Cómo hacer una limpieza de colon en casa

Actualizado el 28/03/2017

La irrigación intestinal puede traer beneficios para quien padece de problemas como el estreñimiento o el SCI.

Sin embargo, muchos la confunden con la hidroterapia, procedimiento incómodo y desagradable que precisa ser realizado con aparatos especiales en un consultorio médico.

No todos saben que es posible hacer la limpieza de colon en casa de una manera muy sencilla.

Por qué es importante la irrigación de colon

Todas las toxinas liposolubles son enviadas al intestino grueso y, en ciertos casos, no logran ser eliminadas debido a la alta saturación del tracto intestinal.

Esto hace que sean reabsorvidas por el organismo y llevadas a la corriente sanguínea, ocasionando diversos trastornos.

Una limpieza de colon ayuda a eliminar estas toxinas que se han ido acumulando.

De esta manera,  se mejoran las funciones intestinales y se alivian muchas dolencias digestivas, tales como el estreñimiento.

Además, este procedimiento puede ayudar a reducir el riesgo de algunas enfermedades intestinales graves como el cáncer de colon.

Después de una sesión, por lo general las personas se sienten mucho mejor, pues sus intestinos recuperan la capacidad de absorver los nutrientes y eliminar los residuos tóxicos.

Cómo hacer la limpieza de colon de forma correcta

Para hacer la limpieza de colon en casa se puede usar una pera de goma, pero lo ideal es utilizar un irrigador intestinal, que es mucho más efectivo.

En la farmacia puedes encontrar varios modelos diferentes de dicho equipo de enema.

Estos son los pasos que deben ser seguidos:

1- Ensambla el irrigador intestinal conectando el tubo al tanque de agua y la punta de plástico.

2- Luego llena el tanque del equipo con 1 a 2 litros litro de agua tibia purificada (depende de la capacidad del irrigador), a aproximadamente 37 ° C.

3- Abre la llave de paso del equipo y deja que pase un poco de agua hasta que todo el tubo se llene.

4- Cuelga el tanque de agua a por lo menos 90 cm del suelo. De esta manera, se aprovechará la fuerza de la gravedad.

5- Lubrica la punta de plástico con vaselina o aceite de oliva.

6- El paciente debe adoptar una de estas posiciones: acostado de lado con las rodillas dobladas o acostado boca arriba con las rodillas dobladas hacia el pecho.

7- Introduce suavemente la punta de plástico en el ano en dirección al ombligo, pero ten cuidado para no forzar la inserción para no causarle daño.

8- Abre nuevamente la llave de paso para permitir la entrada del agua en el intestino.

9- Luego de terminarse el agua, retira la punta de plástico y el paciente deberá permanecer en la misma posición hasta que sienta un fuerte deseo de evacuar. Por lo general esto demora como máximo de 2 a 5 minutos.

De todos modos, es importante que se esfuerce para retener el agua por lo menos durante 20 a 30 segundos. Este es el único modo que la limpieza alcance las partes profundas del intestino grueso.

limpieza de colon en casa

Algunos consejos finales

– En los casos en que el paciente no logre evacuar con el enema de agua tibia, una buena solución es mezclar una taza de aceite en el agua.

– Se puede repetir el procedimiento de irrigación de 3 a 4 veces (sólo una vez al día) para limpiar completamente el intestino.

– Si han sido realizadas varias limpiezas de colon seguidas, es recomendable que se balanceen las bacterias intestinales tomando yogurt o algún suplemento con bacilos.

– Mucho cuidado con la alimentación antes y después de la irrigación. Lo mejor es que se evite comer productos lácteos o con muchas proteínas y que se aumente el consumo de fibras y verduras orgánicas.

– Deben ser ingeridos por lo menos 8 vasos de agua al día.

Colaboración: Isabel, de Cura del colon irritable.

Esperamos que esta información sobre cómo hacer una limpieza de colon en casa te sea de bastante utilidad.

Si tienes el intestino irritable, te recomendamos que conozcas:

Un método natural para eliminar el síndrome del colon irritable.

También puede interesarte:

Tratamiento del colon irritable con hidroterapia.

¿Te gustó este artículo? Ayúdanos a divulgarlo, ¡gracias!

Deja aquí tu pregunta o comentario:

ATENCIÓN: antes de enviar tu pregunta, lee atentamente nuestra Política de Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *