Cómo se cura la ansiedad nerviosa naturalmente

En primer lugar, precisamos tener una definición de ansiedad, saber qué significa y si en verdad puede ser considerada una enfermedad emocional.

Podríamos definir a la ansiedad como un estado mental caracterizado por el miedo, la aprensión, inquietud, malestar, inseguridad, extrañeza del medio ambiente y/o de sí mismo.




Quien sufre de ansiedad, suele sentir la sensación de que algo desagradable está a punto de suceder…

Es la consecuencia de la percepción de un peligro real o imaginario, que activa un mecanismo de auto-protección diseñado para advertirnos y protegernos del mismo.

Aprende cómo tratar la ansiedad nerviosaEs decir, la ansiedad es necesaria para sobrevivir y mantenernos sanos y seguros. Por lo tanto, no se trata de una enfermedad que deba ser eliminada.

El trastorno de la ansiedad nerviosa

Sin embargo, este estado mental tan necesario puede convertirse en un desorden emocional cuando la persona llega a ser física, psicológica y emocionalmente sintomática, siempre temerosa o perturbada por su causa.

La buena noticia es que, cuando la ansiedad se transforma en un disturbio, puede ser revertido con éxito. Es decir, es perfetamente posible volver a tener una vida normal.




Algo que debemos tener en cuenta es que producimos más o menos ansiedad por la forma como aprendemos a vivir e interactuar con el mundo que nos rodea.

Básicamente, la persona muy ansiosa vive con más estrés y miedo que otras.

Aunque la medicación pueda ayudar a disminuir los síntomas, nunca debe considerarse como una cura definitiva.

Una vez que se deja de administrar, si no se ha ajustado el estilo de vida, los síntomas volverán de nuevo, una y otra vez.

Aprender lo que es la ansiedad, lo que le hace a la mente y al cuerpo, cómo se produce y, lo más importante, qué podemos hacer para que deje de ser un disturbio emocional, es el camino correcto para resolver el problema.

Una vez que se ha aprendido a manejar la producción de la ansiedad, los síntomas desaparecen y deja de ser un trastorno.




Aprende cómo se cura la ansiedad considerada un trastorno emocional

El trastorno de ansiedad es totalmente reversible y hay varios tratamientos disponibles, aunque no todos son equivalentes.

Básicamente hay dos categorías: los que se centran en la reducción de los síntomas y los que abordan la eliminación de las causas fundamentales del disturbio.

Los tratamientos de reducción de los síntomas pueden ayudar a sentirse mejor en el corto plazo. Sin embargo, si no se abordan las causas de la ansiedad, el trastorno tiene el potencial para volver a presentarse.

En cambio, si enfrentamos con éxito las causas centrales de la ansiedad, no sólo estaremos garantizando una reducción de los síntomas, sino que podremos acabar con el disturbio de raíz, eliminando así la posibilidad de regresión.

Tratamientos naturales para la ansiedad

Aparte de la medicación para la ansiedad, existen algunas alternativas naturales que pueden ayudarte a controlarla y reducir sus síntomas.

Conoce las principales a continuación.

1- Practica ejercicios físicos

Una de las formas más comunes de tratar la ansiedad es la práctica de ejercicios físicos.

El ejercicio ayuda a hacer frente a los estados de ansiedad, ya que aumenta la producción de serotonina, una hormona que aumenta la sensación de bienestar y placer.

Esta especie de terapia para la ansiedad suele funcionar dependiendo del estado de ánimo de la persona, ya que no a todo el mundo le gusta hacer ejercicios físicos.

Caminar tres veces a la semana durante al menos media hora puede ayudar a lidiar con el trastorno.

El momento de la caminata, además de ser un ejercicio para el cuerpo, también puede ser utilizado para trabajar la mente, en forma de meditación activa.

Cuando andas, siempre piensas. Una caminata de media hora es un movimiento repetitivo y puedes usarlo para pensar en los puntos generadores de ansiedad que necesitas trabajar.

tratamientos naturales para la ansiedad2- Reduce el estrés

Las personas más propensas a la ansiedad necesitan reducir su estrés diario.

Para las personas más estresadas son muy recomendados los masajes con un enfoque oriental, buscando el equilibrio emocional, además de sesiones de acupuntura regulares.

El yoga y la meditación también pueden ayudar, pues le proporcionan al practicante la capacidad de aprender a controlar su mente y su cuerpo.

Este control, que se obtiene a través de una combinación de técnicas repiratorias, corporales y de meditación, tiene como resultado el aumento de la flexibilidad, el fortalecimiento de los músculos y la vitalidad, además de la reducción del estrés.

Muchos pacientes con estrés también pueden beneficiarse de tratamientos alternativos tales como la homeopatía y las flores de Bach.

3- Controla tu respiración

Para reducir las reacciones del sistema nervioso autónomo, debemos aprender a controlar la respiración.

Esto se puede hacer controlando el ritmo e inhalando lentamente por la nariz con la boca cerrada.

Al inhalar, deja que tu abdomen se expanda, en lugar de tu pecho.

Luego, exhala lentamente por la boca.

Esto se puede hacer en cualquier lugar, en cualquier momento. Además, cuando te encuentres en un entorno tranquilo, con la posibilidad de acostarte, puedes usar también una técnica de relajación.

La relajación combinada con la respiración diafragmática, sin lugar a dudas reducirá los jadeos, la taquicardia y el temblor, característicos de muchos problemas emocionales.

4- Evita los pensamientos negativos

En situaciones de ansiedad que se extienden por largos períodos, se recomienda que la persona evite los pensamientos negativos o catastróficos.

Debe intentarse dimensionar la gravedad de la situación, preguntándose si hay alguna forma alternativa de análisis.

O sea, se trata de ver si estás sobreestimando el grado de responsabilidad que tienes sobre los hechos y/o si estás subestimando el grado de control que puedes tener sobre los mismos.

Una vez evaluada la situación, debes reemplazar los pensamientos sobre el hecho que temes, en especial los negativos, por otros pensamientos.

Cada vez que un pensamiento negativo se inicia, debes reemplazarlo por otro pensamiento cualquiera, preferentemente agradable.

Esto ciertamente no es fácil de hacer, pero es posible y se trata de un aspecto importante. Ten en cuenta que los pensamientos y palabras negativas agravan la situación, intensificando las respuestas automáticas, tales como el malestar general y el descontrol de la respiración.

5- Ingiere triptófano y otros aminoácidos

Para controlar la ansiedad, come alimentos que sean una buena fuente de triptófano, tales como el plátano y el chocolate. Pero hazlo con moderación, para no aumentar de peso.

El triptófano es un aminoácido precursor de la serotonina, la llamada “hormona de la felicidad”, por lo tanto puede ser una buena medicina natural para la ansiedad.

Otra posibilidad de ingerirlo es en forma de cápsulas. Mejor aún si tiene junto vitamina B6 y magnesio.

Asimismo, hay otros aminoácidos que también pueden ayudar.

Estamos hablando de la taurina y la glutamina, que aumentan la disponibilidad de un neurotransmisor llamado GABA, que el cuerpo utiliza para controlar la ansiedad fisiológicamente.

Se pueden tomar en forma de cápsulas, pero sólo con la orientación de un médico especialista.

6- Toma tés para la ansiedad

También hay ciertos tés que pueden ayudarte.

La mayoría tienen sustancias que actúan como sedantes leves y pueden colaborar en el control de la ansiedad.

Las plantas más conocidas y estudiadas con esta acción son la pasiflora, la manzanilla, la melisa y la valeriana.

Si vives en un lugar en que no haya estas plantas, puedes conseguirlas en herboristerías, en forma de productos naturales para la ansiedad y el estrés.

Bien, por hoy ha sido todo, esperamos que estas informaciones sobre cómo se cura la ansiedad nerviosa te sean de bastante utilidad.

Si lo deseas, déjanos tus comentarios más abajo.

Si sufres de ansiedad o ataques de pánico, te recomendamos que conozcas:

Un método natural para vencer la ansiedad.

También puede interesarte:

Cómo superar la depresión de modo natural.


¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

8 Comentarios

Deja aquí tu pregunta o comentario:

ATENCIÓN: antes de enviar tu pregunta o comentario, lee atentamente nuestra Política de Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *