Remedios caseros para la tos seca

La tos seca puede ser definida como un tipo de tos en que la producción y eliminación de la secreción de las vías respiratorias (catarro) es mínima o inexistente.

Es causada por un proceso irritativo del tracto respiratorio, que no causa ruidos de secreción ni en la garganta ni en los pulmones.




Pese a que es una tos no productiva, debido al esfuerzo que exige y a su repetición constante, en ciertos casos puede agravar posibles lesiones ya existentes.

Cuando la tos es intensa, causa dolor en el pecho, ronquera, dolor de garganta y malestar general.

Es de predominancia nocturna, de intensidad variable y suele ser muy molesta no sólo para el paciente, sino también para las personas más próximas.

como quitar la tos secaAdemás, compromete la calidad de vida del paciente e incluso puede perjudicar su desempeño profesional.

De hecho, con una tos constante es difícil mantener una conversación, reirse o incluso caminar más rápido sin que se sienta alguna molestia.

Las causas de la tos seca

En muchos casos, la tos seca puede ser el resultado de la exposición a sustancias nocivas en el medio ambiente o a las variaciones de temperatura del aire inhalado.




En primer lugar, dicha exposición puede ocurrir en el propio hogar. Por ejemplo, cuando arreglamos cajones y armarios que hace tiempo están cerrados y aspiramos el polvo o el moho, o cuando utilizamos productos de limpieza con olor muy fuerte.

Pero también puede ser en el trabajo, al exponemos a cambios bruscos de temperatura, o cuando trabajamos en ambientes donde hay mucho polvo u otras partículas (hollín, aserrín) en el aire inhalado.

Sin embargo, la tos seca también puede indicar la presencia de una enfermedad más grave. No podemos olvidar que suele ser el primer síntoma de diversas infecciones respiratorias tales como la tuberculosis, infecciones por hongos y alergias, entre otras.

En resumen, la tos seca puede tener muchas causas, es bastante molesta y casi siempre es un problema que debe ser visto como una señal de que nuestros pulmones necesitan atención.

A continuación te presentamos algunas de las razones que pueden desencadenar la tos seca:




– Sinusitis;
– Asma;
– Problemas cardíacos;
– Alergia al polvo o al polen de las flores ;
– Alergia a los animales domésticos;
– Reflujo gastroesofágico;
– Ciertos medicamentos para controlar la hipertensión;
– El humo del cigarrillo.

Tratamiento para la tos seca persistente

Cuando la tos seca viene acompañada de otros síntomas, tales como fiebre persistente, obstrucción nasal, dolor muscular, malestar intenso en el cuerpo, dolor en los ojos y pérdida de peso sin explicación, o si dura por más de dos semanas, una consulta al médico es esencial.

Un profesional de la salud podrá realizarte un examen minucioso y solicitar pruebas si fuera necesario para ayudar a determinar las posibles causas de la tos.

Es importante que no sean tomados fármacos sin indicación médica, porque esta acción podría empeorar aún más el cuadro.

Tips para evitar la tos seca

Bebe mucha agua. El agua colabora no sólo en el combate a este tipo de tos, sino que también ayuda cuando la garganta está demasiado seca, manteniendo las cuerdas vocales hidratadas.

Permite que las habitaciones estén siempre ventiladas. Además, evita el uso de cortinas y alfombras, incluso cuando la temperatura esté más baja. Mantener el ambiente cerrado impide la circulación del aire, lo que puede perjudicar bastante a quien está con tos.

Evita el aire acondicionado, porque, al contrario de lo que muchas personas piensan, dicho aparato hace que el aire se quede mucho más seco.

Remedios caseros para la tos seca

Los 6 remedios caseros y naturales que compartimos contigo a continuación, pueden ayudarte a mejorar la tos seca y a sentirte bastante mejor de tu salud.

1- Caldo de gallina

Especialmente si le agregamos jengibre y ajo, el caldo de gallina puede funcionar muy bien en el tratamiento de la tos seca, además de fortalecer el sistema inmunitario.

2- Jarabe natural para tos seca

En este punto debemos tener un cuidado especial: un jarabe para este tipo de tos debe ser calmante, no expectorante.

Para preparar un jarabe casero efectivo, pon a hervir por 3 minutos un poco de manzanilla, zumo de limón y clavo de olor.

Deja los ingredientes en remojo durante 5 minutos y luego cola la mezcla.

Endúlzalo con una cucharadita de miel de abeja.

Toma dos cucharadas de este jarabe casero tres veces al día.

3- Té de menta

remedios caseros para la tos secaDebido a sus propiedades antisépticas, analgésicas y calmantes, la menta es un buen remedio casero para tratar la tos seca.

Para aprovechar sus beneficios, debes preparar un té con suas hojas.

Ingredientes:

– 1 cucharadita de hojas secas o frescas de menta;
– 1 taza de agua hirviendo;
– 1 cucharadita de miel de abeja.

Preparación:

Añade las hojas de menta picadas en una taza de agua hirviendo y déjalas de reposo hasta que se entibie.

Luego cola la infusión y endúlzala con la miel.

Toma la tasa del té enseguida.

4- Té de pensamiento

Con propiedades calmantes, el té de pensamiento ayuda a aliviar la tos seca y fortalece el sistema inmunitario.

Pero cuidado: es mejor que compres las hojas en una herboristeria o casa de productos naturales, porque las plantas de las floriculturas suelen tener muchos pesticidas.

Ingredientes:

– 1 cucharada de hojas de pensamiento;
– 1 taza de agua hirviendo;
– 1 cucharadita de miel de abeja.

Preparación:

Añade las hojas de pensamiento al agua hirviendo y déjalas de reposo hasta que quede tibia.

Cola la infusión, endúlzala con la miel y tómala mientras esté tibia.

5- Té de limón con miel

Este es un remedio casero tradicional para calmar la tos.

Para prepararlo sólo debes mezclar un poco de zumo de limón con una cucharadita de miel de abeja en 250 ml de agua caliente.

Bebe varias tazas de este té de limón durante el día y antes de irte a dormir.

6- Té de jengibre

Este es otro té bastante utilizado para aliviar la tos y mejorar otros problemas de la salud.

Para prepararlo, corta un trocito de jengibre y ponlo a hervir por 10 minutos junto con 250 ml de agua.

Quita el recipiente del fuego, tápalo y déjalo así hasta que se entibie.

Si lo prefieres, endúlzalo con una cucharadita de miel de abeja.

Bébelo enseguida y repítelo varias veces al día.

Atención:

Estos remedios caseros naturales deberán ayudarte a mejorar en pocos días.

No obstante, si la tos seca persiste por más de 2 semanas, es aconsejable que vayas al médico, ya que puede estar relacionada con una alergia u otra enfermedad.

El médico te examinará y te indicará un tratamiento apropiado.

Bien, esto ha sido todo por hoy, esperamos que estos remedios caseros para la tos seca te sean de bastante utilidad.

También puede interesarte:

> Los síntomas del tabaquismo.


¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

Deja aquí tu pregunta o comentario:

ATENCIÓN: antes de enviar tu pregunta o comentario, lee atentamente nuestra Política de Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *