Qué es el síndrome del túnel carpiano, síntomas y diagnóstico

Actualizado el 18/07/2017

Hoy veremos qué es el síndrome del túnel carpiano (STC), una condición que en principio puede ser definida como el atrapamiento del nervio mediano en el túnel del carpo.

¿Pero qué es el túnel carpiano? Carpo es una palabra derivada del griego “carpus”, que significa puño.

Se trata de una estructura en forma de canal localizada en la muñeca con el diámetro aproximado de un dedo pulgar.

Por su interior pasan los nueve tendones responsables por los movimientos de los dedos, además del nervio mencionado, que inerva la parte externa de las manos.

Su piso es formado por los huesos del puño y su techo es el ligamento carpiano transverso.

Cualquier cambio que ocasione la disminución del espacio dentro de dicho túnel puede conducir a la compresión del nervio.

Esto causa los signos típicos de esta especie de enfermedad del túnel carpiano, como veremos más adelante.

Ve ahora qué es el síndrome del túnel carpiano

El STC se produce como resultado de la presión del nervio mediano bajo los tendones flexores de la muñeca.

La mayor parte de las veces, este atrapamiento del nervio se produce por la inflamación y la hinchazón de las estructuras presentes dentro del túnel carpiano, como los tendones, por ejemplo.

El edema o la inflamación de la membrana sinovial que recubre esos tendones, pueden producir un mayor volumen en el túnel carpiano.

Además, la acumulación de ciertas sustancias, tales como proteínas o la sangre, también pueden causar un aumento en la presión dentro del túnel.

Este síndrome suele estar asociado a traumatismos ocupacionales repetitivos, artritis reumatoide, fracturas de muñeca y acromegalias, pero el 15% de sus casos es de origen o causas desconocidas.

La incidencia del síndrome del túnel carpiano está entre el 0,1 % y el 10 % de la población

Por lo general, aumenta con la edad en los hombres, así como en las mujeres con edades comprendidas entre los 45 y los 54 años.

No obstante, en la vejez, la prevalencia es cuatro veces superior en las mujeres que en los hombres.

Cabe destacar que la edad es considerada un factor de riesgo para el deslizamiento y la conducción del nervio mediano.

Los principales síntomas del síndrome del túnel carpiano

Por lo general, los primeros síntomas empiezan de forma gradual. Se suele sentir un poco de ardor y parestesias (sensación de hormigueo, adormecimiento, entumecimiento, etc.) o incluso una cierta picazón en la palma de la mano y los dedos pulgar, índice y medio, además de parte del dedo anular.

Con el tiempo, se transforma en dolor y una especie de “quemazón”, que suele empeorar por la noche.

Esto ocurre especialmente después de un uso excesivo de las manos durante el día y puede ser lo suficientemente intenso como para despertar al paciente.

Además, muchas personas duermen con las muñecas flexionadas, lo que acaba afectando de modo negativo a su sueño.

Al despertarse, por lo general dichas personas sienten la necesidad de sacudir la(s) mano(s) y la(s) muñeca(s).

Cabe destacar que el dolor suele agudizarse al efectuar actividades cotidianas muy sencillas, entre las cuales podemos mencionar: conducir un automóvil, leer el diario o un libro, escribir o incluso sostener el teléfono.

Esto es ocasionado debido a la presión ejercida por las paredes inflamadas del túnel del carpo sobre el nervio mediano.

La pérdida de la sensibilidad en la distribución de dicho nervio puede ocasionar torpeza en la mano para agarrar determinados objetos o realizar actividades con la misma.

A propósito, si el nervio queda comprimido durante un tiempo prolongado, se puede perder la sensibilidad de manera permanente, atrofiándose la musculatura y ocasionando déficit motor.

Cabe destacar que las actividades que promueven la flexión de la muñeca durante un largo período suelen aumentar el hormigueo y la intensidad del dolor. Los calambres son también bastante frecuentes.

Algunos pacientes relatan que sus dedos se sienten hinchados o inútiles, incluso cuando la inflamación prácticamente no ha aparecido.

Casos más avanzados del STC

A medida que pasa el tiempo, los síntomas del síndrome del túnel del carpo pueden empeorar y las personas pueden empezar a sentir hormigueo también durante el día.

Es normal que la fuerza de agarre de la mano afectada se vea disminuída, haciéndose más difícil cerrar el puño, levantar elementos pequeños o hacer ciertas tareas manuales.

que es el sindrome del tunel carpiano

Algunos pacientes han relatado que la pérdida de la sensibilidad ha sido tan grande que no logran discriminar entre calor y frío al tacto.

Al no ser tratado, puede predominar el dolor y la parestesia en la zona que inerva el nervio mediano, extendiéndose al antebrazo, el codo e incluso el hombro.

Además, si no se recibe tratamiento, el síndrome del túnel del carpo puede empeorar con el tiempo y volverse crónico.

Esto puede conducir a trastornos motores, tales como la debilidad para mover los dedos y atrofia de algunos músculos de la mano (tales como los de la base del pulgar).

En los casos más avanzados, la sensación de debilidad de los músculos inervados por el nervio antes mencionado puede sentirse en la dificultad para manipular y sostener objetos.

Sostener un vaso, cerrar una tapa o incluso atarse los cordones de los zapatos pueden volverse tareas difíciles.

En hasta el 65% de los casos, este síndrome afecta a las muñecas de modo bilateral. No obstante, es muy común que una muñeca sea más sintomática que la otra.

Resumen de los signos del STC

A continuación, puedes ver un resumen de los principales signos de este síndrome:

– Entumecimiento en el pulgar y en los dos o tres dedos siguientes.

– Sensación de hormigueo en la palma de la mano.

– Dolor en la mano o la muñeca, de uno o de los dos lados.

– Dolor del túnel carpiano, que puede extenderse al codo.

– Parestesia en la mano, dedos, muñeca y antebrazo.

– Problemas con la coordinación y movimientos de precisión de los dedos.

– Debilidad en una o ambas manos.

– Torpeza de la mano al agarrar objetos.

– Agarre débil de la mano o dificultad para cargar bolsos, carteras femeninas, etc.

– Dificultad para efectuar ciertas tareas con la mano.

– Atrofia del músculo por debajo del pulgar (en los casos avanzados o crónicos).

Cómo saber si tienes el síndrome del túnel del carpo

Si desconfías que estás con el síndrome del túnel del carpo, es recomendable que acudas al médico para tener certeza.

sindrome del tunel del carpo

En primer lugar el profesional te preguntará acerca de tus síntomas y analizará todo tu historial clínico y tus antecedentes médicos.

Entre otras cosas, querrá saber cuándo sentiste dolor por primera vez, qué tan intenso era y dónde estaba exactamente ubicado.

También te preguntará acerca de qué actividad tienes, en especial si exige trabajos manuales.

Por último, hará un reconocimiento físico, examinando tus manos, y realizará un cierto número de exámenes.

A continuación puedes ver los más frecuentes.

Las pruebas físicas

Estas son las principales: 

– Verificar si hay debilidad en los músculos que rodean la base del pulgar.

Presionar sobre el nervio mediano en la muñeca, para ver si ello causa hormigueo o adormecimiento .

– Dar golpecitos en la parte interna de la muñeca para ver si ello causa dolor, hormigueos o una sensación similar a una descarga eléctrica en cualquiera de los dedos.

Flexionar y sostener las muñecas en determinadas posiciones para comprobar si hay adormecimiento o la sensación de hormigueo.

– Comprobar la sensibilidad de los dedos, tocándolos suavemente mientras el paciente mantiene sus ojos cerrados.

Las pruebas electrofisiológicas

Estos exámenes de la función del nervio mediano se hacen para ayudar a confirmar el diagnóstico y dilucidar la mejor opción de tratamiento en cada caso:

– Prueba de conducción nerviosa y electromiografía

Es posible que tu médico te haga realizar una prueba de conducción nerviosa y/o una electromiografía (EMG) del túnel carpiano.

El primer test determina la rapidez con que las señales eléctricas se mueven a través de un nervio periférico específico.

El médico pone electrodos sobre la piel, en varios puntos sobre el recorrido del nervio afectado. Cada electrodo emite un leve impuso eléctrico que estimula el nervio.

El tiempo que demoran los impulsos para ir de un electrodo a otro es registrada por el aparato, registrando de esta manera la velocidad de las señales eléctricas del nervio.

La electromiografía literalmente registra la actividad eléctrica muscular. Cuando los músculos están activos producen una corriente eléctrica significativa.

Esta corriente es generalmente proporcional al nivel de actividad muscular.

Una EMG puede ser útil en la detección de actividad eléctrica muscular anormal, lo que puede ocurrir en muchas patologías y condiciones, ya sean éstas primarias del músculo o secundarias a lesiones de los nervios correspondientes.

Con ambas pruebas se logrará detectar si los nervios y los músculos del brazo y de la mano muestran los efectos típicos del síndrome de túnel carpiano.

– Radiografías

Si tienes movimientos limitados de la muñeca, tu médico podría indicarte estudios de rayos-X de la misma.

Consideraciones finales

Hay tratamientos con ejercicios y masajes que pueden ayudarte a atenuar los síntomas.

Sin embargo, si el problema ya está en una etapa avanzada, puede ser necesario que acudas al médico para que te recete algún antiinflamatorio y/o analgésico para atenuar el dolor.

En situaciones extremas, puede ser necesaria la realización de una cirugía para cortar el tendón y liberar el nervio mediano, pero sólo un especialista podrá decirte si esto es necesario luego de hacerte diversos exámenes.

Bien, esto ha sido todo por hoy. Esperamos que te haya gustado esta entrada sobre qué es el síndrome del túnel carpiano, sus principales síntomas y cómo saber si tienes esta condición.

Si lo deseas, déjanos tus comentarios en el formulario al final de la página.

También puede interesarte:

Un tratamiento natural para el STC.

Cuáles son las principales causas de este síndrome.

¿Te gustó este artículo? Ayúdanos a divulgarlo, ¡gracias!

Loading...
12 Comentarios

Deja aquí tu comentario:

Antes de enviar una pregunta, lee nuestras Reglas Para Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *