La homeopatía para dejar de fumar

El tabaquismo es una de las adicciones que producen más muertes a nivel mundial, aparte de causar numerosas enfermedades y la pérdida de la calidad de vida del fumador, sus familiares y las personas que lo rodean.

El tabaco no aporta nada de positivo para quien fuma, al contrario, lleva muchas consecuencias negativas para su vida.




Aparte de la pérdida gradual de la propia salud y de las personas de su entorno, el cigarrillo produce mal olor y ambiente sucio, gasto inútil y continuo, problemas sociales, familiares y laborales, obligando al fumador a apartarse del grupo continuamente para poder fumar.

¿La homeopatía para dejar de fumar puede ayudar al fumador?

homeopatia para dejar de fumarLa homeopatía puede ayudar al fumador de dos maneras:

1- Por un lado, puede aportar el equilibrio indispensable para enfrentar la ansiedad que por lo general se encuentra detrás de la adicción. Esto dejará al paciente más relajado y con mucho más ánimo para abandonar el tabaco.

2- Por otro lado, luego de haber empezado a abandonar el hábito, puede aliviar los síntomas derivados de la abstinencia.

Sin embargo, para que funcione, primeramente la persona debe haber tomado la decisión firme de dejar de fumar: si aún no lo ha hecho, será muy difícil que éste o cualquier otro método le de resultado.




En homeopatía, el conjunto de remedios cuyas características, tipología y dolencias / síntomas en que pueda ser aplicado se identifiquen con un determinado paciente, se denomina “Simillimum”.

Esto significa que, en el caso concreto de un fumador, el primer paso luego de haber decidido dejar el hábito será encontrar su Simillimum, o sea, identificar los remedios homeopáticos que serán capaces de ayudarlo a conquistar su objetivo.

Remedios homeopáticos para dejar de fumar

A continuación, compartimos contigo una lista en orden alfabética con algunos de los remedios homeopáticos más frecuentemente usados por los fumadores que han decidido abandonar la adicción o que ya han comenzado el proceso:

– Alumina: entre otras indicaciones, es recomendada para personas con la piel arrugada, pálida y aspecto envejecido, aparte de ayudar a mejorar la sequedad en la nariz (taponada) y el dolor de cabeza proveniente del catarro crónico.

– Anacardium orientale: es recomendado para personas que tienen mucha actividad mental pero que les cuesta tomar decisiones importantes, como dejar de fumar, por ejemplo.

– Caladium: entre otras indicaciones, se recomienda para calmar síntomas psicológicos, como la depresión resultante del abuso del tabaco. Además, ayuda a disminuir el deseo de fumar.




– Gelsemium Sempervirens: es recomendado para trastornos psicosomáticos que tengan origen emocional, con síntomas crónicos o agudos. Es especialmente indicado para personas temerosas de lo desconocido y sus consecuencias, en este caso, el hecho de abandonar el cigarrillo.

– Ignatia: es indicado para personas emotivas que tras un disgusto no logran exteriorizarlo, pudiendo padecer varios síntomas. Ayuda a frenar los atracones inoportunos resultantes del abandono del tabaco.

– Nicotinum: es indicado para aliviar los síntomas de la abstinencia del tabaco y debe ser tomado al iniciar la terapia. Además, produce aversión al tabaco y a su olor.

– Nux Vomica: es recomendado para personas irritables, irascibles, impacientes e impulsivas, con fuerte tendencia a los excesos de comida, café, alcohol, tabaco, etc. Tiene un poderoso efecto depurador y desintoxicante del organismo.

– Petroleum: entre varias otras indicaciones, se recomienda para personas miedosas, aprensivas y con poca fuerza de voluntad.

– Staphysagria: ayuda a mejorar el temperamento colérico e irritable derivado de la abstinencia.

– Sulfur: es indicado para personas con carácter extrovertido y amantes del buen vivir, frecuentemente con tendencia a las adicciones por tabaco y alcohol, que no logran poner en marcha ideas por falta de voluntad o pereza. Por lo general estas personas se vuelven gruñonas o egoístas cuando las cosas no salen como quieren.

– Tabacum: ayuda a aliviar las reacciones y síntomas físicos de la abstinencia del tabaco. También mejora los mareos en viajes, cuando hay un ambiente fumador. Debe ser tomado en la primera fase de la terapia.

Hay muchos laboratorios homeopáticos que tienen productos ya prontos para dejar de fumar, preparados con la combinación de varios remedios.

No obstante, siempre es recomendable que consultes un médico homeópata, pues éste es el profesional indicado para recomendarte los remedios más apropiados para tu caso en particular. De esta manera, el tratamiento será mucho más efectivo y el resultado aparecerá más rápidamente.

Colaboración: Santiago, de Cómo dejar de fumar.

Esperamos que te hayan gustado estas informaciones sobre la homeopatía para dejar de fumar.

Si quieres dejar de fumar rápidamente, te recomendamos que conozcas:

Un método natural para dejar de fumar.

También puede interesarte:

Los síntomas del tabaquismo.


¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

Deja aquí tu pregunta o comentario:

ATENCIÓN: antes de enviar tu pregunta o comentario, lee atentamente nuestra Política de Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *