Férula para túnel del carpo

Muchas veces el dolor, la sensación de hormigueo y la pérdida de sensibilidad en algunas partes de la mano pueden estar relacionadas con el trastorno conocido como Síndrome del Túnel Carpiano.

Dentro de la muñeca existe un conducto llamado “túnel del carpo”, por donde pasan los tendones de los músculos flexores, además del nervio mediano, responsable por la motricidad y sensibilidad de varios dedos (pulgar, índice, mediano y una parte del anular).




El túnel está formado por huesos de la muñeca (su piso) y una estructura de tejido conectivo muy resistente denominada “ligamento carpiano transverso” (su techo).

ferula para tunel del carpoEl síndrome a que nos referimos se trata de una neuropatía en la cual el espacio interno del túnel del carpo se ve reducida, por motivo de la inflamación de algún tendón o ligamento, ejerciendo presión y comprimiendo el nervio mediano.

Esta compresión del nervio es la reponsable por el dolor, hormigueo y entumecimiento de parte de la mano, muñeca y antebrazo, aparte de quitarle bastante fuerza al pulgar.

Hay varios factores que pueden ocasionar el desarrollo del síndrome, desde traumatismos o lesiones que hayan provocado hinchazón o inflamación en la muñeca, hasta la predisposición genética.




Los distintos tipos de férulas

Los médicos suelen indicar que se inmovilice la muñeca para tratar el síndrome y acabar con los síntomas.

Sin embargo, es importante saber distinguir entre las tres categorías de férulas que existen según la flexibilidad que tengan:

1 – Rígidas

Generalmente se utilizan cuando ocurren fracturas o esguinces graves, pues se requiere que la zona afectada sea inmovilizada completamente.

2 – Semirrígidas

Por lo general se utilizan cuando hay esguinces leves o para el tratamiento de algunas enfermedades o trastornos, como la artrosis y el síndrome del túnel carpiano.

3 – Flexibles

Suelen ser utilizadas para tratar el dolor de las articulaciones.

Para el tratamiento del STC, se utilizan las férulas de la segunda categoría, pues, pese a que son fabricadas con tela elástica, poseen una barriga rígida en su parte interna (por lo general de aluminio) que les da la rigidez que se necesita para fijar la muñeca en una posición correcta y evitar que se mueva libremente.

Cómo se utiliza la férula para túnel del carpo

Generalmente, el primer tratamiento para el STC recomendado por los médicos es la utilización de una férula para inmovilizar la muñeca en una posición neutra.




Para conseguir llegar a esta posición, se debe estirar el brazo afectado de forma tal que se forme una línea recta desde el codo hasta los dedos.

O sea, la muñeca no debe estar flexionada, porque esto podría ocasionar que se aplicase fuerza de manera errónea sobre el nervio mediano, algo que aumentaría el dolor y agravaría el problema.

En buena parte de los casos, el uso de la férula es realizado día y noche durante unas 6 semanas; luego de este período, es utilizada por 2 semanas más, pero sólo de día.

Lo esperado es que, al finalizar el tratamiento, los tejidos ya estén desinflamados y el dolor haya desaparecido, sin embargo, no siempre funciona.

Si el dolor y/o la inflamación permanecieran, será necesario tratar el síndrome de otra manera, como con actividades y ejercicios de rehabilitación, por ejemplo.

Además, en los casos más graves, en que otros tratamientos no hayan dado resultado, el médico puede recomendar como última alternativa la realización de una cirugía.

Colaboración: Giovana, de Tratamiento para el túnel carpiano.

Esperamos que estas informaciones sobre el tratamiento con férula para túnel del carpo te sean de utilidad.

También puede interesarte:

Entumecimiento de manos y dedos, ¿signo del STC?

Síndrome del Túnel Carpiano nunca Más


¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

2 Comentarios

Deja aquí tu pregunta o comentario:

ATENCIÓN: antes de enviar tu pregunta o comentario, lee atentamente nuestra Política de Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *