puede interesarte:

Cómo mantener independientes a los pacientes de Alzheimer.


¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

Deja aquí tu pregunta o comentario:

ATENCIÓN: antes de enviar tu pregunta o comentario, lee atentamente nuestra Política de Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *