La artritis en la espalda

Actualizado el 16/08/2017

Ya mencionamos en otras entradas que la artritis es una inflamación de las articulaciones y sus causas pueden ser las más diversas, dado que existen más de 100 tipos de la enfermedad.

Sin embargo, en el caso específico de la artritis en la espalda, ciertos factores pueden hacer que se desarrolle más fácil y rápidamente, como veremos más adelante.

Por otra parte, en especial las mujeres, pero también las personas en general que tienen el sistema inmunológico debilitado, pueden tener una cierta predisposición a desarrollarla.

Síntomas de artritis en la espalda

Los pacientes suelen sentir un dolor constante en la espalda provocado por la inflamación.

Esto hace que se sientan rígidos, con dificultades para girar o inclinarse y las actividades cotidianas pueden volverse un verdadero calvario, disminuyendo bastante su calidad de vida.

En muchos casos es posible observar un abultamiento o enrojecimiento de la zona afectada a simple vista.

Sin embargo, hay ocasiones en que el diagnóstico puede no ser muy sencillo.

Por eso el médico podrá solicitar desde exámenes de sangre y radiografías hasta exámenes más sofisticados.

Entre los mismos podemos  mencionar las resonancias magnéticas, tomografías computarizadas, gammagrafías óseas y mielogramas.

Los factores de riesgo y cómo prevenir la enfermedad

Aunque en la gran mayoría de los casos la artritis puede ser inevitable, hay algunas medidas preventivas que pueden ser tomadas para evitar su incidencia.

– La obesidad

Este es un factor que suele aumentar el riesgo de artritis en la columna vertebral, ya que el sobrepeso pone tensión justamente sobre la espalda.

Mantén tu peso sobre control y estarás eliminando este importante factor de riesgo.

– La debilidad muscular

Cuando los músculos que rodean a las articulaciones se debilitan, no logran sostener las mismas de forma apropiada.

Con los músculos fuertes, el riesgo de desgaste de las articulaciones disminuye bastante, por lo tanto, es importante que mantengas una buena rutina diaria de ejercicios.

Sin embargo, cabe destacar que los ejercicios deben hacerse con cuidado, pues si realizados en exceso pueden aumentar el riesgo de lesiones en la espalda.

De este modo, podrían convertirse en un factor de riesgo en vez de una solución.

– Los movimientos repetitivos

Hay ciertos movimientos, sobre todo laborales, que si realizados repetidamente durante períodos prolongados, pueden provocar lesiones en las articulaciones.

Intenta cambiar de posición con frecuencia y, en la medida de lo posible, descansa y haz ejercicios de elongación durante el día.

El tratamiento del dolor

Hay varias opciones de tratamiento médico que pueden ser utilizadas para aliviar el dolor de espalda ocasionado por la artritis.

Entre los mismos pueden mencionarse desde los medicamentos antiinflamatorios, hasta la aplicación de calor o frío y la ablación por radiofrecuencia (técnica utilizada para destruir los nervios afectados).

Sin embargo, también es posible tratar los síntomas de la artritis con recursos naturales, tales como ejercicios, masajes e incluso una dieta adecuada que ayude a disminuir la inflamación y fortalezca las articulaciones.

artritis en la espalda

Bien, esto ha sido todo por hoy. Esperamos que te sean de utilidad estas informaciones sobre la artritis en la espalda.

Muchas gracias por tu visita y, si lo deseas, déjanos tus comentarios al final de la página.

También puede interesarte:

Un método natural para tratar la artritis.

Dieta para la artritis.

¿Te gustó este artículo? Ayúdanos a divulgarlo, ¡gracias!

Loading...

Deja aquí tu comentario:

Antes de enviar una pregunta, lee nuestras Reglas Para Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *