Qué hacer para poder dormir como un tronco

¿Quién no ha tenido una noche en vela? Esa noche que, al irnos a la cama, nos hemos quedado mirando al techo durante horas y horas.

Las situaciones de estrés profesional y personal suelen ser las principales responsables del trastorno del sueño. Si no aprendemos a gestionarlas bien puede transformarse en un insomnio crónico.




En cualquier caso, existen ciertos consejos útiles para poder dormir profundamente sin apenas hacer un esfuerzo.

Ve ahora qué hacer para poder dormir profundamente

que hacer para poder dormir

Eso sí: estos siete consejos para dormir bien sirven para situaciones de insomnio transitorias.

Si se transforma en algo diario, lo mejor es recurrir al médico.

– Cómprate un buen colchón para dormir mejor

Un fisioterapeuta amigo nos recomendó invertir todo el dinero que hiciera falta en unos buenos zapatos y un buen colchón.

Es una excelente forma de preservarse de problemas de espalda y asegurarse una buena adaptación a las curvas naturales de la columna.




La suavidad y la flexibilidad son muy importantes en el colchón. Son las dos claves para poder conciliar el sueño e incluso hacer que la sangre circule mejor.

Cuando se dispone de una buena cama, hay que tener en cuenta que la mejor postura para dormir es boca arriba o en posición fetal.

Así que el consejo es comprar un buen colchón viscoelástico. Piénsalo: vas a pasar un tercio de tu vida diaria sobre él e incluso el resto del día va a depender de cómo hayan ido esas ocho horas que, como mínimo, tienes que tener de sueño.

– Practica deporte, pero, para dormir bien, controla los horarios

Los beneficios para la salud física que tiene el deporte son innegables. También a nivel psicológico: reduce el nivel de tensión y de estrés.

No obstante, no es recomendable practicarlo antes de ir a dormir. Deja dos horas de margen, por lo menos, entre el ejercicio y la hora de acostarte.

La explicación es sencilla: con la práctica deportiva, tu cuerpo genera hormonas excitantes. Esta segregación hace que, a pesar de estar cansado físicamente, tu mente esté alerta y puede que te vuelvas a quedar una noche en vela. 




Desde nuestro punto de vista, dos de los deportes más recomendables son la natación y el running.

En el caso de la natación, ayuda, además, a mejorar tu posición de la columna vertebral.

En las piscinas suelen haber horarios de baño libre que se ajusten a tu rutina. Si no tienes equipamiento, puedes encontrar ofertas de bañadores, gafas y chanclas aquí.

– Evita las pantallas de luz y anímate a la lectura en papel

Las pantallas de la televisión, del móvil o del ordenador pueden alterarnos y ponernos nerviosos sin apenas darnos cuenta.

Por eso, no es muy recomendable tenerlas cerca en los momentos previos a acostarnos.

Tómatelo como una buena excusa para empezar -o recuperar- la lectura.

Leer estimula la imaginación y puede que, como cuando éramos pequeños, volvamos a esos sueños de los que no queríamos salir nunca. El libro en papel es una buena ayuda para dormir.

– Infusión para dormir como un tronco

Por otro lado, la manzanilla o la valeriana, entre otras infusiones, tienen propiedades que las transforman en verdaderos remedios naturales para dormir profundamente.

Incluso puedes crear la rutina de tomar una bebida caliente y relajante antes de ir a dormir para que tu cuerpo se acostumbre.

Si lo consigues, el propio cerebro asociará la bebida a que ya es hora de soñar.

– Evita las comidas abundantes

Otro de los consejos para dormir bien de noche es cenar por lo menos una hora y media antes de irte a la cama y, si es posible, rechazar las bebidas excitantes y los dulces.

Las cenas pesadas antes de acostarte fuerzan a tu estómago a una larga digestión y no le ayudan a relajarse.

– Anota las tareas del día siguiente en una hoja

No hay que estar pendiente, bajo ningún concepto, en lo que te depara el día siguiente.

Si te agobia pensarlo, anótalo en una hoja o en alguna alarma del móvil como recordatorio y desconecta. Esta es otra de las buenas técnicas para dormir bien.

– Cama y trabajo no son sinónimos

Si utilizas la cama para trabajar, tu cerebro vinculará cama y actividad y no descansará cuando tenga que hacerlo.

Si tienes que trabajar por la noche, hazlo en un escritorio alejado de la habitación.

Recuerda que todas estas recomendaciones para dormir bien no son mágicas. Se trata de que tu cuerpo las interiorice y, poco a poco, regules los leves trastornos de sueño que puedas tener.

Colaboración: Blanca Aparisi

Esperamos que estos tips acerca de qué hacer para dormir bien te sean de bastante utilidad.

Si tienes dificultades para dormir, te recomendamos que conozcas:

Un método natural para curar el insomnio.

También puede interesarte:

> Remedios naturales para dormir bien.


¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

Deja aquí tu pregunta o comentario:

ATENCIÓN: antes de enviar tu pregunta o comentario, lee atentamente nuestra Política de Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *