Qué es artritis séptica

La artritis séptica, también denominada artritis infecciosa, es una enfermedad causada por la infección de una articulación por microorganismos.

Puede ocurrir después de una cirugía u otro tipo de trauma, o incluso debido a infecciones en otras partes del cuerpo, tales como una infección del tracto urinario o heridas en la piel, que pueden extenderse a través de la sangre a las articulaciones, especialmente cuando el sistema inmunitario está debilitado.




Puede afectar a cualquier articulación, pero principalmente a las más grandes, tales como las de la cadera, las rodillas o las manos.

En las personas mayores, los sitios más afectados son las articulaciones de la cadera y la rodilla, en particular cuando han tenido que hacerse una cirugía para colocarse una prótesis, por ejemplo.

que es artritis septicaQué es artritis séptica y cuáles son sus principales síntomas

A continuación puedes ver cuáles son los síntomas más frecuentes de este tipo de artritis:

– Dificultad para mover la articulación afectada;

– Hinchazón y enrojecimiento de la articulación;

– Sensibilidad y dolor (a menudo punzante) en la articulación afectada;

– Escalofríos y fiebre superior a 38° C;




– Dolor en las nalgas y los muslos;

– Dolor intenso al mover el miembro afectado.

Cabe destacar que los dolores pueden extenderse a otras articulaciones.

Factores de riesgo

La artritis séptica es más frecuente en los niños y en personas de edad avanzada con heridas infectadas en las regiones próximas a las articulaciones, pero además, suele presentarse en pacientes de enfermedades autoinmunes o preexistentes, como la diabetes o el cáncer.




Estos son los principales factores de riesgo de contraer la enfermedad:

– Edad superior a 60 años.

– Enfermedades que bajen las defensas.

– Infecciones de transmisión sexual.

– Diabetes.

– Artritis reumatoide.

– Uso de fármacos inmunosupresores.

– Cirugías.

– Inyecciones en las articulaciones.

– Consumo excesivo de alcohol.

– Uso de drogas, especialmente inyectables.

– Falta de higiene.

Tratamiento de la artritis séptica

Es importantísimo entender que esta es una enfermedad grave que tiene varias etapas de tratamiento que deben seguirse para una curación total y una buena recuperación.

La artritis séptica es curable y el tratamiento médico debe iniciarse en el hospital con antibióticos intravenosos, para combatir más rápidamente los microorganismos que están causando el problema y eliminar los síntomas.

Por otro lado, el especialista puede efectuar un drenaje de la articulación con una aguja para retirar el exceso de pus, lo que permitirá aliviar el dolor y disminuir la hinchazón.

Por lo general, la internación suele durar cerca de dos semanas.

Fisioterapia

Durante y después del tratamiento, a medida que la hinchazón y el dolor van disminuyendo, el especialista puede indicar un fisioterapeuta para iniciar ejercicios que ayuden a recuperar los movimientos de la articulación afectada.

Estos ejercicios deben mantenerse después de salir del hospital durante unas 4 a 6 semanas, de acuerdo con la indicación del fisioterapeuta.

Prevención

Proteje tus articulaciones más expuestas, como las de las rodillas y los codos, durante las actividades que impliquen riesgo de lesiones.

Trata rápidamente cualquier tipo de infección.

Posibles complicaciones

Un retraso en el tratamiento puede causar daños graves a las articulaciones, en ciertos casos permanentes, con pérdida de movimiento, lo que puede requerir el reemplazo de la articulación.

Además, puede ocurrir septicemia, el paso de la infección a la sangre, una afección potencialmente mortal.

Colaboración: Lucía, de Artritis y su tratamiento.

Bien, eso es todo por hoy, esperamos que te sean de utilidad estas informaciones acerca de qué es artritis séptica y cuáles son sus principales síntomas.

Si tienes artritis reumatoide u osteoartritis, te recomendamos que conozcas:

Un método natural para tratar la artritis.

También puede interesarte:

Jugos para la artritis reumatoide.


¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

Deja aquí tu pregunta o comentario:

ATENCIÓN: antes de enviar tu pregunta o comentario, lee atentamente nuestra Política de Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *