Remedios caseros para la rinitis

Actualizado el 28/05/2017

Hoy compartimos contigo algunos remedios caseros naturales que podrán ayudarte a tratar la rinitis. Pero antes, veamos un poco de qué se trata esta enfermedad.

Esta afección es una inflamación crónica o aguda de la mucosa que recubre internamente la cavidad nasal.

Puede ser causada por microorganismos, pero se manifiesta con más frecuencia por reacciones alérgicas a determinados agentes.

Además, hay factores, tales como el frío, el estrés o la humedad, que pueden promover directa o indirectamente el desarrollo de la inflamación.

remedios caseros para la rinitisLas fosas y senos nasales y paranasales secretan continuamente un líquido que mantiene la humedad de la mucosa. Dicho líquido impide la entrada de agentes infecciosos, humedece y calienta el aire inspirado.

Cuando la mucosa se irrita, aumenta la secreción de fluidos y reduce el espacio dedicado al paso del aire, causando la característica obstrucción nasal y perjudicando la salud respiratoria.

Los tipos de rinitis

De acuerdo con sus causas, existen básicamente tres tipos de esta dolencia: infecciosa, causada por microorganismos (virus o bacterias), alérgica (más conocida como fiebre del heno) e idiopática.

– Rinitis Infecciosa

Este tipo de la afección puede ser aguda (máximo 3 semanas de duración) o crónica (más de 3 semanas).

Es causado principalmente por virus, siendo más común durante la infancia y puede producirse de 4 a 6 veces al año.

En ciertos casos puede complicarse con la presencia de bacterias, produciendo una infección.

– Rinitis Alérgica

Esta es una dolencia inflamatoria crónica de la mucosa nasal.

En esta clase de la dolencia, el sistema inmunitario detecta una sustancia como un intruso, denominada alérgeno (ácaros del polvo, moho, cucarachas, pólen, epitelios de gatos y perros, etc.).

El sistema inmunitario reacciona a dicho alérgeno mediante la liberación de histamina y otros compuestos químicos que típicamente causan molestias en la nariz, los ojos, la garganta, el oído, la piel y el paladar.

Algunas veces, el trastorno puede ser provocado o agravado por la exposición a cambios bruscos de clima o la inhalación de irritantes específicos (olores fuertes, gas de cocina, el humo del cigarrillo, el aire frío y seco).

– Rinitis Idiopática

Este tipo de la dolencia, que antiguamente era denominada vasomotora, se clasifica como idiopática porque aun no se sabe su causa exacta y los factores desencadenantes son inespecíficos.

Puede ser desencadenada por algo que irrite a la nariz, tal como una atmósfera seca, el alcohol, la contaminación del aire, algunos medicamentos y los alimentos picantes, entre varios factores.

Por lo general, afecta a los adultos entre 40 y 60 años.

Síntomas de la rinitis alérgica

Como éste es el tipo más común de rinitis, te presentamos a continuación sus manifestaciones más frecuentes:

– Estornudos repetitivos
– Mucosidad acuosa
– Congestión nasal y ocular
– Tos
– Lagrimeo constante
– Comezón nasal, ocular y en la garganta.

Además, algunas personas pueden tener:

– Dolor de cabeza
– Dolor de garganta
– Oídos tapados
– Insomnio
– Falta de apetito
– Irritabilidad
– Depresión
– Ojeras.

Prevención y tratamiento

Si tienes los signos mencionados anteriormente, ya sea en una estación específica del año o de forma habitual, es importante que consultes un médico para que te realice pruebas de diagnóstico y asegurarte cuál tipo de la enfermedad tienes.

En ciertos casos de origen alérgico puede ser necesario consultar un especialista para descubrir qué alérgenos pueden ser los responsables por la inflamación.

Por lo general, el tratamiento y los remedios recomendados dependen del grado de los síntomas y se enfoca en aliviar algunos signos, tales como los estornudos, la congestión nasal y el goteo de la nariz.

El tratamiento más común es a base de antihistamínicos, pero también pueden ser indicados vasoconstrictores locales (en aerosol o por goteo) u orales.

Si hubiera infección bacteriana, podrá ser indicado un antibiótico para combatirla.

Por otro lado, es recomendable limpiar regularmente los conductos nasales con una solución salina (suero fisiológico) pues tiene efecto terapéutico y preventivo.

Si no tienes suero, puedes prepararlo en casa, mezclando 1 litro de agua filtrada y hervida con 2 cucharadas de azúcar y 1 cucharadita de sal.

Puede parecer algo muy sencillo, pero tiene un efecto increíble para aliviar los síntomas.

Si la afección es de origen alérgico, es recomendable no dejar las ventanas abiertas en la primavera, mantener la casa limpia, eliminar la humedad y evitar el contacto con mascotas.

Además, se recomienda beber bastante agua, comer saludablemente y consumir bastante vitamina C.

Conoce 5 remedios caseros para la rinitis

Aparte de los tratamientos y tips mencionados anteriormente, hay algunas plantas medicinales y remedios caseros que pueden ayudarte a combatir y aliviar los síntomas de la rinitis.

Conoce cinco de estos remedios naturales a continuación:

1- El regaliz

El regaliz (Glycyrrhiza glabra) es un remedio casero ampliamente utilizado en la medicina tradicional china y otras culturas por sus propiedades antiinflamatorias. Su efecto es tan poderoso que ha sido considerado como una cortisona natural.

remedios para la rinitisLa raíz de regaliz es uno de los mejores remedios caseros para el tratamiento natural de las alergias, gracias a una serie de principios medicinales con actividad antiinflamatoria similar a la de los glucocorticoides.

Además de desinflamar, combate la tos y ayuda a expectorar. Se puede tomar como una infusión, extracto o pastillas, que son fácilmente encontrados en las herboristerías o casas de remedios y productos naturales.

Atención: los hipertensos que ya están haciendo uso de cualquier remedio deben consultar a su médico antes de usar esta medicina natural.

2- La ortiga

La ortiga es una planta medicinal altamente depurativa que ayuda a bloquear los efectos de la histamina en las personas alérgicas, especialmente en los casos de alergia al polen.

Por otra parte, ayuda a frenar la producción de mucosidad y los ataques de tos producidos principalmente por la alergia al polen y a otros alérgenos.

Se puede consumir como infusión o extracto, además de la opción de prepararla en sopas.

Atención: utiliza siempre un guante para agarrar esta planta.

3- La miel de abeja

La miel contiene polen en pequeñas cantidades, por lo tanto, al consumirla, nuestro cuerpo termina siendo expuesto a bajas dosis del alérgeno.

Esto hace que el organismo se acostumbre al mismo y, en consecuencia, reduzca la reacción producida por la alergia en las estaciones donde hay una gran cantidad de polen en el medio ambiente.

Estas propiedades transforman a la miel en un excelente remedio casero para tratar a la rinitis alérgica.

Debes tomar una cucharadita varias veces al día.

4- El té verde

El té verde tiene numerosas propiedades para la salud y bajo contenido de cafeína, por lo que puede ser consumido con regularidad.

En los casos de rinitis por alergia, el té verde actúa como un verdadero remedio natural, pues contiene un compuesto que previene la producción de histamina, reduciendo la reacción al alérgeno y aliviando los síntomas.

Toma dos o tres tazas diarias de este té. Además, puedes optar por usar extracto o cápsulas de té verde.

5- La cúrcuma

La cúrcuma es una especia excelente y sin duda no puede faltar en nuestra cocina, ya que tiene muchas propiedades. Tiene efectos antioxidantes y antiinflamatorios, entre varios beneficios que proporciona para la salud.

Favorece el bloqueo de la inmunoglobulina y previene o reduce los síntomas de las alergias en general.

Se puede utilizar en platos cotidianos tales como sopas, guisos, etc. Como no tiene un sabor muy fuerte, también puede ser incluido en algunos postres, como flanes, cremas, batidos, etc.

También es posible preparar una bebida a base de de cúrcuma y otras especias, hirviendo una bebida vegetal (de arroz, avena, etc.), cúrcuma, canela, anís, cáscara de limón o de naranja y una cucharadita de azúcar completo. Puede tomarse frío o caliente.

Un consejo final para evitar la rinitis

Evita los alimentos que contengan una gran cantidad de histamina, como los siguientes:

– Pescado crudo, en conserva o semi-conserva
– Mariscos
– Lácteos fermentados (queso, yogurt, etc.)
– Pescados curados (desecados, salados o ahumados)
– Carnes curadas (bacon, salchichas, salchichón, etc.)
– Algunos vegetales (berenjena, aguacate, espinacas, judías).
– Vinos y licores.

Se debe tener mucha atención al consumir estos alimentos. Lo mejor es que sean evitados en los episodios de crisis, y fuera de estos momentos, sean consumidos en pequeñas cantidades.

Bien, ha sido todo por hoy. Esperamos que estas informaciones y remedios caseros para la rinitis te sean de bastante utilidad para mejorar tu salud.

También puede interesarte:

> Tratamientos, causas y síntomas de la sinusitis.

¿Te gustó este artículo? Ayúdanos a divulgarlo, ¡gracias!

Loading...

Deja aquí tu comentario:

Antes de enviar una pregunta, lee nuestras Reglas Para Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *