Qué es bueno para las várices

Actualizado el 05/08/2017

En este artículo aprenderás qué es bueno para las várices y las arañitas vasculares. Son tips y consejos sencillos de aplicar pero a la vez muy efectivos.

Además, te enseñaremos cómo mantener las venas de las piernas saludables y a disminuir las várices de forma natural por medio de una alimentación equilibrada.

Quien padece de várices sabe lo horrible que es tener este problema. Además de lo antiestéticas que se ven, suelen ser bastante dolorosas e incómodas.

Ve dichos consejos a continuación y úsalos con constancia. Verás lo efectivos que son.

Ve ahora qué es bueno para las várices y las arañitas vasculares

– Piernas en alto

Como las várices son venas que se han debilitado y no tienen la fuerza suficiente para devolver la sangre al corazón, debemos ayudarlas para que lo logren.

Eleva las piernas por encima del nivel de las caderas cuando estés acostado(a), apoyándolas sobre una almohada.

Además, elévalas por encima del nivel del corazón durante unos 15 minutos tres o cuatro veces al día.

Esto realmente te ayudará a disminuir el dolor y la hinchazón.

– Movimiento

La vida sedentaria es uno de los factores responsables por la formación de las várices.

No es recomendable que permanezcas sentado(a) o de pie por mucho tiempo.

Si tu trabajo exige que estés en la misma posición durante un tiempo considerable, flexiona y estira las piernas durante unos dos minutos.

Esto se debe repetir cada media hora para dar buenos resultados.

Por otra parte, mueve los dedos de los pies dentro de los zapatos y, si puedes, camina un poco cada hora.

Este tratamiento te ayudará a mantener la circulación sanguínea de vuelta hacia el corazón y a eliminar las venas varicosas.

– Cajoncito

Si necesitas estar mucho tiempo de pie, coloca un cajoncito en el suelo para descansar un pie cada vez.

– Ejercicios

Hacer ejercicios suaves puede ayudarte a fortalecer los músculos de las piernas y hacer que la sangre circule normalmente.

La caminata o la natación durante 30 a 45 minutos diarios son un santo remedio para quitar las várices.

Estos ejercicios contraen las venas de las piernas, haciendo que la sangre vuelva hacia el corazón.

– Ropa holgada

Los pantalones muy ajustados dificultan la circulación sanguínea.

Es mejor que uses prendas amplias y de tejidos naturales, que permitan que la piel respire de forma apropiada.

– Piernas cruzadas no

Al estar sentado(a), evita cruzar las piernas, pues esto dificulta la circulación de la sangre de forma adecuada.

– Medias de compresión

Estas medias especiales, con ajuste de compresión, pueden ayudarte a deshinchar y aliviar las piernas, haciendo que la circulación sanguínea suba hacia el corazón.

También se conocen como medias de soporte para las várices y evitan que la sangre vaya hacia las venas más pequeñas y próximas a la piel.

que es bueno para las varices

Para finalizar esta primera parte, permítenos advertirte que no existen milagros, es decir, los resultados no aparecerán de la noche a la mañana.

Deberás tener paciencia y perseverancia en la aplicación de estos consejos para obtener los resultados esperados.

Cómo disminuir las várices por medio de la alimentación

Para mantener las venas de las piernas saludables, la dieta juega un papel crucial.

Una dieta equilibrada, con un bajo contenido de azúcares y grasas, y rica en fibras alimentarias, colaborará mucho. Y esto no sólo ocurrirá con la salud de tus piernas, sino con tu estado de salud en general. 

Además, si eres capaz de llevar una dieta saludable, en la cual haya un equilibrio entre la cantidad necesaria de vitaminas, minerales y otros nutrientes que tu cuerpo necesita, lograrás reducir considerablemente los síntomas de las várices, aparte de evitar su futura aparición.

Por otro lado, si combinas tu dieta con la utilización de remedios caseros y naturales, conseguirás aún mejores resultados.

A continuación compartimos contigo algunos consejos nutricionales que te ayudarán a mantener tus venas saludables e incluso reducirán los niveles del colesterol malo.

1 – Limita el consumo de calorías

Las estadísticas muestran que el 80% de las personas que tienen várices están excedidas de peso.

De este modo, consumir más calorías de las que tu cuerpo necesita no hará más que aumentar las probabilidades de que te aparezcan venas varicosas.

Recientes investigaciones científicas han demostrado que una gran cantidad de personas ha mejorado notablemente la condición de sus várices al perder apenas el 10% de su peso corporal.

Para poder bajar de peso debe ser creado un déficit de calorías, es decir, ingerir menos de lo que se gasta.

Esto puede lograrse mediante la reducción de la ingesta calórica de alimentos a fin de que sean consumidas las reservas de energía (grasa almacenada en el cuerpo).

Por otro lado, lo ideal es que distribuyas la cantidad de calorías que vas a consumir en el día en cinco o seis comidas reducidas.

De este modo, harás que se acelere tu metabolismo, haciendo que el organismo consuma mucho más energía.

Además, comer comidas sanas cada dos o tres horas reduce el antojo de alimentos poco saludables, como los dulces y la comida chatarra.

2 – Aumenta la ingesta de alimentos ricos en vitaminas

Las vitaminas son fundamentales para mejorar el aspecto de las várices y evitar que aparezcan.

La vitamina E y la vitamina C, por ejemplo, son necesarias para la producción de elastina y colágeno, los tejidos conectivos más importantes que colaboran para que las venas estén fuertes y tonificadas.

Además, la vitamina C estimula considerablemente la circulación sanguínea y es un excelente remedio natural para mejorar los vasos sanguíneos.

Este efecto se ve aumentado cuando se la consume junto con la vitamina E.

3 – Consume más fibras

Es importante hacer hincapié en la importancia del consumo de fibras alimentarias al hacer un tratamiento para las venas varicosas.

No podemos olvidar que las mismas juegan un papel determinante a la hora de prevenir la aparición de las várices y estimular la correcta circulación de la sangre.

Las fibras no pueden ser digeridas por nuestro cuerpo, por lo cual éste no puede absorberlas ni utilizarlas como energía.

Así, estos componentes vegetales resultan ideales para prevenir el estreñimiento, un factor frecuentemente asociado con la aparición de las várices.

Esto se debe a que el consumo de determinados tipos de fibras hace que las heces sean más suaves y voluminosas, permitiéndoles transitar mejor por los intestinos.

Por otro lado, hay algunos tipos de fibras que ayudan a absorver las grasas ingeridas, no permitiendo que las mismas entren en la circulación sanguínea.

De esta manera, al ingerir alimentos con fibra de forma habitual, no sólo mejorará el funcionamiento de tu sistema digestivo. También será estimulada la circulación sanguínea, lo que evitará la formación de nuevas várices y te ayudará a eliminar las que ya tengas.

4 – Aumenta la ingestión de agua

Pero recuerda que deberás beber por lo menos 2 litros de agua diariamente para que todos estos tratamientos y remedios naturales te den resultado.

El agua es el elemento que ayuda a distribuir todos los nutrientes por el cuerpo y, además, colabora en la desintoxicación y eliminación de todos los deshechos.

Pero recuerda que el agua debe ser pura y no puede ser sustituída por gaseosas, café o jugos artificiales, que sólo aportan calorías sin valor nutricional.

Bien, ha sido todo por hoy. Esperamos que estas informaciones sobre qué es bueno para las várices te hayan gustado y que los consejos que hemos compartido te sean de mucha utilidad para conquistar una mejor calidad de vida.

Muchas gracias por tu visita y, si lo deseas, déjanos tus comentarios al final de la página.

También puede interesarte:

Un método natural para tratar las várices.

Remedios caseros para las várices inflamadas.

¿Te gustó este artículo? Ayúdanos a divulgarlo, ¡gracias!

Loading...
4 Comentarios

Deja aquí tu comentario:

Antes de enviar una pregunta, lee nuestras Reglas Para Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *