Remedios caseros para las várices inflamadas

Las várices son venas inflamadas cuyas válvulas se debilitaron y no permiten más que la sangre circule normalmente.

Afortunadamente, la naturaleza cuenta con una variedad muy grande de elementos que pueden colaborar para solucionar este problema.




Hoy seleccionamos cuatro remedios naturales que pueden ayudarte a mejorar el aspecto de tus várices.

Como son remedios caseros, no tienen un tiempo exacto de utilización para dar resultado: úsalos con constancia y perseverancia mientras lo creas necesario.

4 remedios caseros para las várices inflamadas

remedios caseros para las varices inflamadas1- Ungüento de ajo

El ajo ayuda a desinflamar las venas y mejora la circulación de la sangre. Consúmelo junto con tu dieta y/o úsalo como ungüento, como explicado a continuación:

Ingredientes

– 6 dientes de ajo
– 3 cucharadas de aceite de oliva
– 1 limón.

Cómo preparar

Corta los dientes de ajo en láminas finas y mézclalos bien con el aceite de oliva y el jugo del limón.




Agita bien la mezcla y guárdala en un envase de vidrio con tapa de corcho, dejándola en reposo por 12 horas.

Cómo usar

Aplica el ungüento antes de dormir sobre las várices con suaves masajes circulares.

Cubre la zona afectada con un paño y déjalo actuar durante toda la noche.




Por la mañana, enjuágate con bastante agua fría y sécate con mucho cuidado.

2- Compresas de vinagre de manzana

Moja un paño con dos cucharadas de vinagre de manzana y haz una compresa para colocar sobre las várices.

También puedes hacerlo con una esponja, empapándola con vinagre y pasándola sobre las várices, con suaves movimientos de abajo hacia arriba.

Haz este procedimiento dos veces al día, durante un mes.

Simultáneamente, mientras dure el tratamiento, toma dos cucharadas de vinagre de manzana diluidas en un vaso de agua dos veces al día.

3- Compresas de aloe vera

El cristal o pulpa de la sábila (aloe vera) es un excelente y eficaz remedio para tratar las várices.

Entibia el cristal y aplícalo en compresas sobre la zona afectada por la noche, antes de dormir.

Deja las compresas de sábila actuando durante toda la noche y retíralas por la mañana siguiente.

4- Mascarilla de zanahoria, sábila y vinagre

Ingredientes

– 1 zanahoria
– 1 hoja de sábila
– 2 cucharadas de vinagre de manzana.

Cómo preparar

Retira el cristal de la sábila y mézclalo con los demás ingredientes en una procesadora de alimentos, triturándolos bien, hasta obtener una especie de crema.

Cómo usar

Aplica la mascarilla sobre la zona afectada y déjala actuar por 30 minutos.

Enjuágate suavemente con bastante agua fría y sécate con cuidado.

Colaboración: Silvia, de Cómo eliminar las várices.

Esperamos que te hayan gustado estos remedios caseros para las várices inflamadas.

También puede interesarte:

Tratamiento de las várices con láser.

Várices nunca más


¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

28 Comentarios

Deja aquí tu pregunta o comentario:

ATENCIÓN: antes de enviar tu pregunta o comentario, lee atentamente nuestra Política de Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *