La cirugía del túnel del carpo

La cirugía de descompresión del túnel del carpo por lo general se recomienda en los casos en que los medicamentos y la fisioterapia mostraron poca o ninguna mejora y cuando hay una gran compresión del nervio mediano.

El procedimiento es realizado por un cirujano ortopédico y es relativamente simple; en la mayoría de los casos, proporciona una cura completa y permanente.




Sin embargo, como ocurre con cualquier tipo de cirugía, siempre hay un pequeño riesgo de complicaciones, veremos eso más adelante.

Cómo es realizada la cirugía del túnel del carpo

Acirugia del tunel del carpo grandes rasgos, la cirugía del túnel carpiano es realizada haciendo una abertura entre la palma de la mano y la muñeca para cortar el ligamento que presiona el nervio mediano, causando síntomas tales como el hormigueo o la sensación de pinchazos en la mano y los dedos.

La cirugía se puede realizar con dos técnicas diferentes:

– Técnica tradicional: el cirujano hace una gran incisión entre la palma de la mano y la muñeca sobre el túnel carpiano y corta el ligamento para liberar el nervio;

– Técnica laparoscópica: el cirujano utiliza un dispositivo con una pequeña cámara adjunta para ver el interior del túnel carpiano y corta el ligamento a través de uno o dos pequeños cortes en la mano o la muñeca.




La anestesia puede ser aplicada en la mano, cerca del hombro o se puede optar por la anestesia general. De todos modos, independientemente del tipo elegido por el cirujano, el paciente no siente nada durante la cirugía.

Riesgos de la cirugía del túnel carpiano

La cirugía tiene algunos riesgos, tales como infección, sangrado, lesión del nervio y dolor persistente en la muñeca o el brazo, por eso siempre debe acudirse a un cirujano confiable y con experiencia.

En algunos casos, luego de la cirugía, los síntomas como hormigueo y sensación de pinchazos pueden volver.

Recuperación después de la cirugía

El tiempo de recuperación después de la cirugía para el túnel carpiano depende del tipo de técnica utilizada.

En la cirugía tradicional es por lo general un poco más demorado que en la cirugía laparoscópica.

Sin embargo, independientemente de la técnica utilizada, en el postoperatorio el paciente debe seguir estas recomendaciones:




Hacer reposo;

Usar una férula para inmovilizar la muñeca y prevenir el daño causado por el posible movimiento de la articulación;

Mantener levantada la mano operada durante 48 horas, para ayudar a reducir una posible hinchazón y rigidez en los dedos.

Después de la cirugía, el paciente puede sentir dolor o debilidad, lo que puede tomar desde varias semanas a algunos meses para pasar.

El médico puede indicar algunas sesiones de fisioterapia para el túnel carpiano y ejercicios para evitar que las cicatrices de la cirugía queden adheridas, impidiendo el libre movimiento del nervio afectado.

Además, es el médico quien deberá indicar cuándo el paciente podrá utilizar su mano para hacer actividades ligeras que no causen dolor o malestar y cuándo podrá volver al trabajo.

Colaboración: Giovana, de Tratamiento para el túnel carpiano.

Esperamos que estas informaciones sobre la cirugía del túnel del carpo te sean de bastante utilidad.

También puede interesarte:

Férula para túnel del carpo.

Síndrome del Túnel Carpiano nunca Más


¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

Deja aquí tu pregunta o comentario:

ATENCIÓN: antes de enviar tu pregunta o comentario, lee atentamente nuestra Política de Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *