Cómo tener buen aliento

Actualizado el 28/05/2017

Si estás preguntándote cómo tener buen aliento, pues alguien te ha dicho que tienes mal olor en tu boca, es recomendable que primero descubras qué puede estar causándote la halitosis. 

Como ya comentamos en otras entradas, las principales causas de la halitosis son de origen oral, por lo tanto, deberías comenzar revisando tus hábitos de higiene buco dental.

En segundo plano están los problemas estomacales, pero representan menos del 10% de los casos.

Descubre ahora cómo tener buen aliento

como tener buen alientoSi sigues estos sencillos consejos, lograrás eliminar buena parte de los problemas orales que originan el mal aliento, lo que en definitiva mejorará tu salud y te proporcionará una mejor calidad de vida.

Anótalos e incorpóralos a tu rutina para tener buenos resultados:

1- Mantén una correcta higiene oral

Limpia tu cavidad bucal apropiadamente: un buen aseo de la boca, incluyendo la lengua, la encía y otras zonas, impidiendo la proliferación de las bacterias responsables por el mal aliento.

Además, te ayudará a prevenir enfermedades orales e incluso extraorales.

La reducción de estos microorganismos puede hacerse de dos maneras: mecánica y químicamente.

A- El control mecánico

Este control comprende no sólo el cepillado, sino también el uso del hilo dental, además de la remoción de la placa bacteriana y del recubrimiento de la superficie lingual.

Las personas que usan prótesis dentarias removibles, también necesitan hacer el correcto aseo de las mismas y no deben usarlas mientras duermen.

Es fundamental que te cepilles bien después de cada comida, desde tu encía hacia los dientes.

Usa el hilo dental como mínimo 2 veces al día, después de las comidas, para remover los restos de alimentos del espacio interdental. Este procedimiento impide el desarrollo de la placa bacteriana.

La limpieza de la lengua es importantísima, pues es una de las principales fuentes de halitosis.

El procedimiento es muy sencillo y puede ser llevado a cabo con un cepillo de dientes o un limpiador lingual de la siguiente forma:

1- Saca la lengua lo máximo que puedas, de tal forma que te sea posible acceder a la parte posterior de la misma, que es justamente donde se acumula la mayor parte de los residuos.

2- Pasa el cepillo (sin pasta) o el limpiador, barriendo desde adentro hacia afuera y enjuagándolo con abundante agua antes de pasarlo de nuevo. Repítelo varias veces.

 B- El control químico

Cuando el control mecánico no es suficiente, puede complementarse con el uso de enjuagues bucales que combatan las bacterias.

Pero se recomienda que no uses enjuagues que contegan alcohol, pues pueden resecarte la boca y resultar adversos.

Es más, hay enjuagues que sólo contienen sustancias que enmascaran el mal aliento y no combaten las bacterias.

Los mejores son los que contienen cloruro de zinc o dióxido de cloro estabilizado. Usa este tipo de productos una vez al día.

2- Visita a tu dentista regularmente

Debes hacerle una visita a tu dentista por lo menos una vez al año para mantener una excelente salud bucal y eliminar las caries u otras afecciones de los dientes y encías, además del sarro acumulado.

Es importante que comentes con tu odontólogo que tu consulta se debe a la halitosis, pues de esta manera él podrá enfocarse en solucionar tus problemas.

3- Ten cuidado con algunos alimentos y bebidas

Limita los alimentos órgano-sulfurados en tu dieta, tales como el ajo, la cebolla, el repollo y el brócoli. Dichos alimentos favorecen el desarrollo de la halitosis, no sólo de origen bucal, sino también estomacal.

Del mismo modo, el consumo exagerado de alcohol impacta el olor del aliento: ingiere bebidas alcohólicas con moderación.

Acerca del café, un estudio de la Universidad de Tel Aviv sugiere que reduce la concentración de compuestos sulfúricos volátiles en la saliva.

Sin embargo, hay gente que ha relatado que al consumirlo se ha agudizado su mal aliento. Lo que parece ocurrir en estos casos es que el café reseca la boca, lo que en definitiva causa mal aliento.

4- Debes evitar el cigarrillo

Ya está más que demostrado que el hábito de fumar produce mal aliento.

Por lo tanto, sólo tienes dos alternativas: o dejas el cigarrillo definitivamente, o higienizas tu boca siempre luego de haber fumado.

Recuerda que los productos para enmascarar el mal aliento no sirven de mucho en estos casos.

5- Evita la boca seca

La boca seca estimula la actividad de las bacterias responsables por el mal aliento, por lo tanto, debes hacer todo lo posible para aumentar la secreción de saliva.

Esto puede ser logrado de varias maneras: bebe agua con frecuencia, toma jugos de frutas cítricas (naranja, limón, pomelo, etc.), masca chicles sin azúcar, limita la ingestión de comida muy seca e intenta comer más frutas y ensaladas verdes.

Esperamos que estas informaciones acerca de cómo tener buen aliento te sean de bastante utilidad para mejorar tu salud y calidad de vida.

También puede interesarte:

Un método natural para eliminar el mal aliento.

Cómo combatir el mal aliento estomacal.

¿Te gustó este artículo? Ayúdanos a divulgarlo, ¡gracias!

Loading...

Deja aquí tu comentario:

Antes de enviar una pregunta, lee nuestras Reglas Para Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *