Cómo saber si tienes el síndrome del túnel del carpo

Si desconfías que estás con el síndrome del túnel del carpo, es recomendable que visites tu médico para tener certeza.

Para hacer el diagnóstico, en primer lugar tu médico te preguntará sobre tus síntomas y analizará tu historial clínico y tus antecedentes médicos.




Entre otras cosas, él te preguntará cuándo sentiste dolor por primera vez, qué tan intenso era y dónde estaba exactamente ubicado.

También te preguntará sobre cómo utilizas tus manos y qué actividad tienes.

sindrome del tunel del carpoPor último, hará un reconocimiento físico, examinando tus manos, y realizará un número de pruebas físicas.

Pruebas para el diagnóstico del síndrome del túnel del carpo

Entre las pruebas físicas más frecuentes que los médicos realizan para hacer un correcto diagnóstico están las siguientes:

– Verificar si hay debilidad en los músculos que rodean la base del pulgar.




– Presionar sobre el nervio mediano en la muñeca, para ver si ello causa adormecimiento u hormigueo.

– Dar golpecitos en la parte interna de la muñeca para ver si ello causa dolor, hormigueos o una sensación similar a una descarga eléctrica en cualquiera de los dedos.

– Flexionar y sostener tus muñecas en determinadas posiciones para comprobar si hay adormecimiento o hormigueos en tus manos.

– Comprobar la sensibilidad en tus dedos, tocándolos suavemente cuando tus ojos están cerrados.

Exámenes para ayudar a confirmar el diagnóstico del STC

Las pruebas electrofisiológicas de la función del nervio mediano a menudo se hacen para ayudar a confirmar el diagnóstico y dilucidar la mejor opción de tratamiento en tu caso.




Prueba de conducción nerviosa o electromiografía.

Es posible que tu médico te haga realizar una prueba de conducción nerviosa o una electromiografía (EMG) para ver si los nervios y los músculos del brazo y de la mano muestran los efectos típicos del síndrome del túnel carpiano.

Radiografías

Si tienes movimientos limitados de la muñeca, tu médico podría indicarte estudios de rayos-X de la misma.

Colaboración: Giovana, de Tratamiento para el túnel carpiano.

Esperamos que te haya gustado esta entrada sobre las causas del síndrome del túnel carpiano.

También puede interesarte:

Recomendaciones para evitar el síndrome del túnel carpiano.

Síndrome del Túnel Carpiano nunca Más


¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

4 Comentarios

Deja aquí tu pregunta o comentario:

ATENCIÓN: antes de enviar tu pregunta o comentario, lee atentamente nuestra Política de Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *