Cómo se contagia el herpes zóster

El herpes zóster, una enfermedad que se conoce popularmente como culebrilla, no es contagiosa, sin embargo, el virus que la produce (VVZ o virus varicela-zoster) sí puede ser transmitido.

La propagación ocurre por medio del contacto directo con el líquido de las lesiones de una persona enferma, algo conocido en el medio médico como infección por contacto.




Cómo se contagia el herpes zóster

Como el VVZ es el mismo virus que produce la varicela, si una persona que ha sido expuesta al mismo nunca ha tenido dicha enfermedad o no está vacunada, es posible que la desarrolle, pero en ningún caso le dará herpes zóster.

En otras palabras, el herpes zóster es una enfermedad sin riesgo de contagio para quien ya está inmune, o sea, para quien ya tenga anticuerpos formados por la presencia anterior del virus en el organismo.

como se contagia el herpes zosterIncluso en mujeres embarazadas que tengan herpes zóster, no existe riesgo de contagio de la enfermedad para su bebé.

Sin embargo, cuando la futura mamá aún no es inmune al virus y se contagia de varicela, en algunos casos puede ocurrir la propagación del VVZ a su bebé por medio de la placenta.

Como en estos casos la salud del bebé puede ser afectada gravemente, se recomienda que las personas con culebrilla no mantengan ningún tipo de contacto con mujeres embarazadas.

Debemos destacar que, a partir de la formación de las costras, o sea, cuando la enfermedad deja de estar activa, el paciente de herpes zóster prácticamente deja de ser propagador del virus.




En otras palabras, cuando ya no hay más ampollas, el riesgo de transmisión del virus es muy bajo.

Recomendaciones importantes para pacientes con herpes zóster activo

Si tienes herpes zóster y aún presentas ampollas, debes tener algunos cuidados.

A continuación puedes conocer los principales:

1- Mantén el sarpullido cubierto siempre, en especial cuando las ampollas se estén rompiendo. De esta manera, evitarás que el líquido de las mismas se derrame, algo que facilitaría la propagación del virus a las personas próximas.

2- Evita tocarte o rascarte las heridas, pues además de producirte daño, aumentarías el riesgo de propagar el virus con tus manos.




3- Lávate las manos con agua y jabón frecuentemente, en especial antes y después de tocarte las lesiones. De esta manera, no sólo evitarás la propagación del virus, sino también la infección de las heridas por bacterias.

4- Separa las toallas y los objetos personales que hayan tenido contacto con las lesiones y lávalos separadamente.

5- Mientras la enfermedad esté activa y no se formen costras, evita a toda costa el contacto con:

-> Mujeres embarazadas que aún no sean inmunes al VVZ, es decir, que nunca hayan tenido varicela o que no se hayan vacunado contra dicha enfermedad;

-> Personas con su sistema inmunitario debilitado, tales como las que tienen SIDA, las que estén haciendo sesiones de quimioterapia o las que hayan trasplantado algún órgano recientemente;

-> Bebés prematuros o que hayan nacido con un peso demasiado bajo.

Colaboración: Milton, de Tratamientos del Herpes.

Esperamos que te sean útiles estas informaciones sobre cómo se contagia el herpes zóster.

Si tienes herpes labial o genital, te recomendamos que conozcas:

Un método natural para tratar el herpes.

También puede interesarte:

El herpes en la garganta.


¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

Deja aquí tu pregunta o comentario:

ATENCIÓN: antes de enviar tu pregunta o comentario, lee atentamente nuestra Política de Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *